Análisis
Spider-Man PS4

Nueva York, como nunca la has visto

Spider-Man

Si pudiese contar las veces que he visto la primera Spider-Man de Sam Raimi, seguramente daría con un número sonrojantemente alto. Los años tempranos del DVD coincidieron con una adolescencia en la que los fines de semana todavía eran largos y era factible verse una peli más de una vez. Era un film con partes memorables, y aunque el pobre Peter Parker al que da vida Tobey Maguire se ha terminado convirtiendo en un meme, siguen pesando más sus virtudes que sus defectos.


No era fácil olvidar al trepamuros corriendo por las cristaleras de cada rascacielos, volteando entre vigas de hierro para darse impulso y realizando varios mortales invertidos antes de acabar pegado al mástil del Empire State. Querías ser él. No en vano, cada película tuvo su videojuego, algo que también pasaría con las dos más recientes de Marc Webb, porque si de algo sabe la industria del cine es de intentar sacar la máxima rentabilidad a sus producciones. El mercado trataba responder a esa evidente necesidad de una audiencia que quería lanzar redes, doblar esquinas y caer en picado como veía hacerlo en la gran pantalla, o como muchos otros fans disfrutaban de spidey entre viñetas. Pero hubo que esperar.

 


Para mí, que exista el primer videojuego que transmite exactamente lo que hace Spider-Man entre los tejados de Nueva York ya es, por sí mismo, una victoria. Una palmadita en la espalda de Insomniac Games. Vuelvo y volveré a él por el simple placer de su balanceo, por la fluidez de las animaciones al darme impulso y por un despliegue técnico que a veces quita el hipo. Eso no evita, claro está, que el juego venga con sus defectos, pero lo que han logrado los padres de Ratchet & Clank y Sunset Overdrive para muchos es un factor más que suficiente para lanzarse de lleno al juego. Por eso quería empezar por aquí, dejando claro que el trabajo es de diez, y dicho esto ya puedo meterme en harina.


Porque Marvel’s Spider-Man es un maestro del disfraz. Su envoltorio es tan atractivo y deseado que logra enmascarar un núcleo que funciona con las reglas más estrictas y consabidas de los mundos abiertos: los mapas repartidos en distritos con torres a lo Far Cry, los cinco tipos de secundarias multiplicadas veinte veces por todo el mapa -con pequeñitos cambios para lograr que sean mínimamente distintas-, el bug de turno que sabes que vas a tener al menos una vez en toda tu partida y unos coleccionables que están porque es lo que toca, aunque cueste entender que Peter Parker haya perdido tantísimas mochilas en los siete años que lleva metido en mallas rojas.

 


Aquí se cumple el guion a rajatabla; es inevitable terminar con una gran manzana plagada de iconos que tratan de desviarte del camino y pelean con un instinto arácnido que avisa que tía May está en apuros o que la cena con Mary Jane se va a enfriar. Es cierto que Insomniac intenta huir de la sensación de urgencia que genera esta realidad con altibajos en la historia que, de vez en cuando, te ofrecen parones en el camino con los que explorar la ciudad, disfrutar de las vistas y ser el amigo y vecino del día a día, pero no son pocas las veces que el tiempo apremia y salta el típico delito de turno que te deja en el dilema de no saber qué hacer, adónde ir.


Y es que como en casi todas las buenas historias, las cosas funcionan mejor cuando el objetivo es uno, cuando el peso recae en la trama principal. En ese sentido se ha logrado un guion -inédito, además, pues se ha ofrecido completa libertad creativa al estudio para que dé con su propia versión de spidey- con varios momentos memorables, con secuencias que poco tienen que envidiar a lo que están haciendo los hermanos Russo en el cine y con una relación entre Peter y MJ que fácilmente se ha convertido en la mejor del historial audiovisual del hombre araña. Aquí ella es periodista y hace seis meses que rompió con Pete, y la dinámica que se establece entre ellos es lo más bien llevado de todo lo que nos cuenta el juego.

 


Quien espere un elenco de malos malosos, con sus trajes coloridos y sus ganas de pelea puede estar tranquilo; el tráiler gameplay del motín en la cárcel ya da una idea de lo generosa que es esta adaptación a la hora de pellizcar de varios villanos de la mitología de Stan Lee y Steve Ditko. No faltan motivos para enfundarse el traje, aunque no siempre estaremos en él, ni tampoco manejando a Pete. Aquí es mejor no hablar más de la cuenta, pero conviene apuntar que muchos de esos instantes funcionan en secuencias de sigilo que pasan sin pena ni gloria. De esos añadidos hay varios, no faltan minijuegos con los que estrujarse el cerebro, puzles visuales y retos de velocidad que existen para que siempre tengamos algo que hacer en Nueva York.

