Análisis
Sonic Mania SWITCH

Bienvenido a casa, viejo amigo

Sonic Mania

Sonic Mania es el regreso del mejor Sonic, por fin. El título es largo para ser un juego de Sonic, lleno de contenido y motivos para rejugarlo, recupera las mejores ideas de la trilogía original y Sonic CD, añade detalles de los títulos de la portátil de SEGA y Master System, permitiéndose también incorporar conceptos de juego nuevos aportados por los nuevos desarrolladores que participan en el título.

 

Christian Whitehead, Headcannon y PagodaWest Games se ponen manos a la obra para darnos nuevos niveles, una nueva mecánica de juego y la presencia de los Hard Boiled Eggs, los nuevos esbirros mecánicos de Robotnik. Su puesta en escena se traduce en que ahora, tras cada acto, tendremos que enfrentarnos a un jefe final divertido, bien diseñado y perfecto como colofón de cada carrera.

 

Súmale a eso una banda sonora espectacular, un apartado gráfico rico e ideal para dar forma a los imaginativos colores de Sonic, secretos, retos y varios modos de juego para saber que Sonic Mania es, por fin, ese juego de Sonic que llevas tanto esperando.

 

5991777f-1824-423a-aaec-6a31b2217404

Sonic Mania cumple con lo que venía a hacer: devolvernos al Sonic de Mega Drive en plena forma

 

Sonic Mania es algo más que una colección de niveles empaquetada con forma de videojuego. Robotnik tiene un plan, tiene las esmeraldas del caos y a sus nuevos y viles secuaces. Eso inicia una nueva persecución por el mundo en el que el malvado interpone trampas, badniks, monstruos mecánicos y a sus Hard Boiled Eggs para pararnos los pies.

 

Los nuevos estudios que se incorporan al desarrollo han añadido algo que le sienta genial a la aventura: una pequeña pieza no interactiva para narrar entre actos y entre zonas. Esto hace que los mundos se conecten entre sí, le da intención al conjunto jugable y también lo dota de más ritmo. Ya no hay un fundido en negro al alternar entre actos, ahora la acción sigue, transformándose el escenario a veces, sucediendo algo pero siempre sin parar. Es puro espíritu Sonic.

 

59917774-2cf8-4f3b-950d-6b1db2217404

El ritmo de juego de este Sonic es el mejor de toda su historia

 

Este cambio exige una alteración en la organización de zonas. Ya no tenemos tres actos para cada una de ellas, sino dos. Eso no quiere decir que el juego sea corto puesto que a cambio tenemos un buen número de mundos por los que correr. Los niveles de Sonic Mania son una reinterpretación de los originales de los mejores títulos del erizo. En ocasiones son reconstrucciones completas con cambio de fondo incluido, pero en otras, como Green Hill u Oil City son menos sutiles y profundas.

 

Todas funcionan bien por saber darnos momentos de pausa, otros de puro sprint y siempre con niveles hermosos acompañados de unas composiciones musicales de infarto, pero tienen dos problemas. Cada acto tiende a introducir nuevos elementos en su escenario con los que interactuar, y la explicación que el propio videojuego da de cómo emplearlos no es eficaz. Esto nos obligará a pararnos e insistir en su manejo hasta que lo comprendamos y podamos avanzar. Cada vez que salimos despedidos por el efecto de un muelle, cambiando la trayectoria del erizo y yendo de adelante hacia atrás, no podemos tocar la cruceta de dirección en el sentido que ahora estamos llevando, pues el juego entenderá que lo que queremos es frenar. Siempre se impone la dirección original al salir disparados, lo que confunde.

 

5991777f-6070-49e0-92b2-6b1db2217404

Las nuevas zonas de juego son preciosas pero no perfectas, por fortuna, ahora hay un jefe al final de cada acto

 

Por otra parte, las reinterpretaciones de zonas como Marble Zone o Labyrinth Zone no son tan redondas como las originales, tienen momentos brillantes, pero no acaban de cuajar del todo. Por lo general, los actos de Sonic Mania acaban olvidando sus propias intenciones para llevarnos a una marea final de loopings que nos conduce al final del nivel, en lugar de profundizar más y mejor en los propios conceptos que presentan.

