1. Mundogamers
  2. Analisis

Analisis God of War Ascension ,PS3

Pan, circo y yogur griego
Lunes 18 de Marzo de 2013 por Jaume Esteve Gutiérrez

Embarcado en una franquicia superventas, con un título que ya se ha dejado ver en PlayStation 3, el trabajo de Sony Santa Monica no era fácil con este nuevo God of War. El hecho de apartarlo de la numeración oficial y convertirlo en una precuela ya levantó alguna que otra suspicacia en los foros de Internet donde seguidores de Kratos se temían lo peor: que fuera una entrega de rebajas ideada con el único fin de hacer caja.

 

Pero God of War Ascension sale airoso del envite y apuntando maneras en el modo online, gran novedad de la franquicia y que Sony Santa Monica introduce en esta cuarta entrega. Pero antes de llegar al apartado multijugador, hay que resolver el interrogante de la campaña principal, una que está pensada para entusiasmar a seguidores de la saga aunque no ofrezca demasiados elementos novedosos.

 

510f99b0-fa64-4378-a83a-1687b2217404

Encadenado, cual Django de Tarantino, comienza Kratos su cuarta aventura en consolas de sobremesa. Lo que viene a continuación es una sucesión de escenas digna de Michael Bay.

 

Bajo la premisa del fuego artificial y el espectáculo por encima de todo, God of War Ascension arranca de manera cuasi impecable. Los primeros capítulos del título nos los pasamos zurrándonos una y otra vez contra el primer gran jefe final en lo que se demuestra como toda una declaración de intenciones sobre lo que nos espera, y lo que ya hemos visto en la saga: pan y circo en su máximo esplendor.

 

El espectáculo llega a cotas tan altas que en determinados momentos sufre de uno de los peores males que aquejan a un videojuego: que no tengas ni idea de lo que está sucediendo en pantalla. Algunos combates sufren de este mal cuando el título sigue la moda de la serie de mostrar jefes finales de dimensiones colosales o ambientar las peleas en escenarios a grandes escalas, momento en el que Kratos y los esbirros de turno se mezclan en una nube de luces y explosiones de la que uno no sabe muy bien cuál va a ser el resultado final y se abandona a una suerte de combos y movimientos aleatorios para ver si tiene suerte y sale de ahí con vida.

 

510f99ae-5f94-4290-b6e6-1687b2217404

La variedad es uno de los aspectos que mejor definen a este título. Enemigos, ataques, villanos... No basta con dominar un registro sino que será necesario el buen manejo de varios de ellos para salir airosos.

 

Pero volviendo de nuevo al género, y tratándose de un juego relativamente largo para lo que propone en su metodología lúdica, God of War Ascension triunfa en su objetivo de no aburrir al jugador con un inteligente manejo de sus diversas mecánicas. Aunque el combate es la principal de todas ellas, los pasajes de puzzles o QTEs añaden variedad a la vez que otorgan la pausa necesaria para no terminar nuestra partida con los músculos del cuello agarrotados.

 

Es loable el trabajo del estudio en algunos aspectos puntuales. Por ejemplo, el diseño de enemigos y la variedad de los mismos. Desde los de más baja calaña hasta los jefs finales y los villanos de rango medio, God of War Ascension hace gala de un plantel realmente envidiable que obliga al jugador a replantear su táctica ya que lo que funciona contra unos rivales, no lo hará tan bien contra otros.

 

4fce54ad-aab4-48ec-aad5-260ab2217404

Las partidas al multijugador a ocho bandas son un soplo de aire fresco para un título cuya campaña, si te das un poco de vida, te puedes ventilar en una semana.

 

Lo mejor que nos ofrece el multijugador, del que ya hablamos hace unas semanas, es ese modo cooperativo a ocho bandas con dos equipos de por medio y que añade un componente táctico y de trabajo en equipo más que interesante más allá que el individual, que es una extensión de las mecánicas de combate de God of War trasladadas a un entorno de todos contra todos.

 

Si no eres seguidor de la franquicia, la historia de God of War no te importará gran cosa. Llegados a este extremo, se puede considerar un punto a favor en pos de lograr una experiencia sensorial que permite al estudio cerrar su paso por la tercera consola de sobremesa de Sony por la puerta grande: con una explosión de efectos que han dejado el listón muy alto y que, nos tememos, sólo podrán superar The Last of Us o Beyond.

7

/ 10


<< Anterior Siguiente >>