 

Por desgracia hay que pasar por el aro si queremos todos los gadgets y trajes de spidey, porque cada secundaria o tarea te premia con una divisa (son fichas, en realidad) con la que canjear cada cosa. No se funciona solo con un sistema de experiencia, que también lo hay, sino que la economía del juego recurre a moneditas de colores que solo obtendrás en tareas específicas como liberar bases enemigas, desactivar bombas o encontrar gatitos escondidos con mala uva. Al final, casi siempre estás haciendo una variante de más de lo mismo: desplazarte, pelear o ser sigiloso. Gracias a dios, por suerte hablamos de algo que resulta tremendamente divertido.

 


Spider-Man no esconde su fijación en la trilogía Batman Arkham de Rocksteady, porque pelear, eliminar criminales desde las alturas o dominar el entorno son igual de importantes en sendas producciones. La gran diferencia aquí es la rapidez y la plasticidad de los movimientos del héroe de la gran manzana, que cambia los contraataques por las esquivas y puede ir de una punta a la otra del escenario con muchísima más soltura. Es un combate con menos peso, que pide aprovechar las alturas y ser escurridizo, y quizás por eso funciona casi mejor que el del caballero oscuro. Además, cuenta con el chascarrillo de turno que alivia la sensación de repetición, con el carisma propio de su personaje. Y así cuesta no dibujar una sonrisa.


He aquí su mejor baza: haber construido un esquema al que siempre apetece volver, pese a repetirse. Marvel’s Spider-Man se maneja con la tranquilidad de pisar terreno conocido, de funcionar en un género que alarga artificialmente su experiencia, pero que aquí lo hace bajo sus reglas. Y quizás es por una historia que sabe ir por faena o por una fluidez envidiable al pasar de la exploración al combate, de él al sigilo y de este a la tranquilidad de un atardecer visto desde las alturas, pero lo cierto es que nunca llega a aburrir. Siempre puedes caer a pie de calle, saludar a un par de transeúntes, impulsarte con una farola y volver a la acción, en una escena final que tú decides cuándo termina porque aquí eres el director y, finalmente, el superhéroe. Y con eso te basta.

8
/ 10
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Spider-Man? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
4
Comentarios
Comentar
    • Por suerte, el juego termina antes de que llegues a aburrirte o que te empiece a chirriar.

      La ciudad es espectacular y es una envidia enorme a los newyorkinos por poder dsfrutar de la ciudad de esta manera y desde los ángulos que Marvel Spider-man ofrece.

      El juego es un producto Marvel y como tal, busca satisfacer a un público muy amplio: Tanto los que buscan un videojuego de Spider-man como a los que les han dado a Spider-man en un videojuego. El juego aprieta, pero no ahoga. Las secciones de sigilo son un paseo casual si te lo tomas un poco en serio y no vas con prisas y aunque te inunda la pantalla de actividades y coleccionables (no tantos y te los puedes quitar muy pronto de encima), no te los esconde. Esto se aplica también a la lista de trofeos, donde a excepción de 3 de habilidad y uno de hacer algo (pulsar triángulo) en un punto concreto del mapa, la mayoría saltarán mientras vas camino del 100%. Fuera de eso quedan 50 fotos secretas y 28 Daily Bugle a pie de calle.

      Lo he disfrutado mucho y cuando esté disponible esa Partida Nueva+, tocará rehacerlo en VOSE, a ver qué tal. En castellano un trabajo muy bueno, aunque se sigan oyendo voces en inglés de muchos peatones.
    • (se tapa los oídos y pasa por el análisis de Julián repitiendo LALALALALALALA...) Si tuviese ps4 caía más fuerte que Carrero Blanco.
      Un abrazote.
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
The Amazing Spider-Man 2 The Amazing Spider-Man 2
Llega la segunda entrega de The Amazing Spider-Man basada en la producción cinematográfica. Nos enfrentaremos a los enemigos del film...
The Amazing Spider-Man The Amazing Spider-Man
Informate de todas las novedades de The Amazing Spider-Man para ps3, videos, imagenes y mucho mas.
Spider-Man Amigo o enemigo Spider-Man Amigo o enemigo
El arácnido superhéroe de Marvel vuelve a enfrentarse a sus enemigos, en este título de aspecto cartoon de acción y plataformas....
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.3
/ 10
Valoración media de usuarios
4 votos

Género: Acción/Aventura

Distribuidor: Sony Interactive Entertainment (SIE)

Pegi: +16

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Spider-Man, Insomniac Games
Ratchet & Clank

Ratchet & Clank

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4

Ratchet & Clank Nexus

Ratchet & Clank Nexus

Lanzamiento: Ya a la venta

PS3

Ratchet & Clank QForce

Ratchet & Clank QForce

Lanzamiento: Ya a la venta

PS3 PSVita

Comunidad
Participa en el foro de Spider-Man y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego