Análisis
Watch Dogs 2 PS4

¡Lo hemos hecho, Patricio! ¡Hemos salvado la ciudad!

Watch Dogs 2

“Ahora que ha salido el tráiler de La Liga de la Justicia y tiene chistes, se está hablando mucho sobre cómo DC ha corregido su dirección, como si el tono excesivamente sombrío de Batman vs Superman fuese la clave de por qué no es una película tan buena”. Con estas palabras Evan Puschak, conocido en los internetes como The Nerdwriter, abría un vídeo donde argumentaba que el público, al hablar de la superproducción de Zack Snyder, no consigue ver el bosque por el árbol. El problema de Batman vs Superman, dice, no es tanto su seriedad como su pretensión, la necesidad casi enfermiza de un director que se pierde en la imagen y, en palabras de Puschak, da tanta importancia al momento que termina olvidando la escena. Watch Dogs 2 no está protagonizado por un tipo serio que se mueva por necesidad de vengarse. No es un título que prometa hablar sobre la sombra digital e, inmediatamente después, meta una trama de mafiosos que no tiene nada que ver ni con lo uno ni con lo otro. Pero jugando a Watch Dogs 2 veo que el problema va más allá. Vemos el árbol y no el bosque.

 

Marcus Holloway, Retr0 cuando se mueve en los círculos del hacktivismo, no puede saltar al vacío. Si camina hacia un borde y sabe que la caída le va a partir la crisma, se quedará mirando como si fuera Batman, pero no saltará. Aparece la opción, aparece el botón, pero coloreados en un rojo que indica alto al paso. No es una opción disponible, porque no es algo que una persona en su sano juicio esté dispuesta a hacer. Marcus Holloway, entonces, tiene a un Pepito Grillo en el hombro. Como los antepasados de Desmond, que no pueden matar civiles porque eso rompería la sincronía con los hechos reales, se marca ciertos límites. Uno, para ser preciso: no puede saltar al vacío. Pero si emerge de la base de Dedsec, el grupo hacktivista del primer Watch Dogs, ahora con más fuerza, más cabreados, y dispuestos a cazar a los malos que deciden trapichear con la libertad digital, y si como digo emerge de esa base, escopeta en mano, y se monta un Elephant a su estilo, pegando escopetazos al primer friki que se ponga delante de su mirilla, si mata a todo el mundo, sale a la calle y continúa abriendo fuego, recibirá un aviso de tus compañeros: Viene la policía ¡prepárate para la diversión!

 

Los civiles muertos ya tal.

 

575f385f-8f74-4478-a96f-7ecdb2217404.png

 

Cuando salió, Watch Dogs se antojaba como una obra genérica dentro de los límites habituales de Ubisoft. Parecía un trasunto moderno de Assassin’s Creed con la mentalidad de competir contra GTA, pero más allá de los bugs y su infame protagonista, no tenía nada de su parte que lo hiciese verdaderamente destacable. Se presentó como un Black Mirror interactivo, una obra sobre los peligros de la tecnología moderna, pero en realidad Watch Dogs es una franquicia sobre la hipocresía. Aiden era un criminal incluso más peligroso que aquellos contra los que estaba intentando vengarse, y ahora Dedsec se revelan como un grupo terrorista pero con memes. El objetivo de Marcus y compañía es exponer a las compañías que deciden utilizar la información de sus clientes para venderla al mejor postor, informar de las juntas directivas que sobornan y toman sobornos, desvían fondos y abusan del sistema. Es una venganza contra personas como Martin Shkreli, que compró el Daraprim y multiplicó su precio de mercado por sesenta. En resumen, Dedsec lucha contra la corrupción, pero por el camino dejan más muertos y emplean métodos más cuestionables que sus peores archienemigos.

 

Tiene sentido del humor y una cierta vitalidad, sí. De sus personajes y situaciones se deduce, y probablemente acierte, que con esta secuela querían corregir todos los problemas de la primera parte. Los coches siguen respondiendo de la misma mala manera que antes, pero todo lo demás parece más pulido. Hay más actividades, el hackeo da más juego, el sigilo es más satisfactorio gracias a la introducción del saltarín, un pequeño coche teledirigido con el cual infiltrarse e ir sorteando ciertos cortafuegos, y el cuadrirrotor, un dron hecho para escanear el terreno, localizar objetivos y puntos flacos de la seguridad. Es un Watch Dogs más satisfactorio, más próximo a esa idea del Assassin’s Creed del siglo XXI que algunos sugirieron con su antecesor. Pero el conflicto sigue ahí, aquella noción de que este es un monstruo de Frankenstein, que ese dron ya se había visto en Splinter Cell, que el sandbox, el menú, todo ello está cogido de GTA, que la ciudad se esfuerza por sentirse viva y dar opciones y todas ellas no parecen servir a otro propósito que la distracción sin sentido. Contenido por contenido, duración porque sí. Más sólido, desde luego, pero no por ello especial.

 

575f3867-60f8-437a-b378-7f71b2217404.png

 

Watch Dogs 2 es la historia de cómo un grupo de individuos tan reducido que se podría contar con los dedos de una mano decide que son la voz del pueblo y empiezan a actuar, hablando en plata, como les sale de los huevos. Roban coches, roban dinero de las cuentas bancarias de cualquier peatón que se encuentren, y no dudan en abrir fuego si llega la ocasión o deciden que no están de humor para ser sigilosos. Habrán demostrado que tal compañía vende información a tal otra, pero han dejado un rastro de cadáveres y destrucción de la propiedad pública que difícilmente les hará ganarse amigos. Incluso jugueteando con otros hackers son de gatillo fácil, y hablan de violencia e injusticia, de ocultar datos y violar la intimidad ajena mientras hacen eso mismo, siempre con una sonrisa y creyéndose superiores a los demás. No es novedad, y hay un término para esta clase de disociaciones: la disonancia ludonarrativa, pero Watch Dogs 2 ataca a sus propias intenciones de tal manera que cuesta no prestar atención. Ya en los primeros minutos oímos a Marcus quejarse de que el ctOS le haya catalogado de criminal potencial por actos que él todavía no ha cometido, pero lo que olvida es que minutos antes, justo antes de esa cinemática, estaba entrando de forma ilegal en un servidor, borrando todos sus datos, incluido un largo historial criminal, y luego salía partiéndole la cara con una bola de billar a cualquiera que se le cruzase. Nathan Drake sería un asesino, pero nadie intentaba ocultar que este hombre supiese cómo disparar un arma. Niko Bellic robaría coches, pero su historia es una sobre cómo el pasado y sus horrores jamás te abandonan.

 

Nos encontramos con una mutación bipolar, una obra entre la relativa corrección formal y la actitud caradura de su conjunto. Por muchos problemas que corrija, no es capaz de enmendar el más grave: que Watch Dogs no es una franquicia sobre el hackeo sino sobre sacar un fusil de asalto y matar gente. Se cree que está diciendo verdades como puños mientras repasa lo evidente y tropieza con sus propias palabras. Estará mejor diseñado que su antecesor, pero navega por aguas todavía más turbias. Es más divertido, más suelto, con más posibilidades que Watch Dogs, más dedicado y con menos downgrade, pero volvemos al principio porque el problema de Batman vs Superman no era su falta de humor. Watch Dogs 2 da lo mismo que tantos AAA, un rato decente y posibilidades, pero su falta de autocrítica introduce ideas preocupantes. Y por mucho que lo intento, no consigo ignorarlo.