 

Por fortuna, cada acto remata en un jefe final que es siempre maravilloso. En este punto, Sonic Mania se muestra incontestable: en sus bosses no tiene rival, no hay título en toda la historia del personaje que tenga mejores rivales de final de nivel que este. Lo bueno que aporta esto es que, aunque el nivel sea un poco flojo, culmina en un entretenido enfrentamiento que logra que el acto te acabe encantando, más todavía porque al ganarlo se inicia una emocionante secuencia con el motor del juego que te empuja a las dinámicas del nuevo acto o zona. Sencillamente genial.

 

Llega también una nueva mecánica que a veces juega malas pasadas: el Drop Dash. Al aterrizar podemos salir disparados como una bola hacia delante, el problema es que la ejecución de esta técnica a veces sale sin querer, lo que significa acabar en el fondo de un foso, morir y tener que repetir el nivel.

 

5991777e-ea34-43c5-8649-71c3b2217404

La calidad musical de Sonic es abrumadora, ojo a Flying Battery y Mirage Saloon Zone

 

La objetividad me obliga a señalar todos estos errores. El Drop Dash no me ha convencido, tampoco algunos niveles, perfectos en lo formal pero imperfectos en las dinámicas que sugieren, pero ahora me gustaría dejar todo eso a un lado y permitir que mi seguero interior hable, dejar que ese niño que ha empezado en el mundo de los videojuegos con el primer Sonic y una Megadrive dé su opinión: Sonic Mania me ha encantado y lo necesitaba en mi vida.

 

El videojuego que nos entrega SEGA no es mejor que ninguno que hayamos jugado en Megadrive o Mega CD en términos globales, salvo el horripilante Sonic 3D, claro, pero cuenta con una energía, unas ganas de molar y una autenticidad que lo integran en esa colección de títulos magnifícos con todas las de la ley. El juego trae temazos, momentazos que encontramos sobre todo contra algunos de sus jefes, instantes nostálgicos que repasan lo mejor del personaje, buenas ideas que anuncian cómo el erizo ha de continuar su vida en este medio y, en definitiva, un videojuego que por fin es puro Sonic.

 

No, Sonic Mania no es perfecto, pero es el más perfecto juego de Sonic en dos dimensiones que he jugado tras el que para mí sigue siendo el mejor, Sonic CD. Si me permitís un consejo, no leáis nada más sobre este título, jugadlo y disfrutad con el dulce reencuentro con un viejo amigo que echábamos mucho de menos.

 

Bienvenido a casa, Sonic, no te vuelvas a marchar.

8.5

/ 10

2
Comentarios
Comentar
    • El juego me está encantando la verdad. Coincido plenamente contigo, Adrián, en que es el mejor Sonic desde los tiempos de Mega Drive. Por cierto, verlo moverse en la Switch en modo portátil, es una pasada.
En respuesta al comentario anterior:
    • Buf, es que en versión portátil es una maravilla :D, y sí, para mí es una maravilla, con mil detallitos y buenos motivos para jugarlo siempre un poquito más :)
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Pillars of Eternity Pillars of Eternity
Pilars of the Eternity tomará al héroe central, compañeros memorables y la exploración épica de la Puerta de Bal...
Diablo III Ultimate Evil Edition Diablo III Ultimate Evil Edition
Esta Diablo III: Ultimate Evil Edition es la edición definitiva de Diablo III en consolas, retomando el aspecto jugable que había ina...
Diablo II Lord of Destruction Diablo II Lord of Destruction
Desde el principio de los tiempos, las fuerzas del Orden y el Caos se han visto dentro de una lucha eterna para decidir el destino de toda la creac...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.1
/ 10
Valoración media de usuarios
11 votos

Género: Plataformas/Acción

Saga: Sonic

Distribuidor: Sega

Pegi: +3

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Sonic Mania, Sega
Judgment

Judgment

Lanzamiento: 25/06/2019

PS4

Juegos de la misma saga
Otros juegos de la saga Sonic
Sonic Boom: Fire & Ice

Sonic Boom: Fire & Ice

Lanzamiento: Ya a la venta

3DS

Sonic Jump Fever

Sonic Jump Fever

Lanzamiento: Ya a la venta

IOS Android

Sonic Dash

Sonic Dash

Lanzamiento: Ya a la venta

IOS Android