Análisis
Vane PS4

Un juguete bonito, pero roto

Vane

Una de las razones por las que hay que tomarse con pinzas las ferias y otras presentaciones es porque, a veces, se enseñan proyectos muy verdes. Pronto hará un lustro de la primera vez que hablamos de Vane, eran tiempos en los que PS4 todavía tomaba carrerilla, y supongo que el hecho de que su análisis salga en su sprint final es suficientemente significativo para entender hasta qué punto muchos nos habíamos olvidado de él.

 

Es difícil esconder los referentes del juego de Friend & Foe Games. A poco que uno empieza a ver paisajes oníricos y desérticos, subtramas con trasfondo religioso y un control deliberadamente tosco, los nombres salen solos. Inside e ICO sirven de clara inspiración, de guía para la construcción de un juego humilde que, por desgracia, no destaca en lo emotivo y directamente se estrella en el apartado del control.

 

Vane

 

Dentro de todo lo abstracto e interpretativo que es Vane, parece que trata de contar algo. Manejamos a un pájaro que puede convertirse en niño, y debemos ir sorteando distintos puzles que obligan a compaginar ambas formas. Con las alas podemos alcanzar zonas altas, tener una visión global de lo que nos piden los puzles y recorrer grandes distancias; con el pequeño movemos grandes pesos, activamos resortes y demás mecanismos que requieren algo más de peso y fuerza. Y la verdad es que no hay mucho más.

 

Al final, este exclusivo de PS4 no llega a las dos horas, un tiempo en el que tampoco aprovecha la duplicidad de sus mecánicas y prefiere tenernos entretenidos yendo de un lugar a otro. Sé que puede sonar algo duro, pero el total de puzles apenas llega a cuatro y si se alargan es por su peso narrativo, debido a que suelen consistir en activar mecanismos alejados entre sí o en mover grandes bolas metálicas del punto A al punto B. Quieren que sientas el esfuerzo del protagonista. Es algo visto en RiME, pero en Tequila Works te cuentan algo por el camino y no se alargan más de lo necesario.

 

Vane


Vane se maneja en términos más ambiguos e intenta suplir su indefinición con su arte, con paisajes que se construyen bajo tus pies mediante una animación basada en el stop motion que probablemente sea lo único que funciona junto a la música. Y con eso no basta. Porque sus fallitos vienen acompañados de problemas de rendimiento notables, que incluyen caídas de frames y bugs menores pero continuados, y un sistema de control que se convierte en dolor de cabeza en las fases de vuelo. Me he mareado llevando al pájaro, siendo la razón por la que lo he terminado en dos sesiones en lugar de en una.

 

Siempre es positivo que exista espacio para obras que traten de hacer algo distinto. Algo me dice que Vane lo intentó, pero surgieron más problemas de los esperados, y la ambición podría ser uno de ellos. Es un trabajo que se siente demasiado pequeño en comparación con sus referentes, y que se condena a sí mismo fallando en lo más básico: la experiencia del usuario. Sin embargo no es un desastre. Desprende una sensación de juguete roto obcecado en funcionar, y algunas veces lo consigue. Lástima que sean minoría.

5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Journey Journey
Journey nos propone un viaje espiritual de la mano de los creadores del título original Flower. En esta ocasión thatgamecompany nos s...
ICO ICO
Resuelve los puzzles o únete a las almas atormentadas para siempre. Encarna a Ico, un niño condenado al ostracismo y sepultado por ha...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
0 votos

Género: Aventura

Distribuidor:

Pegi: +12

Evento destacado