6

/ 10

17
Comentarios
Comentar
    • sr Dayo creo que el juego nuca te empuja a asesinar a nadie puedes completarlo noqueando a los guardias y utilizando los gadgets que Marcus tiene a su disposicion pero a mi , como opinion personal me a parecido un muy buen juego
    • Buen analisis pero creo que Dayo cometió un error garrafal, se olvidó de juzgar los otros 3/4 del juego. Cualquiera que haya tocado este Watch Dogs lo sabe, nunca te obliga a disparar y pone TODO a tu disposición para que no tengas qué, así que el que va por ahí con un arma es porque esa es su decisión, no del juego; que hubiera estado bien crear esta aventura de forma que cancele las misiones al hacer algo indebido? Probablemente sí pero entonces estaríamos contra otro problema y es que recortarían libertad al ""Gta de Ubisoft"" y eso sería mucho peor para el juego porque una empresa tiene que rendir ciertas cuentas al público casual, un mal necesario. Y la palabra mágica: "disonancia ludonarrativa" creo que es al reves de lo que señala el análisis, este juego a diferencia otros, como dije antes, no te incentiva a matar y el mundo así como el transcurso de la historia están hechas para dar por sentado eso, porque Watch Dogs 2 es un juego de sigilo en su base. Es una lastima que Dayo se haya centrado tanto en algo metido como un extra y alrededor de lo cual no gira absolutamente nada.
      Y los jovenes idiotas que se creen mas iluminados que otros pero que al final con sus actos son funcionales al sistema opresor... acaso no son un reflejo de la realidad actual??
    • Cuando leo análisis como este pienso que al final tendrán razón las compañías en no proporcionar el juego antes a la prensa, porque lo que escribe aquí Dayo no es un análisis, es su opinión de lo que le parece el juego y luego le pone un 6 como nota, no basándose en la calidad del juego, más bien en sus gustos, y como no le gustó, se lleva mala nota.

      Repasando un poco, veo que le pone la misma nota que al Saints Row Gat Out of Hell y por lo tanto, quiere decir que estos dos juegos tienen la misma calidad, cosa que solo con mirarlos, vemos que por lo menos en gráficos, sonido, mapeado, jugabilidad está este Watch Dogs 2 muy por encima del otro. Es por eso que la nota de este juego tendría que ser de 8 como mínimo ya solo por lo técnico.

      Comenta cosas que las explica bien ExpoX7, como la historia y escuchándolo en el podcast, solo analiza del juego el mensaje del mismo, no el juego como tal. Dice lo de matar y robar, pero en el juego matas si quieres, te lo puedes pasar sin matar, ni robar dinero ni coches. Quieres seguir el rol de los personajes, tienes las herramientas, el drone, el saltarín y el Taser.

      En un momento creo recordar, en el podcast dice que si le quitaran las armas al juego ya sería mucho mejor, pero entonces se criticaría por la falta de opciones para afrontar las misiones.

      Para resumir, lo que Dayo hace y muchos otros en algunos medios no es un análisis, es una opinión personal y por lo tanto, no tendría que contar como análisis ni puntuarlo. Es simple, para puntuar algo, primero tienes que separarlo en varios apartados, es decir, gráficos, sonido, control, historia, etc… y siendo objetivos, la media de todos los apartados analizados daría como nota 8 o más.

      Si miramos en metacritic, 64 medios le dan 8 o más al juego, eso quiere decir algo, no que estén comprados, es que es la nota objetiva del título, no la nota de un fan.

      Ojo, que no todos los análisis de Dayo son malos, pero hay cosas muy raras como Virginia que le da un 5.5 (me parece correcto), pero luego se pasa en Firewatch dándole un 9 o el de Juego de Tronos de Telltale que le da un 8 cuando estos juegos de Telltale casi ni rozan el término juego, ya que son novelas interactivas y su apartado técnico es mediocre.
    • Solamente quería decir que el comentario de ExpoX7 me parece excelente y no entiendo como no ha motivado más debate.

      A parte de eso, no puedo entrar más porque no he jugado a ninguno de los 2 juegos de la saga. Siendo de Ubisoft uno puede esperarse lo peor, aunque por otra parte hay que saber controlar esos prejuicios. Nunca sabes cuando puede salir un buen juego de cualquier compañía, a pesar de todos los bodrios que hayan podido lanzar antes.
    • Antes de continuar, debo dejar claro que no he jugado a ninguno de los dos títulos. Seguramente todo mi comentario pueda responderse utilizando un conocimiento de los mismos que no poseo, ya que solo hablo de la impresión que me da el análisis, y puedo no haber sido capaz de ver el problema real (en este caso, con suerte podrá explicárseme).

      Continuamente te quejas de la hipocresía de sus protagonistas, pero no entiendo bien por qué esto es necesariamente malo. ¿Acaso no pueden ser realmente así, y listo? ¿Acaso no existen personas así? Por dios, de hecho, ¿acaso con esta clase de grupos no acaba siendo hasta lo normal?

      Dices esto: "Watch Dogs 2 es la historia de cómo un grupo de individuos tan reducido que se podría contar con los dedos de una mano decide que son la voz del pueblo y empiezan a actuar, hablando en plata, como les sale de los huevos. Roban coches, roban dinero de las cuentas bancarias de cualquier peatón que se encuentren, y no dudan en abrir fuego si llega la ocasión o deciden que no están de humor para ser sigilosos. Habrán demostrado que tal compañía vende información a tal otra, pero han dejado un rastro de cadáveres y destrucción de la propiedad pública que difícilmente les hará ganarse amigos. Incluso jugueteando con otros hackers son de gatillo fácil, y hablan de violencia e injusticia, de ocultar datos y violar la intimidad ajena mientras hacen eso mismo, siempre con una sonrisa y creyéndose superiores a los demás."

      Mi pregunta es simple: ¿por qué Watch Dogs 2 no puede ser esa historia? ¿Qué tiene de malo que lo sea?
      No creo que sea necesario que la trama explore la hipocresía (porque está claro que no lo hace, por lo que escribes) para que forme parte de los personajes que la guían. Tras eso, solo queda la historia mostrada desde el punto de vista de esos personajes: y para ellos son héroes. Quizá el juego no tenga preocupación alguna por hacer que te des cuenta de la hipocresía de sus actos, de las consecuencias de los mismos, quizá continuamente solo les haga caso a ellos.

      Pero eso, aun rebajando la calidad de la trama si no va más allá en algún aspecto, solo hace a esta intrascendente y falta de interés, pero sin que haya razones para afectar negativamente al resto de la experiencia (de igual forma que la simpleza e intrascendencia de la trama de Super Mario Bros no obstaculiza al juego brillar, pues no daña el resto de la experiencia).
      No consigo encontrar el verdadero problema (porque tú no hablas de una historia mediocre, sino de un aspecto que destruye todo el juego, de una disonancia insalvable que le quita el sentido a todo), en unos protagonistas que se creen heroes cuando en realidad son gilipollas. Aunque el juego no tenga interés en resaltarme tal hecho y simplemente le siga el juego a sus protas.
    • Buen analisis pero echo en falta que se hable sobre la jugabilidad del titulo,ya que no olvidemos que sigue siendo un videojuego y esto es el eje central en el 90% de los mismos.
En respuesta al comentario anterior:
    • Eso de que la jugabilidad es lo más importante en un videojuego es una mentaridad muy de 2007. Los tiempos cambian y los jugadores crecen. Ya no somos los mismos críos que se conformaban con ir por ahí pegando tiros y dando putazos a todo lo que se mueva.

