mundogamers
    • Análisis
    • The Walking Dead Season 2
    • 7.0
    • /
    • 10
  • PS4
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 8.0

        •  (9 votos)

Tell Tale Games no hacen distintos juegos basados en distinas franquicias. Todos son lo mismo desde The Walking Dead(TWD). Lo son la primera temporada de éste, la segunda, la que nos inicia como el lobo feroz de The Wolf Among Us; y presumiblemente, también la que comprenderá su visión de Juego de Tronos y Borderlands. La desarrolladora madura en línea recta, no prueba cosas distintas, sino siempre la misma, haciéndola mejorar. Riega la misma planta y ésta crece de una manera espléndida, pero no deja de ser esa planta, nunca otra.

 

Por cierto, cuidado con los spoilers, si no has jugado a la  entrega iniciática de la serie de zombies de TWD, deja ahora mismo de leer. ¿Lo has hecho, has jugado ya a una de las mejores aventuras gráficas de la generación que se va? Perfecto. Vamos allá.

 

La primera temporada de TWD te hacía decidir, con la pesada carga de que una mala elección supondría la muerte de Clementine, la única criatura que te recordaba que aún éras un ser humano. Así, cada persona a la que salvar o matar, cada lata de comida que guardar o desperdiciar, tenía un valor tremendo. El juego te hacía preguntarte ¿Este tipo ayudará a Clem si yo no no estoy? ¿Si mato a esa persona, el mundo sera uno mejor para Clementine? Algo muy parecido a la sensacional parte de Heavy Rain en la que encarnabas al padre. Es muy fácil decidir por ti mismo temas que sólo te afectan a ti, pero cuando la seguridad de alguien indefenso pesa sobre tus hombros, la cosa cambia.

 

Pero Lee ya no está. Clementine está sola en un mundo desastrado, y tiene que seguir adelante.

 

Tenía mucha curiosidad, y ganas, de disfrutar de la segunda entrega capitular del The Walking Dead de Tell Tale Games y hablar de ella, pero quería hacerlo habiendo disfrutado también de los capitulazos iniciales de The Wolf Among Us ¿Y sabes qué? Bigby y Clementine son la misma persona, como dos reflejos distintos que proceden de la misma imagen.

 

Tell Tales Games, como ya he dicho, avanzan en línea recta. Tras haber aprobado con nota la creación de un padre protector como lo fue Lee, ahora indagan en el nacimiento de un superviviente en una sociedad que no les es propia. Si has leído mis análisis sobre The Wolf Among Us, habrás visto que he repetido abundamente el concepto de que él es el lobo feroz y todos los demás son corderitos tontos. No te lías a mamporros con todo bicho viviente porque eres demasiado fuerte, es una lucha tan absurda, abusiva y desigual que contienes tus ganas. Con Clementine sucede algo parecido, sólo que se sabe débil e insignificante, pero más lista que nadie. Hasta ella lo dice en un momento: Somos más listos que ellos, lo único que tenemos que hacer es no ponernos a su alcance. Parece que se refiere a los zombis, pero habla de los humanos.

 

Como jugador puedes encarar a Clementine de tres maneras: como una niña herida, como una fría cría manipuladora que consigue lo que quiere apelando al paternalismo de quién la rodea o como una adolescente con una madurez nacida a base de patadas en el culo. Aunque también hay una cuarta opción: que lo mezcles todo y te formes a tu propia Clementine, o que matices tu personalidad con detalles de todas estas ramas. Pero todas ellas buscan lo mismo, que consigas sobrevivir utilizando a las personas de tu entorno que, intelectualmente, son inferiores a ti.

 

Siendo Bigby haces algo similar. Necesitas a las personas de tu entorno para resolver un crimen, y éstas son, físicamente, inferiores a ti. De ti depende modelar tu personalidad para lograrlo. Para ello, también se habilitan líneas claras de personalidad, para que rolees como quieras a tu héroe.

 

Eres más lista que ellos. Tienen miedo, más que tú

 

Lo interesante de jugar con Clementine es que aunque sea una especie de Bugs Bunny más listo que el hambre, sigue siendo una mocosa que cualquiera puede matar de un bofetón. Ni siquiera puede disparar un rifle sin que el retroceso la mande a China de un empujón de pólvora, por lo que si alguien llama a su puerta y entra, llegará hasta la cocina aunque a ti, jugador, no te guste la idea. Además, recuerda que el juego se ha encargado de decirte que tu fuerza está en tus palabras, pero que si fallas en las respuestas, éste te castigará en el futuro.

 

Aquí es donde entra la grandeza de Tell Tale Games y el agradecimiento a que se tomen sus diferentes, pero iguales, historias como se las toman. Aunque lo parezca, no estoy criticando que avancen de la mano en todas sus narraciones, en realidad lo aplaudo. La desarrolladora consigue exprimir un mismo concepto hasta dotarlo de muchos matices interesantísimos; porque con estos títulos lo importante no es lo que se cuenta, sino cómo se cuenta y cómo has de reaccionar a esa metodología, siendo tú el tipo que tiene el mando en sus manos.

 

Y es en esas conversaciones tensas es las que se compone una maravillosa partida de póker que es un placer perder. El juego te invita a que cojas un arma para zanjar las cosas de sopetón, pero no lo haces porque eres una niña y el un hombre que te saca cuatro cabezas; sigue hablando, Clem pero con mucho cuidado. No cojas ese cuchillo, Clem, por mucho que intentes llegar a su corazon no conseguirás ni magullar su carne.

 

Así han conseguido resolver una complicada papeleta. En esta segunda temporada tenían que mostrar a una niña débil; que lo es físicamente, pero a la vez trasladarle a ella los pensamientos y actos de un jugador maduro. Es decir, Clementine ha de seguir siendo Clementine, pero también tiene que ser el jugador. Es mucho fácil meter al usuario en la piel del protagonista que encarna cuando éste se parece a él. Con Lee la conexión fue automática, yo también soy alguien adulto que es consciente de que si se topa con alguien como Clementine va a querer socorrerla ¿Pero cómo voy a transformarme en Clem? ¿Qué haría si fuera una preadolescente en un mundo postapocalíptico? Pues mira tú; haría lo mismo que ella, no meterme en problemas e intentar solucionarlo todo hablando.

 

El cambio de protagonista modifica el tono del juego, de manera acertada.

 

Sin embargo, el propio título a veces parece no recordar a quien encarnas, pidiéndole cosas imposibles para alguien de su edad; como que salve a un tipo del asedio de cuatro zombis en pleno campo abierto y desarmada. No soy Lee, no soy Bigby; soy Clementine ¿recuerdas? Haciendo muy difícil y artificial la construcción de esos cliffhanger que tan bien funcionaron en la primera temporada. Lee podía empuñar un rifle, apuntar y acertarle en la cabeza a quien quisiera, Clem, como ya he dicho, no.

 

Yo ya he jugado a los dos primeros capítulos de la segunda temporada de The Walking Dead y si tengo que compararlos con los de la primera, diría que son más descafeinados. Ahora mismo, debido a querer tratar igual a Bigby que a Clementine, gana el primero, gana el lobo, porque es en éste en quien se han inspirado para construir a la nueva niña. Hay momentos magníficos como el de la tensa conversación que antes he descrito, pero con ella conviven decisiones mal planteadas que se escapan de lo que una niña puede afrontar. Es entonces cuando la desarrolladora comprende que la protagonista es una cría y le entrega decisiones a su altura. Y tampoco lo hace bien. Hay una muy ridícula en el segundo episodio que se podría resumir en ¿A quién quieres más, a papá o a mamá?.

 

Toca ahora ver los derroteros por los que tira el tercer episodio, uno en el que resulta fundamental que se separen en dos caminos muy diferenciados el investigador de Fábulas y la niña de The Walking Dead. Como he dicho, En Tell Tale Games trabajan en línea recta. Con ello han conseguido presentar, de un modo muy parecido, a dos personajes totalmente distintos. Ahora es el momento de avanzar, bifurcarse y moverse en senderos separados. Sin ninguna duda, el episodio intermedio de la segunda temporada, será el que decida si toda ella es maravillosa o un título divertido pero sin la magia de la primera temporada. Vamos, Clem. Eres más lista que ellos, remata tu historia como se merece.

 

(Versión analizada: PlayStation Vita)

    • Acerca de Adrián Suárez Mouriño
    • Nací seguero, pero los cielos azules de Soleil pronto se estropearon por culpa de un sueño raro. Puedes encontrarme tuiteando bajo el pseudónimo de @Nuevebits

  • Adrián Suárez Mouriño
7.0
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema

La opinión de...
Colaboradores
Confesiones de un padre jugón

Por: Rafa del Río

 

Buenos días, me llamo Rafa, tengo 35 años y soy padre, adicto a los videojuegos y, ya puestos, calvo. Lo de calvo es de hace poquito, p...


Leer más
Sigue a Mundogamers en

 

Encuesta
¿Quién es tu héroe de Hearthstone?