Análisis
Super Mario Party SWITCH

Buenas ideas, pero le falta ser más 'súper'

Super Mario Party

Super Mario Party es un buen referente de la serie, y lo es por el sistema que lo acoge, por los añadidos que incorpora y por sus minijuegos. Hay mucho que hacer y de múltiples formas. Añade más estrategia a sus tableros y un acabado técnico muy acertado. Sin embargo, no es capaz de quitarse de encima el mismo problema que lleva arrastrando desde su primera entrega: las partidas se hacen muy lentas. Además, le falta más chispa made in Nintendo en los retos que nos propone.

 

Nintendo Switch es el lugar perfecto para disfrutar de un Mario Party, de eso no cabe duda. Los Joy-Con se agitan, se pulsan, se sacuden, sirven para apuntar y son perfectos para compartir. Que ahora sea un título portable es fabuloso para llevarte el juego a la casa de alguien y echar unas partidas.

 

El título tiene unos 80 minijuegos nuevos, tableros y opciones suficientes para que puedas disfrutar de todos a tu manera. Si no te apetece tirarte más de entre una y tres horas recorriendo las casillas de un tablero para conseguir estrellas, puedes lanzarte a jugar directamente a ellos. También tienes la opción de cambiar las fichas por una bajada en balsa de remos, hacer equipos, etc. Sin embargo, la gracia de Mario Party radica en sus largas sesiones moviendo a nuestros personajes por su parchís loco, caer en eventos, superar minijuegos y luego ver quién ha ganado una estrella. ¿Y qué aporta Super Mario Party esto?

 

5ba9e458-f4dc-404d-be2d-6d6bb2217404

En Super Mario Party hay una buena diferenciación jugable entre los personajes, lo que añade estrategia

 

En el título contamos con un par de opciones que logran que las partidas sean más estratégicas. Para empezar, hay una ruta por la que hay que ir si queremos ir a por estrellas y otra si nos interesa ir a por monedas. Por otra parte, cada personaje cuenta con dos dados: uno que es el de todos y otro que solo puede usar él. Estos tienen distintos números y características especiales en sus caras. Por ejemplo, Bowsy puede llegar a sacar un 9 y Topo Monty puede ganar monedas pero sin moverse.

 

Estos dos elementos, sumados a los eventos y a los objetos, hacen que moverse por el tablero sea más interesante que antes. Claro que también hay problemas, a veces te dará la sensación de que los tableros son demasiado pequeños, poco complejos por culpa de estas restrictivas ideas de diseño, con una personalidad menor que la de otras entregas o que las estrellas aparecen muy próximas entre sí. También puede llegar a ser un problema contar con nuevas opciones pero no con más ítems para ajustar nuestros pasos a ellos, porque hay una carencia de ellos. 

 

A medida que nos movemos, podremos conseguir nuevos aliados que se sumarán a nuestro equipo, consiguiendo también sus dados. Esto es estupendo porque puedes conseguir los  especiales de otros, logrando tiradas espectaculares. El problema es que el resto de jugadores no tienen suficientes opciones para contratacar. Es decir, los añadidos de Super Mario Party son un buen punto de partida para conseguir una mayor profundidad en la jugabilidad ajena a sus minijuegos, pero hace falta mucho más.

 

5ba9e463-4564-437e-84c8-6dcab2217404

A Super Mario Party le falta ajustar el poder de sus opciones en los tableros

 

Todos estos añadidos acarrean otro problema: que las partidas se hagan más lentas. Antes de cada minijuego ahora tenemos un ensayo en el que podemos practicar antes de jugarnos nuestras monedas. La idea es fabulosa porque te ahorra el problema de no entender lo que se te pide y fallar, pero le añade aún más paréntesis antes de disfrutar de ellos y también te quita totalmente ese placer confuso de no saber qué hacer cuando empiezas a jugarlos, que en una fiesta siempre arranca unas risas.

 

El juego viene con secretos. Cuenta con una plaza central en la que se van sucediendo cosas y se desbloquean otras. Esto logra que echar unas partidas tú solo también apetezca, quitando la habitual limitación de que o juegas con alguien o no tienes nada que hacer. De todas formas, para disfrutar de este título hay que hacerlo con otras tres personas o pierde mucho.

 

La parte más simpática de Super Mario Party, por lo experimental que resulta, es la que compete a la sala de recreo de Toad. Aquí se nos proponen nuevas maneras de jugar que exprimen la Switch y la particular condición de su hardware, pero por a veces tener que necesitar dos consolas o configuraciones concretas, no deja de ser más que una anécdota.

 

Super Mario Party es un buen Mario Party, pero le faltan cosas. Es cierto que ahora hay un poquito más de estrategia en las partidas, pero a los minijuegos les falta más desparpajo, más referencias al universo Nintendo y más ritmo, mucho más. A los tableros les falta alma y más descaro. Por un lado, se nota que Super Mario Party quiere ofrecer cosas interesantes a la serie pero, por otra, se queda corto de magia Nintendo, de ambición o de ese espíritu más experimental que tenían los primeros, como creyendo que por jugarse en Switch ya tenían todo ese apartado resuelto. Con todo, Super Mario Party se queda como un buen juego para tener en casa y echar unas risas, pero no le hace honor a ese ‘Super’ que acompaña su nombre.

6.5

/ 10

2
Comentarios
Comentar
    • Yo sí estoy de acuerdo con el análisis y, sobre todo, con la puntuación. Por una vez la nota no lleva incorporados esos dos puntos extra que se le concede sí o sí (está vez no) a Nintendo por llamarse Nintendo.
    • JOER! Me ha parecido un poco exagerado este analisis....6,5...."Se llama SUPER asi que tiene que ser mucho mas grande que los demas" Creia que el nombre era solo una excusa para no acordarnos de que vino despues del 9 y el 10. No que signifique que tiene que ser mas grande. Creo que es algo que a distraido bastante a la hora de observar el juego y puntuarlo.

      Ademas la mayoria de fans no tenemos ningun problema con cosas que has llamado "error que arrastra desde el principio". ¿LENTO? Nunca se me habia pasado por la cabeza ni por asomo. Otra cosa es que "Las anecdotas" son casi la esencia de Mario Party....si existe un juego en que meter cosas pequeñas lo hace grande para mi este es ese.

      Vamos que no estoy deacuerdo asi de primeras con el analisis. Aunque Entienda algunas quejas más comunes. La que mas la cantidad de mapas. Cabe esa esperanza de que este pudiese convertirse en el primer Mario Party Servicio (llevo esperando mucho tiempo eso) y metan mas mapas por eso.
      Lo veo asi de primeras como un 7,5 u 8,5. Quiza por ponerlo en el contexto de los últimos y de ser "Uno mas" no "EL Super".
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Mario Party The Top 100 Mario Party The Top 100
Mario regresa con su serie Party con un interesante recopilatorio de los mejores minijuegos mostrados hasta la fecha. En esta ocasión tenemos la opor...
Mario Party: Star Rush Mario Party: Star Rush
Mario Party: Star Rush innova en la saga más familiar de Nintendo eliminando el tiempo de espera entre tirada y tirada. Aquí no tendremos que espera...
Mario Party 10 Mario Party 10
Un juego de éxito y tan divertido como Mario Party no sorprende cuando anuncia su décima entrega. En é...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.2
/ 10
Valoración media de usuarios
6 votos

Género: Minijuegos varios

Saga: Mario Party

Distribuidor: Nintendo

Pegi: +3

Juegos de la misma saga
Otros juegos de la saga Mario Party
Mario Party The Top 100

Mario Party The Top 100

Lanzamiento: Ya a la venta

3DS