Análisis
Two Point Hospital PC

Sean... pacientes.

Two Point Hospital

El día que mi disco de Theme Hospital dejó de funcionar en PlayStation, fue uno de los días más tristes de mi vida. Al menos dentro de lo que a las experiencias videojueguiles se refiere. Los títulos de gestión siempre me llamaron la atención, y aunque caí en muchos come-tiempos de Facebook, móvil y plataformas variadas, jamás ninguno llenó el vacío que me había dejado el juego de los de Bullfrog. Lo hablábamos hace poco: este título de 1997 nos trajo una fórmula que funcionaba a la perfección. Y es una suerte que Two Point Hospital haya querido mantenerla.

 

Si me preguntáis por Two Point Hospital, creo que no estaríamos hablando de una secuela, no tenemos aquí una continuación de Theme Hospital. Lo que ha hecho Two Point ES Theme Hospital, traer de vuelta a un clásico que funcionó y que sigue funcionando. Así que más que hablar de un Theme Hospital 2 estaríamos hablando de la remasterización de Theme Hospital. Es lo mismo, a grandes rasgos, y eso es muy bueno. Claro que también tiene sus puntos negativos, como todo en esta vida. Ahora es cuando me explayo.

 

5b5039d0-ee34-4345-a24d-1bb8b2217404

Viejo hospital con olor a nuevo

Nada más empezar a jugar a Two Point Hospital, ya te sientes en el juego de hace veinte años. El primer hospital que nos toca gestionar es prácticamente el mismo. Un solo edificio, tenemos que construir una consulta, y solo nos faltan los pacientes para Inflatoterapia. En este caso, los cabezones del hospital son Lumbreras, pacientes de una enfermedad que no parece tener mucho que ver con Twitter (o sí). Los Lumbreras tendrán que pasar por la Clínica de Lux para que les cambien esa bombilla que tienen en la cabeza por una cabeza de verdad, que, según la descripción, es completamente inútil, pero, bueno, algo es algo.

 

Tras las primeras lecciones en seguida nos daremos cuenta de que esto ya lo conocíamos. Tendremos un mapa para gestionar los distintos niveles y logros que nos darán recompensas. Por lo demás, es todo igual. Construyes las salas, colocas bancos, plantas, fuentes, máquina de aperitivos y bebidas, contratas al personal y esperas a que los pacientes sean atendidos. Al igual que en su predecesor, te acabas dando cuenta de que curar no es tan fácil como parece. Algunos pacientes tienen enfermedades raras de difícil diagnóstico y no tienen todas consigo a la hora de curarse. Habrá que seguir investigando y construyendo nuevas salas que nos permitan tener un hospital sin muertes. O al menos, con el menor número de muertes posibles.

 

Las mecánicas siguen siendo las mismas. Construir salas y colocar objetos es muy básico, contratar al personal y comparar sus habilidades también. Lo difícil es conseguir que todos estén contentos, que nadie se sienta mal pagado, y, sobre todo, que el hospital nos salga rentable. Un paciente curado es un paciente con dinero. A veces, mucho dinero. Y el dinero es lo que mueve el mundo, incluyendo el de los videojuegos. Para conseguir dinero habrá que curar a más pacientes, y a veces nos quedaremos cortos de personal y de espacio. De ahí que a partir del segundo mapa podamos ir comprando nuevas parcelas para ampliar nuestro hospital. En cuanto al personal…

 

5b87bcf3-682c-4d51-b6df-7725b2217404

De-formación profesional

Las salas en sí no nos incluyen demasiadas novedades. Cada una tiene sus objetos específicos, que además pueden mejorarse para que funcionen mejor, se estropeen menos y nos den más prestigio. Pero la gran novedad está en el currículum de nuestros trabajadores. Tanto bedeles y auxiliares como enfermeros y médicos contarán con distintas habilidades, siendo cada trabajador único. Aparte de sus puntos fuertes, tendrán espacio para obtener más formación. Entre las distintas profesiones se comparten algunas habilidades, como Diagnóstico o Inteligencia emocional. Así, un bedel puede enseñarle a un auxiliar esta última, y una doctora puede formar a enfermeros que requieran alguna habilidad. Por cierto, digno de mención eso de que se hayan eliminado los roles por género. Ahora podemos encontrar una doctora, o un doctor, un enfermero o una enfermera, lo mismo con los bedeles y auxiliares.

 

Para formar a nuestro personal necesitaremos salas de formación. Parecen prácticamente aulas porque el mobiliario básico está formado por un atril, un proyector y los pupitres. Podemos tener tantas salas como queramos para poder formar a distintos profesionales. Mientras en una sala se esté dando una clase, no podrá utilizarse para otra, de ahí que necesitemos más. Podremos formar a todos los trabajadores que tengan espacio en su perfil para la formación. Eso sí, un Doctor que no sepa Psiquiatría, no podrá aprender esta habilidad a nivel 3 directamente. Y cada nivel ocupa espacio. Con el tiempo, nuestros trabajadores ascenderán y ganarán nuevas características.

 

Es muy interesante el cambio que se ha dado en este sentido. Ya en su tiempo Theme Hospital tenía cabida para la investigación y nos mostraba que cada profesional, aun con sus puntos fuertes, podía contar con características no muy respetables en la medicina. Contar ahora con Cazafantasmas que se encarguen de los fallecidos es muy gratificante, por otra parte.

 

5b5039de-2308-4225-9dc1-1995b2217404 

El desafío de la medicina

Como en Theme Hospital, en este es importante la competencia. El hospital es un negocio al fin y al cabo, es importante que sea rentable y que nos coloquemos por encima de nuestros adversarios.  Aunque se sigue manteniendo la idea de competir con la inteligencia artificial, gracias a Steam podemos competir con nuestros amigos. Podemos lanzar distintos desafíos a los amigos que cuenten con el juego. Si sois unos antisociales y preferís no tener contacto con ellos, tranquilos, que de por sí el juego cuenta con un sinfín de desafíos.

 

Además de las exigencias propias de cada nivel/hospital, tendremos peticiones personales por parte de nuestros trabajadores, como conseguir que una consulta llegue a nivel 4 o curar a un cierto número de pacientes. Y también como en Theme Hospital, habrá emergencias. Podemos aceptarlas o no, y nos llevaremos recompensas incluso si no los salvamos a todos (hombre, si fallas estrepitosamente no te llevas nada bueno), en forma de dinero, reputación y la moneda especial del juego, kudosh. Estas monedas o puntos sirven para desbloquear nuevos objetos, como plantas diferentes, cuadros o la tienda de regalos.

 

Algunos desafíos nos exigen más que otros, y tendremos que estar siempre pendientes de que el hospital funcione a la perfección. A veces nuestro personal nos pedirá cazar a los molestos bichejos que pueblan el hospital y nos tocará hacerlo activamente con el cursor del ratón. Otras veces solo se pedirán ganancias, por lo que bastará con que nos quedemos mirando la pantalla. El juego no tiene un objetivo fijo por cada nivel, por lo que podemos volver a niveles anteriores siempre que queramos para jugar el tiempo que nos venga en gana.

 

5b5039dc-c698-415b-9bd1-1bb8b2217404

El problema de echar de menos Theme Hospital

Two Point Hospital es el sucesor de Theme Hospital, sin necesidad de añadir un “espiritual” a la definición. Esto es lo que queríamos que llegase a ser el juego original de avanzar hasta nuestros días, de recibir una remasterización. Sin embargo, precisamente por eso hay ciertos detalles que se echan en falta. Aunque el nuevo título de gestión sigue manteniendo el humor, nos falta el toque canalla que tenía Bullfrog en su momento. Quizás habría merecido la pena arriesgarse un poco más y traer más cambios. Bonito, eso sí, el detalle de que Sonic aparezca en la máquina recreativa que podemos desbloquear.

 

No quería añadir esto al análisis porque he estado jugando en un ordenador con unos cuantos años a sus espaldas, pero Two Point Hospital me ha dado algunos problemas de rendimiento. Se me ha quedado pillado, se ha ralentizado y he tenido que cerrarlo forzosamente un par de veces. La optimización del juego y sus bajos requisitos no deberían ser un problema para ordenadores más actuales, si bien más de un usuario me ha comentado por Twitter que le ha pasado lo mismo.

 

Quizás el peor punto que se pueda señalar es el de la música. No, no, la música es estupenda, muy relajante, muy música de hospitales y modo construir de los Sims. Sin embargo, la rutina del hospital se rompe con la figura de un locutor que de vez en cuando nos corta la música y nos habla desde Two Point Radio. Por otro lado, aunque el juego está en español, no se han buscado voces en nuestro idioma. No sabéis cuantísimo se echa en falta la voz  de la recepcionista en español. Quizás Two Point quiera añadir doblaje más adelante. Así que tenemos que pedir a nuestros pacientes que sean… pacientes.

8.5

/ 10

1
Comentarios
Comentar
    • Two Point Hospital es el resultado de coger a los antiguos trabajadores de Bullfrog, sentarlos en una mesa y preguntar "¿Qué mejoraríais en Theme Hospital?" ... "Venga, pues al lío".

      Han quantificado el prestigio, aquello que hacía que llenaras las salas de aparatos sin ninguna ventaja aparentemente palpable. Una sala bien equipada hará que el personal esté más satisfecho con el entorno y sus preocupaciones solo sean el sueldo, la comida, la bebida y el descanso xD

      De todas formas, en su subreddit hay buenas ideas que deberían ir pensando en aplicar en parches. Para mi, la más importante sería la de poder clonar salas: Llega un momento en el juego en el tercer o cuarto nivel, en que las colas para Consulta General se van de madre. Y quizás ya tienes 2 consultas, pero ves que vas a necesitar por lo menos 3, además de nuevas salas de diagnóstico. Puedes crear las salas rápidamente poniendo la mesa y el archivador, sí, pero y ese prestigio? Déjame clonar una sala con su buen prestigio 5 y colocarla, además de lograr un uniformismo que visualmente queda bien.

      Trucos de optimización que he leído:
      - Pon una silla en la farmacia. Así el personal no se irá cuando no tenga nada que hacer.
      - Nada de plantas en la enfermería, porque entretienen al personal.
      - La sala de fluidos es bastante top en diagnóstico.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.5
/ 10
Valoración media de usuarios
2 votos

Género: Gestión

Distribuidor: Sega

Pegi: