Análisis
Super Smash Bros. Ultimate SWITCH

Homenaje al single player

Super Smash Bros. Ultimate

Super Smash Bros. Ultimate es divertido, adictivo, bien resuelto, bonito y repleto de tanto contenido que podrás estar jugando a él durante semanas, y todavía te quedarán retos por cumplir. Cuenta con generosos modos para jugar solo, un montón de escenarios, luchadores y tantas opciones de personalización que pueden llegar a abrumar al principio. Su sistema de juego es rico, accesible, pero con suficiente profundidad como para que puedas invertir horas y más horas en dominarlo. Y todo ello llega recubierto, engalanado y adornado con la amplia sonrisa de Nintendo esculpida por Sakurai.

 

Super Smash Bros. Ultimate es un excelente Smash, pero también es un fabuloso juego como tal, uno que sabe trascender de su género y agradar también a los que abominan de los títulos de lucha. Sakurai ha conseguido adaptar la adictiva captura coleccionista de personajes, dinero y premios típica de un juego de móviles a Switch, quitarle los micropagos y brindarnos una experiencia sana y generosa con el jugador.

 

Qué difícil resulta despegarse de Super Smash Bros. Ultimate cuando empiezas a jugarlo

 

Sin embargo, el título adolece de los típicos problemas que sufren los fighting games durante su lanzamiento, unos que nos imaginamos que se irán solucionando con el tiempo pero que alejan al juego de la perfección. El sistema online no va fino, da tirones y tarda mucho en encontrar combates. El roster de personajes sigue necesitando ajustes y la IA de los modos single player te obliga a jugar de un modo demasiado agresivo. Es más fácil solucionar los retos del juego a torta limpia en lugar de masterizar profundamente a sus personajes. Pero que estos problemas no nos arruinen la fiesta, Super Smash. Bros Ultimate es sensacional.

 

Sakurai ha jugado bien sus cartas, ha leído y escuchado el feedback de sus jugadores y ha acertado al parir el ritmo de juego de este Smash. No es tan acelerado como Melee, pero tampoco es tan pausado como Brawl. En mi opinión, ha conseguido el punto justo entre ambos para que mover a nuestros personajes por el escenario sea controlable y muy placentero. Los más de 70 luchadores, y los que nos llegarán por DLC, así como los más de 100 escenarios, ofrecen variables suficientes para agradecer que la velocidad del título sea más controlable.

 

Incontestable en contenido, fabuloso a los mandos y precioso en lo técnico, eso es Smash Ultimate

 

Porque la cantidad en Super Smash Bros. Ultimate es importante, no porque ‘cuánto más, mejor’, sino porque es la manera más adecuada de añadir cuestiones incontrolables a las batallas, siempre sin salirnos del género de la lucha. Querer añadir aleatoriedad haciendo que los personajes tropezasen, por ejemplo, era un error, porque no se podía controlar, y aspirar al control absoluto es lo más básico en un fighting game.

 

Ahí entra con acierto el nuevo modo historia. En esta ocasión recorremos durante más de 20 horas un tablero. Cada casilla supone una batalla contra un luchador o varios. Las reglas de ese combate están condicionadas al espíritu que se representa con ella. Si peleamos contra el espíritu de The Boss, por ejemplo, lo haremos contra Samus en un escenario en el que el suelo es venenoso (la patria mata). Nos tocará ingeniárnoslas para ganar pese al daño.

 

Esta aventura no está ahí solo para sumar más y más horas de juego, al contrario, es parte de la esencia de Super Smash Bros. Ultimate: aspirar a dominar todas las locuras que se puedan producir en un combate, sabiendo encontrar al luchador idóneo para hacerlo, y no solo eso: también al espíritu perfecto para conseguirlo.

 

La incorporación de los espíritus hace que jugar solo a Smash Ultimate sea adictivo, pero sin micropagos

 

Porque lo realmente interesante de esta opción jugable es que, cada vez que derrotemos a uno, podremos equipárnoslo. Gracias a las ventajas que nos aportan en el combate: más poder, resistir el veneno, etc, podremos luchar y perserverar ahí cuando ni con todo nuestro dominio de los personajes podríamos lograrlo. Y eso es en realidad Smash Bros., es lo que ha querido ser siempre: batallas sin control y puramente divertidas. La genialidad de esta entrega es haber conseguido ser eso al 100%, pero siempre manejando elementos propios de los juegos de lucha, sin irse a extraños minijuegos o decisiones de diseño de nivel que no se ajustaban a esto. Es decir, al superar los modos single-player seremos mejores en el online.