      Un arte tan multidisciplinar como el de los videojuegos, no puede definirse sólo en jugabilidad, sino en la suma de sus partes.
    • Lo dijo rápido y conciso: es más sólida. Pero igual que mi amigo de acá abajo, aunque la jugabilidad sea un punto muy importante, es sólo un factor en la suma total del juego. Además que a nivel jugable apenas dice algo (aunque tampoco es que no lo haga muy poco).
    • Pero a mi tampoco me valdría que tuviera una historia del copón que ademas fuera consecuente con lo que cuenta y sus acciones si el gameplay del juego estuviese tan mal resuelto como en el primer Watch Dogs.
    • depende del contexto, en ICO sus controles son una mierda, pero es para reforzarte que eres solo un niño contra una fuerza poderosa oscura.
      Hablar mas a profundidad de la jugabilidad de WD 2 es dar vueltas sobre un mismo punto
    • depende del contexto, en ICO sus controles son una mierda, pero es para reforzarte que eres solo un niño contra una fuerza poderosa oscura.
      Hablar mas a profundidad de la jugabilidad de WD 2 es dar vueltas sobre un mismo punto
    • Los controles de Ico son buenos siendo consecuentes,manejas a un niño que apenas sabe manejar un palo de madera como arma,es lógico que sea torpe,pero esto no es lo que quiero decir,sino que apenas se habla mas allá de las sensaciones que despierta en el autor de la critica estas sensaciones negativas que le transmiten historia y personajes,y como digo es una parte del videojuego,pero no la única.
    • Más allá de la hipocresia y las disonancias está la diversión que proporciona un juego una vez te echas a la espalda los dilemas morales. En este sentido el primer Watch dogs me decepcionó enormemente por su descarado intento de ser una alternativa a Gta V y que el resultado estuviera muy por debajo de este, algo pasable si no se tratara de un producto de la poderosa Ubisoft. Aguanté con todo lo que no me acababa de encajar, como la nefasta conducción de vehículos, hasta que llegó una fatídica misión con una inevitable e insufrible persecución de coches. Ahí fué cuando me estalló en toda la cara la incapacidad de esta compañía para salirse del molde Assassins (con perdón de Far Cry) y no lo he vuelto a tocar.
      Por eso, cuando dices que otra vez han copiado incluso los menús de Gta, me pregunto porque no han copiado tambien la genial conducción de vehículos de Rockstar. Al menos nos quedaria la opciónde hacer el cabra por la ciudad. No estaba demasiado esperanzado con este título, vamos, que en mi caso será carne de segunda mano dentro de uno o dos años.
    • Bueno, al César lo que es del César, al menos es más sólido, aunque creo que esa hipocresía es una manera de decir que el bien y el mal es relativo, pero me parece un excusa barata para justificar esa disonancia que mencionas.
      Y al menos andaron con menos pretensiones, porque el primer juego era "mira que este es un tema profundo sobre la era digital, tenemos una sombra y eso, pero no importa, ten un arma y diviértete"ahora es "mira, es divertido ser un hacker, juega a ser un hacker".
      Al menos agradezco que al menos su popurrí fuera más sólido que su antecesor.
      Y supongo que el criterio que tomaste para poner el 6 es que es un juego genérico e intranscendental que aunque es más sólido,no mejora nada o...
    • Meh, este era el problema que más me preocupaba, que no arreglasen esa hipocresía de la historia. Hasta intentando ignorar sus problemas técnicos me costó sentirme cómodo en el juego, planteándome como héroe pero actuando como hijo de puta porque sí.
      Paso de la secuela y de la franquicia.
    • Menos mal que me encuentro con este análisis. No aguanté el primero y tanto positivismo con este casi me hace creer que habían solucionado alguno de estos problemas. Seguiré evitando los mundos abiertos de Ubisoft.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Assassin´s Creed Identity Assassin´s Creed Identity
Assassin's Creed vuelve a aterrizar en los dispositivos móviles iOS y Android para mostrarnos una nueva aventura. Esta vez se nos pone ante un RPG en...
Assassin's Creed Chronicles: India Assassin's Creed Chronicles: India
Continúan las aventuras de los asesinos con la nueva saga Assassin's Creed Chronicles, que esta vez nos lleva hasta la India. Assassin's Creed Chroni...
Assassin's Creed Chronicles: China Assassin's Creed Chronicles: China
Continúan las entregas de la saga basada en la guerra entre templarios y asesinos con una nueva serie llamada Chronicles. En ella encarnarem...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.2
/ 10
Valoración media de usuarios
55 votos

Género: Sandbox

Distribuidor: Ubisoft

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Watch Dogs 2, Ubisoft Montreal
For Honor

For Honor

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Rainbow Six Vegas

Rainbow Six Vegas

Lanzamiento: Ya a la venta

PS3 X360 PC