Análisis
The King of Fighters XIV PS4

Feo como él solo pero maravilloso en lo jugable. Vuelve el rey.

The King of Fighters XIV

The King of Fighters XIV llega a PS4 con un sistema de combate profundo y lleno de matices, exigente y que presenta muchas facilidades para castigar al que juega mal. Engaña al principio por la existencia de los combos automáticos que se realizan machacando el botón cuadrado, pero en KOF XIV hay una gama ingente de ataques súper, cancelaciones de combo para reiniciarlo y hacerlo más largo, castigos terribles al que tarda en levantarse y conectores de combinaciones de ataque tanto si el enemigo está de pie, tumbado o volando por los aires. Tardarás mucho en dominar su sistema de combate y siempre sentirás que te queda algo por aprender. Este es un piropazo que se le puede dedicar a muy pocos juegos de lucha, lo que dice mucho de este The King of Fighter XIV, pero no todo es positivo. La serie de SNK siempre se ha caracterizado por ser pura actitud, chulería y teatro glam con reminiscencias a JoJo´s Bizarre Adventure, todo eso aquí se esfuma, siendo terrible ver a un Iori que se ríe sin ganas, a una desapasionada Vice que se arrastra por el suelo sin pizca de sensualidad o a un K´ que lanza sus gafas de sol contra el enemigo como un viejo le tira pan a los patos.

 

Porque The King of Fighters XIV es feo, pero no solo feo, es apático. Sus escenarios, sus personajes y la ejecución de los movimientos especiales son tristones, con momentos tan anticlimáticos como Clark lanzando por los aires al enemigo durante dos largos segundos, repitiendo hasta tres veces el mismo movimiento, y luego tirándote contra el suelo; que no es algo nuevo, pero aquí se notan más este tipo de cosas. Los escenarios están vacíos, carecen de la intensidad de los anteriores y el enemigo final escogido para organizar el nuevo torneo The King of Fighters es la cosa más fea que he visto en mucho tiempo. Antonov es un simio humanizado con un puro enorme en la boca, siendo casi tan ridículo como la misma intro del juego, que es sosísima.

 

57bc7d2f-ff00-4032-b427-7515b2217404

The King of Fighters XIV es tan horrible en lo gráfico como interesante en lo jugable

 

Además de este boss y otro secreto, nos encontramos con otros 48 luchadores que elegir en equipos de 3, o de uno en uno, en función del modo que escojamos para jugar. La selección de personajes es buena salvo por los horribles modelados y algún rediseño infame, como el de Kyo Kusanagi o las pintas de Robert Garcia. Nos gusta encontrarnos como incorporación a Nakoruru o a la destructiva MuiMui que tiene una movilidad maravillosa, entre otros; también a equipos nuevos, como son el sudamericano formado por Bandeiras Hattori, Zarina y Nelson o el Official Invitational, entre todos componen un variopinto plantel que es un placer explorar en lo jugable, no en lo estético. A los mandos, el conjunto se siente muy King of Fighters, incluso con las novedades introducidas.

 

La primera impresión con KOF XIV es extraña, porque su presentación es infame y la progresión por el conocimiento de su sistema de combate es abrupta. Cuando realizas los primeros combates te encuentras con ataques conocidos que nos llegan de los juegos anteriores, se agradece que SNK haya tomado como base la jugabilidad clásica, recuperando ataques que creímos que se habían perdido para algunos personajes como Iori, y que sobre ello haya aportado las novedades de este capítulo catorce. Tenemos el movimiento de rodar por el suelo para ganar dinamismo, y que desde el 96 nos ha servido para esquivar ataques e impidiendo el tortugueo, unos saltos que son más una embestida y hasta cinco barras para cargar nuestra energía, con la posibilidad de invertir una para potenciar nuestros ataques, rechazar y contraatacar una cadena de ataques o cancelar un super cómbo e iniciar otro, además de los ataques Súper y los Climax. La construcción jugable de The King of Fighters XIV permite un estupendo equilibrio entre ataque y defensa, haciendo que tengamos recursos para desarrollar ambos momentos jugables con soltura y construyéndose una sólida tensión cuando ambos contendientes quieren pasar de machacar a cubrirse. Será muy difícil que alguien os abruma con hechizos o con movimientos abusivos, siempre hay una manera de zafarse de ellos.

 

57bc7d2e-beb4-4a7d-b54f-7511b2217404

La cantidad de opciones jugables, técnicas y triquiñuelas a hacer en el combate hace de este uno sensacional

 

La herencia de KOF hace que iniciarse en el juego sea fácil, más por la existencia de esos combos automáticos mencionados, pero poco tiempo nos hará falta para saber que todo eso es un espejismo, que existe una profundidad jugable que va varios pasos por delante de King of Fighters XIII. Hay mucha estrategia en KOF XIV, en lo relativo a la defensa tanto a cómo nos cubrimos, cómo contrarrestamos los golpes del enemigo, cómo esquivamos rodando y lo más importante: cómo controlamos las distancias con nuestro rival. En cuanto al ataque también hay mucho donde rascar, aquí los combos son más permisivos que en Street Fighter V a la hora de encadenar ataques, menos que en Guilty Gear Xrd, pero suficientes para poder colar un golpe más cuando el rival está cayendo o cuando está en el suelo; y quien dice un puñetazo más dice un movimiento súper o un destructivo Climax, eso implica una pronunciada curva de aprendizaje para dominarlo todo, aunque para saber hasta qué punto lo será habrá que esperar a ver a que los jugadores Pro empiecen a jugar en serio. Lo que en este momento queda claro es que The King of Fighters XIV tiene un sistema de combate complejo, en el que se penalizan los errores, en el que hay que tener cuidado con la distancia que dejas con respecto a tu oponente y a cómo gestionas tu barra de poder, y eso es algo, en serio, maravilloso.

 

Contamos con tres modos de juego principales para un solo jugador: el modo historia, que nos relatará una absurda historia en la que Antonov decide volver a organizar el torneo The King of Fighters pero que sirve bien como arcade. Tenemos también el modo de entrenamiento, en el que podremos configurar el comportamiento de nuestro rival para probar combos, y también el modo misiones. Dentro de este podremos jugar a supervivencia a intentar machacar a 10 rivales en el menor tiempo posible y el imprescindible modo prueba. Aquí se nos retará a realizar distintos movimientos y combos con cada personaje para aprender a manejarlo, y al hacerlo comprobaréis lo ajustado que van los frames en los que tendremos que colar cada puñetazo y patada, algo imprescindible para poder hacer los combos más complicados y que fundamentan la base de todo sistema de lucha. Jugar solos a The King of Fighters XIV es muy divertido, ya lo es solo explorar sus 50 personajes buscando los 3 que mejor se adaptan a ti, pero es que nuestros progresos se premian con la entrega de ilustraciones clásicas y más regalos al ir completando pruebas y superando combates.

 

57bc7d2f-6174-41f8-986c-751bb2217404

The King of Fighters XIV no llega a trozos, podrás disfrutar en solitario desde el primer día de su compra

 

Además de esto, contamos con un modo versus, galería y juego en línea. Este último está muy bien estructurado, con repeticiones en vivo, partidas clasificatorias, enfrentamiento libre y entrenamiento en línea. The King of Fighters XIV es sólido tanto en modos de juego, personajes seleccionables como en cosas qué hacer en él si lo disfrutamos en solitario. Sin haber realizado una beta pública para hacer pruebas de estrés solo podemos esperar a valorar su funcionamiento en línea cuando el juego esté en la calle, con todos los que estéis jugando poniendo a prueba la estabilidad auténtica del sistema, por lo que os recomendamos que estéis atentos a los artículos que sacaremos cuandcuando eso suceda. Por ahora todo pinta bien, pero ya sabemos cómo es esto así que recomendamos cautela. Al margen de eso, todo lo que hemos podido probar y disfrutar a lo largo de este mes deja patente que nos encontramos ante un excelente título de lucha que, eso sí, no es el más recomendado para los que se inician en el género por su dificultad de aprendizaje; intenta ser accesible pero nos hará sudar para ser buenos, y lo digo como algo positivo, ojo.

 

The King of Fighter XIV habría sido perfecto si no se hubiera dejado su identidad gráfica en un cajón, si su modo de entrenamiento profundizara más y mejor en su riqueza jugable y si contara con un modo historia digno. Por fortuna, todo lo demás funciona: su plantel de personajes es amplio y rico, tiene modos para disfrutar de él y cuenta con cualidades para fascinar a los pros del género. Ojalá King of Fighters XV sepa recuperar la impronta visual de la saga y su carácter, pero por ahora, podemos decir que SNK Playmore ha hecho un trabajo más que notable con este The King of Fighters XIV y absolutamente recomendado.

8.5

/ 10

2
Comentarios
Comentar
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Street Fighter V Street Fighter V
Tras el éxito y la revolución que trajo Steet Fighter IV, Capcom se atreve con una nueva iniciativa en la quinta entrega de esta seri...
Ultra Street Fighter IV Ultra Street Fighter IV
La versión definitiva del juego de lucha que ha marcado una generación. Ultra Street Fighter IV incluirá cinco personajes nuev...
Tekken 7 Tekken 7
Bandai Namco Games vuelve a la carga con su saga de lucha estrella. Dirigido y producido una vez más por Katsuhiro Harada, Tekken 7 llevar&a...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.5
/ 10
Valoración media de usuarios
4 votos

Género: Lucha

Distribuidor: Koch Media

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de The King of Fighters XIV, SNK Playmore