Análisis
Synthetik Ultimate SWITCH

Sabor interesante, pese a la mala presentación del plato

Synthetik Ultimate

El rogue-like está increíblemente presente en el panorama indie. La cantidad de títulos que abrazan la bases del género es tal, que cuando veo uno me suele asaltar la pereza. Así comencé mi relación con Synthetic Ultimate, con el gesto torcido. Él tampoco es que pusiera mucho de su parte, pues ni sus menús, ni su apartado artístico, ni sus animaciones daban muestra de poder revertir la situación. El paquete, no nos vamos a engañar, es feote, está mal envuelto y viene en una caja de segunda mano. Los peores augurios. Y sin embargo, cuando llevaba unas horas jugando, empecé a valorar más el potencial de su propuesta, que las carencias de su conjunto.

 

Estructura predecible

 

Synthetyk Ultimate es un shooter arcade con destellos de rogue-lite, presente en Xbox One, Nintendo Switch y PC, que en realidad significa la revisión de Synthetik Legion Rising (lanzado en 2018), un videojuego desarrollado por el pequeño estudio berlinés Flow Fire Games. El título nos introduce en una distopía en la cual, como viene siendo habitual, el hombre acaba enfrentado a las máquinas. No es importante, es una simple excusa para ponernos a los mandos de un androide turbo-futurista y molón, de estética mecha. Su estructura también se despacha más o menos rápido. Antes de empezar la partida podemos escoger entre ocho clases diferentes, lo cual se traduce en distintos stats y en un equipo inicial diferente. Además, tenemos la posibilidad de configurar su dificultad activando penalizaciones que la elevan a cambio de mejores recompensas.

 

 

¿Nuestro objetivo? Ascender por una mega torre hasta llegar a lo más alto, y acabar con la amenaza mecánica. La estructura se encuentra dividida en niveles, y para superar cada uno de ellos tendremos que abrirnos paso a través de varias fases. Hasta aquí todo claro, avanzaremos mejorando tanto el equipo inicial como nuestras habilidades pasivas hasta que seamos derrotados y, en ese momento, deberemos volver a comenzar. Eso sí, conservaremos el dinero y la experiencia acumulada, que nos permitirán desbloquear mejoras y adquirir pasivas permanentes. Por último, a medida que avancemos deberemos estar atentos a los códigos de las salas que visitamos, pues su comunicación es mediante el teletransporte, y conocer las rutas más adecuadas nos ayudara a avanzar con mayor celeridad en futuras runs. En realidad, nada nuevo.

 

Bien ajustado en lo mecánico

 

Entonces, ¿dónde está lo interesante? En los tiros, en sus mecánicas de acción y en lo bien ajustado que está todo para conseguir que hagamos lo contrario de lo que nos pide el cuerpo cuando empezamos a jugar, ya que en realidad, pese a lo frenéticos que suelen ser este tipo de propuestas, Synthetik Ultimate reclama cierta calma. Su sistema funciona en base a un autoapuntado bastante agresivo que pierde eficacia a medida que nos movemos. De esta forma, el título nos invita, de forma poco sutil, a quedarnos quietos si queremos ser precisos, algo que también harán nuestros enemigos. Pero claro, como en todo buen arcade, habrá momentos en los cuales las balas nos amenacen por doquier, y ahí entra el dash, que cumplirá con su función siempre y cuando tengamos en cuenta el tiempo de refresco necesario para poder volver a utilizarlo.

 

Pese a su apariencia descuidada, es capaz de trasmitir con mucho acierto el feedback de cada disparo

 

La guinda del pastel viene dada por la gestión de la munición y su sistema de recarga, algo de lo que ya os hablé la semana pasada. Básicamente, el videojuego nos pide que desmontemos el cargador que estamos utilizando antes de introducir uno nuevo. Por lo tanto, contamos con un botón (L en esta versión) para quitar el vacío y con otro (ZR, asignado también al disparo) para colocar el siguiente. Esto tiene varias implicaciones, pues el proceso lleva más tiempo de lo normal, y se incrementará si fallamos en el timming de la recarga activa. Además, si nos deshacemos de un cargador antes de agotarlo, perderemos la munición restante. Por otra parte, en cualquier momento se nos puede encasquillar un arma, si no tenemos en cuenta su sobrecalentamiento. Si a esto le sumáis la existencia de balas de diferentes calibres que varían su eficacia en función del enemigo, ya os podéis ir haciendo una idea del componente estratégico presente en cada enfrentamiento. Por lo que, siempre, deberemos estar al tanto de la munición, de la disposición de las coberturas, y de la cantidad de enemigos que nos amenazan. Todo esto cobra aún más sentido cuando la cosa se complica, y debemos empezar a tomar decisiones de gestión rápidas, llegando a librar enfrentamientos épicos que nos aportarán ese chute de dopamina que justifica el tiempo invertido.

 

Potencial y carencias

 

Lo comentado hasta ahora queda reforzado por un feedback excelente, que magnifica la sensación de cada disparo, y que ayuda a suplir las deficiencias técnicas y artísticas. Por desgracia, tal y como comenté al principio, el paquete no es nada atractivo, y tampoco está exento de fallos. El título es torpe a la hora de comunicarse con el jugador, resultando excesivamente caótico al principio. Su estética minimalista funciona bien en el fragor de la batalla, pero tampoco tanto como para justificar esas decisiones de diseño, que parecen más vinculadas a la falta de medios que a otra cosa. Por desgracia, los problemas van algo más allá de lo estético, pues en la versión analizada (Nintendo Switch), los crasheos han hecho acto de presencia, siendo algo más que puntuales, lo cual si ya es molesto de por sí, imaginaos lo que supone en un videojuego dispuesto en runs, que además suelen ser bastante largas.

 

A la hora de comunicarse con el jugador resulta algo caótico, ralentizando mucho nuestras decisiones en las primeras horas de juego

 

Con todo esto en mente, y pese a no estar exento de problemas, el juego funciona sorprendentemente bien en lo mecánico. Por lo que si os atrae el género y contáis con la paciencia suficiente como para llegar a entender sus, en ocasiones, opacos sistemas, os encontraréis con una propuesta interesante que os dará horas y horas de diversión.

 

Synthetik Ultimate es un videojuego humilde, que da muestras de lo importante que resulta contar con ideas refrescantes y bien ejecutadas. Su gustosa acción y su acertado planteamiento mantienen el conjunto en pie. En mi caso ha sido suficiente para divertirme durante unas cuantas horas y para que termine fijándome más en su potencial que en sus carencias. Un título capaz de atraparnos y mantenernos pegados a él través de sus disparos que, por desgracia y al igual que sus armas, se ha acabado encasquillando.

6

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Acción

Distribuidor: Flow Fire Games

Pegi: +7