Análisis
The Missing XONE

Tu ausencia me rompe

The Missing

The Missing: J.J. Macfield and the Island of Memories es un título especial. Recurre a una construcción mecánica tétrica y morbosa para basar su relato, sus puzzles son sórdidos y sus escenarios pasan de lo hermoso a lo desagradable. Es decir, The Missing es puro Swery65, y no defrauda.

 

El juego advierte desde el principio de su carácter explícitamente violento y gore. Manejamos a una protagonista que cuenta con la habilidad de partir su cuerpo en trozos, arder y luego recomponerse. Adquiere estos poderes tras morir, siendo otorgados por un extraño ser demoníaco, animal y demente.

 

El punto de partida de la historia se produce en una isla misteriosa, la ‘island of memories’ a la que se refiere el título del juego. J.J. Macfield viaja hasta allí con su pareja. Ambas se quedan dormidas y ella desaparece. J.J. sale corriendo a su búsqueda. Le espera un largo viaje repleto de puzzles ambientales que se soluciona sufriendo, sangrando y desmenbrándonos.

 

5c07899d-f17c-4c60-8702-2064b2217404.png

La ambientación de The Missing es hermosa y desagradable, a la vez

 

Pasar por un agujero pequeño se consigue cayendo desde un lugar alto, rompiéndose en piezas y siendo solo una sanguinolenta cabeza que repta con lengua y rueda. Para conseguir alcanzar un objeto ubicado en un punto elevado, tendremos que arrancarnos un brazo y lanzarlo. En caso de que nos interese eliminar las zarzas que nos impiden avanzar, tendremos que hacer arder nuestro cuerpo y trasladar el fuego a las ramas afiladas con nuestra propia carne.

 

Aunque parezca que The Missing: J.J. Macfield and the Island of Memories se recrea en el maltrato o la violencia, no es así. El particular tono de Swery65 consigue que la protagonista no vea este dolor como algo extraño, más bien como una decisión de ‘deconstruirse’ a sí misma, aunque duela, como un medio para conseguir lo que ella más desea: el amor o ‘construirse’ bien a sí misma tras romperse. Porque siempre que suframos un accidente y nos partamos, podremos volver a unir las piezas de nuestro cuerpo con la pulsación de un botón.

 

5c0789a0-2988-4b34-9de2-2066b2217404

The Missing no es excesivamente explícito, pero sí lo suficiente como para que su violencia no sea cómica

 

Lo musical y lo técnico ayudan mucho a construir este extraño mensaje. Aunque The Missing: J.J. Macfield and the Island of Memories no sea ningún portento visual sí tiene mucha maña en ofrecernos escenas pintorescas; terribles a veces y hermosas en otra ocasión. Todo el juego mantiene esta premisa: combinar lo sobrecogedor con lo absurdo. El coleccionable principal del juego son donuts, la criatura que nos devuelve la vida es un gran macho cabrío horripilante, pero también es delirante. La narración textual del título se resuelve con conversaciones de móvil, y aunque ahí nos encontremos líneas de diálogo tristes, rápidamente aparecen emoticonos con mucha guasa para relajar el tono. El contraste entre lo frívolo y lo horrible es la columna vertebral del juego.

 

Este es el gran acierto del título: saber darte asco, luego hacerte reír, conseguir que te creas un idiota, e ir ordenando todo eso, poco a poco, juntándolo hasta que lo comprendemos como un todo cuando llegamos al final. Es por ello que The Missing: J.J. Macfield and the Island of Memories es puro Swery65, porque maneja el terror y lo absurdo con el mismo arte que vimos en Deadly Premonition. Y como en aquel, no se libra de problemas técnicos, de control y de dinámicas.

 

Para que comprendáis como es The Missing en su forma más elemental, pensad en un Limbo en el que manejamos a una chica con las particularidades a las que aquí nos hemos referido. Los saltos no siempre son del todo precisos, agarrar nuestras propias partes despezadas y lanzarlas tampoco. J.J. se mueve de forma un tanto ortopédica y fallaremos al querer aterrizar en un lugar concreto. Los puzzles a veces proponen retos incómodos por culpa del control y por las dinámicas del desmembramiento. The Missing también falla en el ritmo que propone para algunos de sus tramos, demasiado tránquilos y otros excesivamente acelerados, y sin un control que funcione bien.

 

Si estuviéramos hablando de otro creativo, estos podrían ser considerados fallos graves, pero el tono , la historia, lo arriesgada que es su propuesta y lo bien que se resuelve difumina todos esos problemas. The Missing: J.J. Macfield and the Island of Memories es un videojuego muy japonés, de esos que gusta jugar por su manera de expresarse. Es muy de autor y por eso os lo recomiendo; también que os acerquéis a él sin leer nada más que estas palabras. El título soprende más cuanto menos sabes de él.

8

/ 10

1
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Inside Inside
Los creadores de Limbo nos traen una nueva aventura en 2D dispuesta a removernos por dentro y envueltos en la más auténtica oscuridad...
Deadly Premonition The Director's Cut Deadly Premonition The Director's Cut
La versión ampliada y mejorada de uno de los survival horror más divisorios de la generación. O lo amas o lo odias, y con raz&...
D4 Dark Dreams Don't Die D4 Dark Dreams Don't Die
La nueva excentricidad de Swery65, el creador de Deadly Premonition, es una aventura gráfica con numerosas interacciones a través de ...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
0 votos

Género: Plataformas/Puzle

Distribuidor: Arc System Works

Pegi: