Análisis
Yuppie Psycho SWITCH

Swery y Ron Gilbert han tenido un hijo

Yuppie Psycho

Yuppie Psycho es un título maravilloso, inteligente, divertidísimo y muy bien escrito. Baroque Decay ha sabido construir una historia heredera de Deadly Premonition, The Secret of Monkey Island y hasta con algo de Silent Hill 2 si me apuras. Ha metido todo eso en una coctelera pixelada y les ha salido un juego riquísimo, intenso, repleto de ideas bien ejecutadas, con finalón y con una historia de esas cuyos enigmas siguen flotando por tu cabeza cuando apagas la consola. 

 

Yuppie Psycho se desarrolla en perspectiva cential pero pudiendo ver los cuerpos de sus protagonistas, como si fuera un JRPG. Es el primer día de trabajo de su protagonista, el primero de su vida. Llega a la empresa más importante del mundo. Alcanza el ascensor y sube de la planta baja al piso 10, el último. Allí no hay un jefe para recibirlo, sino una frase pintada con sangre en la pared: ¡mata a la bruja! Él no lo sabe, pero ha sido contratado como cazador. Tendrá que recorrer todas las plantas del edificio, conocer a propios y a extraños, sumergirse en la alocada y monstruosa cultura corporativa de Sintra, esconderse, evitar a monstruos, reírse muchísimo y también asustarse.

 

Yuppie Psycho maneja muy bien su tono, uno entre la pesadilla, el gore y el humor más imbécil y adorable

 

Vamos consiguiendo diversos objetos que, como si de un The Legend of Zelda o un Metal Gear se tratara, nos permiten ir llegando a zonas nuevas del edificio. Adquirimos nuevas habilidades, algunas de ellas secretas que facilitan accesos inesperados; pero nunca podemos atacar, ni golpear a nadie. Brian Pasternack, nuestro héroe, solo puede correr siempre con su maletín en la mano, refugiarse debajo de una mesa, hablar, usar objetos para solucionar acertijos (muy a lo Resident Eviil), y su ingenio, con unos diálogos acertádamente próximos a The Secret of Monkey Island. Y es que su jugabilidad es muy particular, es un poco aventura gráfica, un poco rol, un poco aventura, un poco terror... Todo muy bien engrasado, unido y hermanado.

 

Lo fabuloso de este cóctel es lo bien que empasta el inteligente humor del juego con su terror. Todo sirve para explicar lo irreal de lo que está ocurriendo en esta empresa. Algunos trabajadores aceptan la situación como si tal cosa, otros se han adaptado a ella, pero todos viven tanto aterrorizados como sobreviviendo con humor a lo que ocurre. Baroque Decay logra un tono fantástico, un equilibrio magistral entre muerte y risa, muy Deadly Premonition y muy Twin Peaks, pero, sobre todo, muy The Secret of Monkey Island. Y mira que le han salido copiones al humor de Guybrush, pero solo me he encontrado algo igual de bien hecho en este juego.

 

El terror corporativo de Yuppie Psycho deforma a sus protagonistas y los convierte en unos adorables monstruos

 

La aventura dura unas ocho horitas, pero querrás rejugarlo. La versión que he analizado es la recientemente aparecida para Switch en su condición de Executive Edition. Trae contenido nuevo con respecto a la versión original y, lo más importante, tres finales. Yo solo he llegado a uno y me ha encantado. Lo gracioso es que cuando llegué a él, y creí que lo había recorrido todo, accedí a una zona del menú en la que se recopilaban todas las cinemáticas del juego. Y me quedaban muchísimas por ver.

 

Porque la narración de Yuppie Psycho está repleta de acertijos, de personajes que no son lo que parecen, de habitaciones que no queda muy claro cómo abrirlas, de la encantadora y misteriosa Sintra, y con un trasfondo de lo que ocurre fuera de la propia empresa que apetece descubrir.

 

Los potentes píxeles, las excelentes escenas cinemáticas y un inteligentísimo uso de sonidos y músicas, funcionan muy bien en Nintendo Switch. De hecho, lo único que le puedo poner como aspecto negativo a este juego es que el port falla a veces. Me ha pasado que, en algunas zonas, la tasa de frames caía mucho y hasta tuve un crasheo. Sin embargo, al reiniciar la partida, los frames volvieron a estabilizarse. Es como si el juego no se llevara demasiado bien con el modo en suspensión de la consola.

 

En lo jugable, es cierto que hay algunas áreas que se han de superar a través del ensayo y del error y pueden llegar a frustrar un pelín, pero el juego lo usa para hacerte enfrentar a lo inesperado. Poca cosa, la verdad, y que no me ha impedido disfrutar muchísimo de este título hasta el final.

 

Si ya tenéis el juego original, esta Executive Edition, con más contenido añadido por el medio de la historia principal, más finales y otros ajustes, se desbloqueará gratuitamete. Pero si no conocéis este juego, id a por él en Switch. No os arrepentiréis ni lo más mínimo porque esto es juntar, muy bien, The Secret of Monkey Island con Deadly Premonition. Y si esto os suena bien, Yuppie Psycho os encantará. Para mí ha sido todo un sorpresón que os recomiendo encarecidamente. Por cierto, viene perfectamente traducido al español.

9.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
9
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Aventura

Distribuidor: Another Indie

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Yuppie Psycho, Baroque Decay
Catequesis

Catequesis

Lanzamiento: Ya a la venta

PC