1. Mundogamers
  2. Analisis

Analisis Loading Human ,PS4

Problemas con papi.
Sábado 15 de Octubre de 2016 por Adrián Suárez Mouriño

El primer capítulo de Loading Human se descubre como una aventura gráfica traducida a la experiencia jugable de Playstation VR. Amanecemos en una estación de investigación futurista en el medio de un paisaje helado, estamos solos en la Antártida y solo nos acompaña una inteligencia artificial. Recorremos el espacio de juego encontrándonos con vestigios de nuestra vida pasada, una que recordamos. En nuestra soledad evocamos a nuestro castrador padre, a una mujer que amábamos y a una vida que no nos pertenece.

 

Estamos en el futuro, casi 200 años desde nuestro presente. El mundo está patas arriba, y nuestro papel en el asunto es ser una pieza más de un proyecto científico que a priori puede servir para la misma salvación humana, empezando por nuestro moribundo padre; pero eso da igual para nuestro protagonista, es un mero trasfondo para hablar de sus emociones, de la soledad, del amor y de la familia. Loading Human mantiene al jugador interesado en su desarrollo gracias a su protagonista, que aunque peca de ser excesivamente llorón, sabe apelar a nuestra condición humana. Si Here they lie aprovecha Playstation VR para potenciar la inmersión y que esta conduzca a situaciones de terror, Loading Human usa la visualización del volumen de los cuerpos de los PNJ para comprenderlos mejor, entenderlos y sentirlos de manera auténtica. Eso consigue que aunque la narración del juego sea torpe en comparación con títulos como Gone Home o Firewatch, sea suficiente para que la experiencia sea imponente en lo que respecta a sentirnos el protagonista que controlamos.

 

Loading Human es torpe en los controles y de gráficos pobres, pero consigue lo que se propone: que sintamos los pesares del protagonista a través de la experiencia de Playstation VR

 

En lo jugable hay que advertir que se requiere el empleo de dos Move. Cada uno de ellos finge ser una de nuestras manos y de nuestros brazos. Para movernos apuntamos hacia adelante con uno de ellos y pulsamos el botón central del mando, para girar la cámara apuntamos en diagonal hacia los lados y la cámara se mueve en esa dirección, para ir hacia atrás apuntamos hasta nuestra espalda y para coger cosas señalamos y pulsamos el gatillo. Si nos queremos agachar apuntamos hacia abajo y presionamos el botón correspondiente, y de manera similar pero opuesta nos levantamos.

 

Mientras que la historia y la narración funcionan gracias a la excelente inmersión que ofrece Playstation VR, hay que decir que la jugabilidad es tremendamente torpe. Caminar hacia un punto concreto e interactuar con él requiere de unos movimientos excesivamente robóticos, y si analizamos lo banal de la acción que hemos hecho en relación al esfuerzo realizado nos sentimos hasta tontos. Abrir un cajón nos obliga a agacharnos un poquito, movernos hacia adelante, agarrar un tirante y desplazarnos hacia atrás. Por fortuna, a medida que avanzamos en el juego y recalibramos la cámara de la PS4 conseguimos más pericia en nuestras acciones y Loading Human se hace mucho más llevadero así.

 

Concedeos tiempo asimilando cómo moverse por Loading Human, no es fácil conseguir que el personaje jugable haga lo que queremos que haga

 

Es por culpa de lo aparatoso de cada una de estas acciones que no se diseña ninguna especialmente complicada, ni tampoco ningún puzzle demasiado complejo reduciendo mucho la propuesta mecánica del título;todos acaban siendo del tipo: ve ahí y coge eso para ponerlo allí, lo que nos acaba conduciendo a tener que explorar habitaciones y mirar mucho. Por fortuna, Loading Human introduce en la inspección de los ítems un pequeño fragmento de voz que nos habla de lo que significa cada uno de ellos para nosotros; y lo gracioso es que aunque las mecánicas sean torpes nos acaba cayendo tan bien el protagonista que su historia nos interesa, y por lo tanto nos acaba gustando escudriñar el entorno, porque al hacerlo lo conocemos mejor.

 

Loading Human es una de las mejores maneras de adentrarse en la realidad virtual siendo absolutamente imperfecto. Tiene gráficos que parecen de Playstation 2, como la mayoría de juegos de Playstation VR, pero la sensación de inmersión en nuestro héroe y en el entorno está muy conseguida. Nos deja coger objetos con ambas manos, conocer a nuestro protagonista, resolver pequeños puzzles y no marea, su historia funciona y os encariñaréis de vuestro héroe mientras busca una fuente de energía capaz de evitar a la misma muerte, mientras añora un amor esquivo o recuerda lo mucho que odia a su padre. Le falta depurar su manera de movernos por el entorno y conseguir ofrecernos acertijos más complejos, pero si esta es la manera de construir aventuras gráficas en Playstation VR, a mí me parece genial, y llega con voces en español.

7
/ 10

<< Anterior Siguiente >>