 

Los espíritus no solo aparecen en la aventura; de hecho, están más presentes en otra modalidad jugable que nos invita a batallar directamente contra los que decidamos. Aparecen de forma aleatoria en un tablero y podremos retarlos, desbloquearlos y conseguir nuevos. Todo esto bebe mucho del desbloqueo de personajes de juegos de móvil, solo que aquí no hay micropagos, por lo que dejarte seducir por el coleccionismo es un maravilloso placer.

 

Lo mejor es que así no se consigue a los mejores, para eso tendrás que tener a varios repetidos, fusionarlos, gastarlos para invocar, ahora sí, a los más fuertes, subirlos de nivel… y solo así podrás volver al modo aventura y superar los combates más difíciles (maldita The Boss), teniendo que mejorar también a tu propio personaje. Ya solo con esto tendrás un montón de horas de juego, pero ni te habrás aproximado a comprender todo lo que Super Smash Bros. Ultimate tiene para ti. Hay combates configurables, en oleadas, en grupos… Es de aplaudir todo el mimo contenido en este título y, como digo, es perfecto para luego lanzarse en condiciones al modo online.

 

El gran problema de Smash Ultimate radica en sus opciones de juego en línea, rendimiento y estabilidad

 

Pero, por desgracia, es en el juego en línea donde se le ven los problemas al juego. Super Smash Bros. Ultimate es un título que se resuelve a ‘empujones’. Es fundamental saber cuál es el momento perfecto para atacar y para esquivar, o morirás. Al producirse la mayoría de las batallas en entornos móviles y con muchos enemigos peleándose a la vez, el lag, los tirones de frames o las ‘rascaditas’ son todavía menos aceptables que en un juego de lucha convencional, y aquí abundan. Súmale a eso un sistema de emparejamiento que no va del todo fino y a que tarda mucho en reunir a los contendientes del combate y te encontrarás con lo peor del juego.

 

Por supuesto, Nintendo ya se ha puesto manos a las obras sacando parches y actualizaciones, pero todavía no se ha solucionado este aspecto. Otro problema que tiene el juego es que también le queda una profunda labor para equilibrar a todos sus personajes. El problema principal es que todos ellos tienen rangos de ataque muy variados, y los que atacan a corta distancia no cuentan con suficientes opciones defensivas. Esto se nota, especialmente, en los combates de uno contra otro.

 

La valoración de este problema dependerá mucho de lo que disfrutes del juego en red. Por fortuna, podrás dedicarle horas y horas a jugar tú solo a Super Smash Bros. Ultimate, las suficientes para que a Nintendo le dé tiempo a solucionar estas cuestiones. Pero, claro, estamos pagando por un servicio online precisamente para garantizar que estos problemas no ocurran, y lo hacen.

 

Pese a estas cuestiones, y gracias al contenido de calidad que atesora el juego, he de reconocer que estoy disfrutando mucho de Super Smash Bros. Ultimate, y lo seguiré haciendo durante meses. Sin embargo, es una pena que la estupenda clase de cómo combatir que es todo el single player no se vea recompensado con un modo online a la altura. Estaremos pendientes de cuándo los problemas de conexión se solucionen. Mientras tanto, disfrutad de desbloquear espíritus, encontrar a vuestro personaje favorito y haceros con todas las referencias a la saga Metal Gear, que son muchas y muy buenas.

8.5

/ 10

Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Super Smash Bros. Ultimate? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
4
Comentarios
Comentar
En respuesta al comentario anterior:
    • Pensé mucho en ese análisis al escribir este, y sí, ahora soy más duro con este tema. Tuve que serlo más también con SFV en su lanzamiento
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Super Smash Bros. for Wii U Super Smash Bros. for Wii U
La entrega mayor del nuevo Super Smash Bros. lleva la experiencia de la versión de 3DS y sus 49 personajes jugables a la consola de sobremes...
Super Smash Bros. for 3DS Super Smash Bros. for 3DS
Lucha con Mario, Pikachu, Link, la entrenadora de Wii Fit, Pac-Man, Mega Man, Samus, Donkey Kong y muchos más en todo tipo de escenarios y s...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
9.3
/ 10
Valoración media de usuarios
3 votos

Género: Lucha

Saga: Super Smash Bros.

Distribuidor: Nintendo

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Super Smash Bros. Ultimate, Nintendo
Juegos de la misma saga
Otros juegos de la saga Super Smash Bros.
Super Smash Bros. for Wii U

Super Smash Bros. for Wii U

Lanzamiento: Ya a la venta

WIIU

Super Smash Bros. for 3DS

Super Smash Bros. for 3DS

Lanzamiento: Ya a la venta

3DS

Comunidad
Participa en el foro de Super Smash Bros. Ultimate y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego