Análisis
World of Warcraft: Legion PC

La Legión caerá.

World of Warcraft: Legion

A World of Warcraft se le pueden echar en cara muchas cosas. Que si los gráficos no han cambiado nada desde que nació, allá por noviembre de 2004; que si la creación de un personaje se vuelve repetitiva, que si a nivel 10 ya cansa eso de no hacer más que matar jabalíes... Pero hay algo para lo que nos toca quitarnos el sombrero, y eso es la perfecta adaptación de toda la historia que rodea al universo Warcraft en forma de MMORPG.

 

Empecé mis aventuras en WoW poco antes del verano de 2007 – año en el que, por cierto, empecé también a salir con mi primer novio, un enganchado al WoW. No duramos mucho. Lo cierto es que tiene un poco cara de múrloc... - pero lo dejé al poco tiempo para pasarme a un servidor no oficial. Sí, lo siento, confieso que he pecado. Culpa de mi hermano. Con mi segundo novio volví a reengancharme (pero en el no oficial, todo ilegal) y conseguí subir a mi Sacerdotisa hasta un nivel bastante pasable. Lo dejé, de nuevo, por 2010 (no a mi novio, que también, sino al juego) y no regresé hasta el año pasado, por poco tiempo.

 

¿Y por qué os cuento todo esto? Digamos que intento deciros qué tipo de jugador de World of Warcraft soy. Porque a día de hoy, podríamos diferenciar tres tipos: El primero, el que se ha mantenido fiel – o acaba de llegar – y juega prácticamente todos los días; el segundo tipo, más inestable y al cual yo pertenezco, juega por rachas y tiende a coincidir con la llegada de alguna novedad peculiar; y el tercero es uno que hace mucho tiempo dejó de considerarse jugador y ha regresado por una sencilla razón: Legion. O Legión, como prefiráis.

 

Antes de empezar con el análisis, si debo definir la nueva expansión del juego de Blizzard con una frase simple diría que Legion es el renacer de World of Warcraft.

 

La última expansión no sólo ha hecho regresar a los jugadores más veteranos, sino que ha atraído a muchos novatos. ¿Por qué?

Hay mucho que comentar acerca de lo nuevo del MMORPG más famoso del planeta (oye, Kysu, sin pasarse), aunque, la verdad hay algo que hay que mencionar por encima de todo, algo que ha sido, para muchos, motivo suficiente como para regresar y dejarse llevar y arrastrar por las garras de Blizzard. A muchos les costó salir, pero no les ha costado nada volver a entrar al enterarse de la buena nueva: Legion no es sólo el resurgir del WoW, sino que supone el esperado regreso de Illidan Tempestira.

 

El que una vez fue un Elfo de la Noche ha tenido muchos nombres, casi tantos como torturas ha tenido que sufrir. Una vez fue conocido como El Traidor, nombre que aún resuena en su mente al pensar en su hermano, Malfurion, quien nunca fue capaz de comprender su sacrificio. Legion no sólo nos sumerge de lleno en la historia de Illidan, sino que nos hace vivirla a su lado. Un punto a favor de esta expansión es que, además de acercarnos a uno de los personajes más valorados de todo el universo de Warcraft, nos mete de lleno en la trama y en el contenido nuevo: La Legión Ardiente está más activa que nunca, y permitir que se fortalezca supondrá el fin de todos los mundos.

 

No obstante, no todo está perdido. Illidan cuenta con el apoyo de sus Cazadores de Demonios, la nueva e interesante clase del juego. Una vez tengamos la expansión, podremos acceder directamente a esta nueva clase creando un nuevo personaje. Al seleccionar Cazador de Demonio, obtendremos un Elfo de la Noche o un Elfo de Sangre (dependiendo de nuestra selección) a nivel 98. Por otro lado, no olvidéis que la compra de la expansión incluye, además, la subida gratuita a nivel 100 del personaje que queramos. Ay, en mis tiempos sólo había hasta nivel 60, cómo cambia la vida...

 

Illidan es el protagonista absoluto de esta nueva expansión, y los Cazadores de Demonios traen el trasfondo más interesante

Al elegir a nuestro nuevo personaje a nivel 98, entraremos de lleno en la acción, cerca de Pico Inferno (no, hombre, el de Huesca no), en Mardum, el Abismo Devastado. Hace mucho, mucho tiempo, Sargeras creó Mardum, así como la piedra angular sargerita, para encerar aquí a los demonios. Pero, cuando el Titán arrasó con todo, los fragmentos de Mardum se expandieron por el Vacío Abisal, convirtiéndose este suceso en el nacimiento de la Legión Ardiente. Sargeras guardó la piedra en lo que queda del Abismo Devastado para que sea la “llave maestra” que nos lleve a todos los mundos de la Legión. Ése es el plan de Illidan, y así nosotros le seguimos.

 

¿Cómo? ¿Que esa historia os suena? Claro que os suena. Al llegar al Templo Oscuro, donde nuestro líder nos aguarda, comprobamos que éste ya ha sido derrotado por las Celadoras, quienes nos encierran... para siempre. No obstante, aunque parezca que esto es el final, no es más que el principio. Gul'dan se hace con el cuerpo sin vida de Illidan y la Legión llega a nosotros. Las Celadoras se han dado cuenta de que no pueden hacer frente a Gul'dan y a la Legión solas... Y aquí es donde empieza todo de verdad.

 

No voy a hablaros de la historia en sí, de toda la trama que comienza con nuestra liberación y la huida del brujo con el cadáver de nuestro líder. Porque eso sería quitaros emoción en vuestra propia aventura. Así que voy a centrarme en las novedades técnicamente hablando. Al principio, nuestro Cazador de Demonios tendrá tres habilidades, más pasivas y su racial. Cuando consigamos terminar la primera parte de nuestro asalto a Mardum, podremos elegir entre las dos especializaciones de clase: Venganza (tanque) o Devastación (daño). Antes de eso, al enfrentarnos a varios demonios ya habremos conseguido algunas habilidades bastante prometedoras.

 

La movilidad es la clave del Cazador de Demonios, y sus habilidades son muy poderosas, además de poder hacer frente a varios enemigos a la vez. Con Haz Ocular podremos acabar con nuestros adversarios sin problema, y una vez estemos al 100% en lo que a talentos y armas se refiere, no habrá quien nos detenga. Además, esta clase añade la habilidad del doble salto y planeo, además de Carga Vil, por lo que podremos cubrir grandes distancias y acceder a lugares altos con mucha facilidad.

 

El nuevo contenido de Legion no está nada mal y hay para todos los gustos

La nueva expansión de World of Warcraft va más allá de la historia de Illidan Tempestira y los Illidari. Tenemos nuevas misiones llamadas “misiones del mundo” para los niveles 110; Sedes de clase, un refugio especial para todo un mismo colectivo; y un nuevo programa de mazmorras y bandas para luchar contra la invasión demoníaca. Y eso es sólo una parte.

 

Nos encontraremos viajando a nuevas zonas: Val'sharah, los bosques que esconden la esencia más pura del druidismo; Azsuna (mi favorita), lo que queda de lo que una vez fue el hogar de los elfos; Tormenheim, hogar escabroso de los vrykul: y Monte Alto, donde tres clanes de tauren Monte Alto combaten contra los bárbaros. Hay mucho que hacer y poco tiempo, pero al menos ahora sabemos dónde estaban los Cazadores de Demonios y por qué se les saca de su prisión, por lo que podemos tirarnos de cabeza a las Islas Abruptas.

 

Armas Artefacto, mazmorras, Jefes del Mundo, misiones de clase... hay mucho que ver, mucho que conocer y mucho con lo que meternos de lleno en la historia de Azeroth. Quizás Legion debía haber llegado mucho antes, cuando enfrentarnos al Traidor en The Burning Crusade nos dejó con ganas de más; pero lo cierto es que llega en el momento justo. Esta nueva expansión es la excusa perfecta para volver a World of Warcraft, y los veteranos que no lo tengan claro no deberían perdérselo.

 

Blizzard ha conseguido lo imposible con este juego: Un MMORPG con gráficos que poco han evolucionado desde 2004 se convierte en una obra de arte. No sólo su estética y las cada vez más numerosas escenas cinematográficas en las misiones, sino por toda la trama y todo el trasfondo que nos bebemos con ganas de más en este Legion. Sólo espero que las actualizaciones siguientes se mantengan a la altura y que disfrutemos de esta maravilla por mucho tiempo. Esta vez sí estáis preparados

8.5
/ 10
12 de Septiembre de 2016 a las 16:30 por Kysucuac
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a World of Warcraft: Legion? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
League of Legends League of Legends
Informate de todas las novedades de League of Legends para pc, videos, imagenes y mucho mas.
World of Warcraft Warlords of Draenor World of Warcraft Warlords of Draenor
Nueva expansión del universo World of Warcraft que introduce nuevo contenido a sus fans para lograr una experiencia interminable. En esta oc...
World of Warcraft The Burning Crusade World of Warcraft The Burning Crusade
World of Warcraft amplía su mundo con Burning Crusade, una expansión que nos trae dos nuevas razas y todo un territorio que explorar. Junto a esto s...
Información
¿Tu nota? 5
9
/ 10
Valoración media de usuarios
2 votos

Género: MMORPG

Saga: World of Warcraft

Distribuidor: Blizzard Entertainment

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de World of Warcraft: Legion, Blizzard Entertainment
Juegos de la misma saga
Comunidad
Participa en el foro de World of Warcraft: Legion y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego
Sigue a Mundogamers en