Análisis
Until Dawn: Rush Of Blood PS4

Satisfactorio y aterrador, pero el shooter sobre raíles puede aspirar a más.

Until Dawn: Rush Of Blood

Desde un primer momento ha quedado bien claro que Until Dawn: Rush of Blood tiene poco o nada que ver con el título de terror que causó un furor inesperado en 2015, o al menos, poco o nada que ver con la propuesta de juego y el tipo de terror que busca hacer sentir (y que consigue) al usuario. Perfectamente podría haberse quitado la parte de 'Until Dawn' del nombre salvo por un par de guiños, pero eso no es lo que toca debatir aquí. Until Dawn: Rush of Blood busca hacer sentir diferentes tipos de miedo de una forma u otra, y al igual que el original, sabe conseguirlo.

 

Rush of Blood es un shooter en primera persona sobre raíles, nada tiene que ver con un survival horror de exploración y toma de decisiones, y la parte 'sobre raíles' aquí es literal, ya que todo el juego transcurre en el asiento de una vagoneta, a lo largo de una montaña rusa que representa el primero de los miedos de muchos que quiere transmitir, y que consigue en cierto modo, únicamente gracias a la realidad virtual. No hay sensaciones físicas en las curvas y en los descensos, pero el aislamiento y la perspectiva engañan lo suficente al cerebro como para pensar que sí. Cuidado si eres de los que se marea en una montaña rusa normalita (sin necesidad de irnos a un Dragon Khan o a un Shambhala).

 

Como shooter sobre raíles que es, con su temática arcade de pantallas diferentes y puntuaciones, por supuesto se maneja mejor con un control de movimiento con el que poder apuntar 'de verdad'. A lo largo de los recorridos la misión es sobrevivir a oleadas de enemigos y disparar a todo tipo de objetos para hacer buenas puntuaciones, y si bien esto es más o menos posible con un Dual Shock 4 durante las dos primeras fases, en adelante se vuelve prácticamente imposible, al hacer que el movimiento de cada mano se corresponda con una mezcla de control giroscópico y un joystick para cada mano. Un lío de cuidado que se transforma en un control 100% intuitivo (aunque no exento de problemas con la calibración) con un PlayStation Move en cada mano.

 

57fe5d02-4a08-44cd-acd1-13e0b2217404

 

Y es un shooter divertido, intuitivo, retante, con numerosos secretos en cada fase, y (con perdón) acojona, bastante. Until Dawn: Rush of Blood basa su premisa principal en un miedo de unos pocos, la montaña rusa y la oscuridad que se mantienen durante todo el juego, pero cada fase tiene una temática concreta que funciona para ir cubriendo otros tantos tipos de miedos o ascos, fobias en general, como (cómo no) los payasos, los vampiros, la casquería, los espíritus, los demonios, o, AGH, las arañas, con algún toque de claustrofobia, miedo a las agujas, a los ascensores, algún guiño a películas como Poltergeist o Los Pájaros, y otros tantos que demuestran que, con la sugestión adecuada, todos tenemos algo de estos miedos dentro.

 

Rush of Blood es un tren de la bruja mucho más real de lo que uno se pueda imaginar. Por supuesto, se aprovecha de la perspectiva para incomodar y asustar con clásicos como las apariciones repentinas de imágenes de pesadilla, o el gran aprovechamiento del sonido 3D para hacer que algo viene por un lado, ver una sombra pasar, volver a voltear la cabeza y ¡BUARGH!, un susto que te hace saltar del sitio y vaciar un cargador al aire. Asusta más allá de esa primera impresión, asusta aunque ya sepas perfectamente lo que va a pasar porque tal inmersión genera incomodidad, y qué demonios, asusta de una forma de la que nunca había asustado un videojuego, el 'simple' hecho de la realidad virtual compensa con creces todo lo que puede llegar a hacer el clásico de jugar solo de noche, completamente a oscuras, en una gran pantalla y con el volumen bien alto.

 

57fe5d03-8cd4-46d7-80dd-13e0b2217404

 

No es una experiencia muy larga, pero da buenos motivos para volver una y otra vez si la pasión por las puntuaciones puede al miedo y los sustillos fáciles. Hay siete fases, cada una de entre 10 y 15 minutos de duración, cada una a superar después en varios niveles de dificultad y con bastantes secretos a los que disparar, con el siempre buen aliciente del pique de puntuaciones en los rankings de amigos.

 

Until Dawn: Rush of Blood no es un shooter sobre raíles especialmente profundo y no tiene mucho a destacar aparte de las diferentes temáticas y lo bien conseguido de su sensación de inmersión en la experiencia, pero es una buena primera piedra para cimentar el regreso del género que ya tuvo una segunda vida con Wii y PSMove y juegos como House of the Dead: Overkill o Dead Space: Extraction. Y con ejemplos tales en mente, no es difícil ver cómo se puede hacer algo mucho mejor con el género que un 'juego demostración' de la experiencia en realidad virtual. Satisfactorio y aterrador, si, pero necesitamos algo más.

6.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Until Dawn Until Dawn
Until Dawn fue una vez un título de terror destinado a PlayStation 3, pero tras un tiempo desaparecido renació como una de las exclus...
Alien Isolation Alien Isolation
Tras varios intentos fallidos con la licencia de Alien, The Creative Assembly nos propone algo muy similar a la idea original del film de Ridley Sc...
Outlast 2 Outlast 2
Regresa el terror y la tensión a través de una cámara con Outlast 2, donde volvemos a visitar el asilo Mountain Massive para t...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Survival Horror

Distribuidor: Sony Interactive Entertainment (SIE)

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Until Dawn: Rush Of Blood, Supermassive Games
Man of Medan

Man of Medan

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

The Inpatient

The Inpatient

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4

Hidden Agenda

Hidden Agenda

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4