Análisis
Sonic Forces XONE

Sobrado de épica, justito de inspiración

Sonic Forces

Sonic Forces falla en lo principal: ofrecer un buen control de nuestro personaje, buenos saltos, buena inercia y buenas carreras. Ni el Sonic clásico ni nuestro avatar ni el Sonic millenial ofrecen una jugabilidad interesante. Los saltos son torpes, es como si el personaje se deslizara por la pantalla y en el aire, haciendo que no sea apasionante jugar con él. Para acabar de arreglar el asunto, Sonic Forces es corto, muy fácil y cuenta con unos diseños de niveles que no le sacan partido ni a las dos dimensiones ni a las tres.

 

Cuando Sonic Forces intenta emular las fases de desplazamiento lateral es cuando más aqueja ese control poco inspirado. En ocasiones resulta frustrante saltar entre un par de  sencillas plataformas, viendo cómo caemos sin querer a un nivel inferior. Cuando jugamos en tres dimensiones, Sonic Forces se transforma en un título de velocidad, ¿y qué hace el jugador? Frenar la carrera realizando acciones obligatorias que cortan de pronto el ritmo de juego. En ocasiones parece que estemos jugando a un shooter por culpa de la pistola que lleva nuestro avatar, en otras a un plataformas sin pulir del todo y en otras a un juego de carreras en el que nuestra tarea es frenar esa carrera. Resulta extraño.

 

58cc2595-88f4-4bc8-8457-433db2217404

En general, Sonic Forces no acaba de controlar bien su ritmo de juego. Los mejores momentos son con el Sonic contemporáneo

 

Esta es la impresión que te llevas al empezar a jugar a Sonic Forces, pero cuando te lo rematas descubres que tienes esta opinión es porque este Sonic no es para ti, tampoco para mí. El nuestro se llamaba Sonic Mania y tenía todo lo que necesitábamos del erizo, este es para los chavales que siguen la serie de animación, que adoran al nuevo personaje y que disfrutan de una campaña con tintes épicos protagonizada por él, y para ellos va dedicado el resto del análisis.

 

Sonic Forces nos traslada a una curiosa situación: Eggman se ha aliado con un nuevo enemigo que ha derrotado a Sonic. Con el erizo fuera de juego (durante un ratito, eso sí), el doctor conquista el mundo. Knucles, sus amigos y un nuevo personaje que creas en su correspondiente editor componen la resistencia encargada de derrotar al maligno, rescatar a Sonic y, todos juntos, devolver la normalidad a Green Hill y alrededores.

 

58cc2596-b048-4210-8d24-4341b2217404

Sonic Forces es más una aventura que quiere ser épica que un juego de Sonic al uso, hay disparos, hay algo de exploración y muchos vídeos

 

Sí, Sonic Forces se refiere literalmente a Las fuerzas de Sonic, a los héroes de la resistencia que luchan contra un tirano. ¿Os habéis fijado en esa estrella roja de la portada? Pues por ahí van los tiros. El videojuego refuerza este concepto con un montón de cinemáticas que recorren los lugares comunes de las películas de lucha de liberación opresora, siendo gracioso, por cierto, que el propio Eggman viva en su propia Estrella de la Muerte. Sí, por ahí también van los tiros.

 

Tú te unes a ella junto al Sonic clásico y al Sonic cool. El videojuego pretende que te sientas parte del juego y para ello te hace pasar por un tutorial para que configures a tu personaje a tu gusto. En principio, este editor no parece muy completo, pero a medida que vamos jugando podremos ir añadiéndole elementos como premios a cada acción que realizamos en cada fase: trajes, gafas y accesorios que son meramente estéticos.

 

Durante cada una de las fases que recorremos contaremos con los mensajes de Knucles y del resto del equipo Sonic animándonos, informándonos de lo que sucede y acentuando con sus palabras la fuerza de cada escena, porque si algo busca Sonic Forces es mostrar situaciones ‘molonas’, el control sigue fallando pero el intercambio entre escenas no interactivas e interactivas funciona bien para lograrlo, pese a toda esta crítica, sí que es cierto que tiene algún momento de velocidad a toda pastilla en tres dimensiones que 'mola'. Eso sí, para conectar ambas se recurre a QTE colocados estos sin demasiado amor, integrados de manera poco clara y obsesionados con la pulsación del botón X (jugado en PS4) en momentos incómodos.

 

58cc2596-af60-4ced-adb5-433fb2217404

Sonic Forces falla en los pequeños detalles pero tiene ciertos elementos formales que funcionan muy bien

 

Los jefes finales de Sonic Forces nos enfrentan a los esbirros de Eggman. Su presentación está bien integrada en la historia del juego, pero el combate en sí es flojo, las dinámicas de los jefes son predecibles, fácilmente contrarrestables y se repiten. Están ahí para que le des muerte y recibir tu premio: un nuevo nivel y muchos nuevos complementos para vestir a tu avatar. Solo empiezan a ser divertidos hacia el final.

 

Para poder conseguir más premios tendremos que repetir algunas de las misiones que se nos presentan en la campaña, intentar hacerlas más rápido y conseguir los desbloqueables que esconden. Sí que es verdad que cuando te has aprendido el nivel, te has hecho a un control que falla y te propones conseguirlo todo, el título mejora ligeramente, porque te hace volver a algo que siempre me ha apasionado de Sonic: que sus juegos no me hagan correr por correr, que me inviten a recorrer sus niveles en busca de secretos. Claro que al hacerlo se nos presenta un nuevo problema: los diseños de niveles no están a la altura.

 

Sonic Forces es un juego absolutamente imperfecto pero que ofrece una diversión suficiente a los fans del erizo actual. No es un Colors, no es un Dimensions y está muy lejos de ser un Sonic Mania. La precisión en los saltos es sustituida por otras mecánicas que no hacen más que ensuciar el grueso jugable del título, la historia tiene momentos demasiado ‘¿pero qué me estás contando?’, pero encontrar los desbloqueables del juego y conseguir nuevos trajes para nuestro avatar le da un puntito de diversión que le salva de la quema, junto con algunos momentos entre lo cinemático y lo jugable que hacen pensar que no todo está perdido.

 

Personalmente, yo me voy a echar unas partidas a Sonic Mania para quitarme el sabor de la boca que Sonic Forces me ha dejado, porque este Sonic no es para mí, no se ha hecho pensando en mí y posiblemente tampoco en tí. Pero sí en tu hijo.

5

/ 10

1
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Wonder Boy: The Dragon's Trap Wonder Boy: The Dragon's Trap
Wonder Boy: The Dragon's Trap es una revisión del clásico de Sega. Nos llevará a encarnar a un personaje maldito, mitad humano y mitad criatura sal...
Crash Bandicoot N. Sane Trilogy Crash Bandicoot N. Sane Trilogy
Crash Bandicoot regresa con una remasterización de la mano de Vicarious Visions. Los creadores de Skylanders traen de nuevo esta trilog&iacu...
Maldita Castilla EX Maldita Castilla EX
Al más puro estilo Ghost'n Goblins nos volvemos a introducir en las aventuras del caballero Don Ramiro, en esta versión mejorada. Un juego de plataf...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
6
/ 10
Valoración media de usuarios
11 votos

Género: Aventura

Distribuidor: Sega

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Sonic Forces, Sonic TEAM