Análisis
Shadow Warrior PC

La cosa está entre brazos cortados, chorros de sangre, un japonés con mucho humor negro y un espíritu muy irónico a la busca de su pasado. Shadow Warrior hace honor a su antecesor adaptándose a los tiempos que corren y ofreciendo entretenimiento sin pretensiones.

Shadow Warrior

Cómo añoro esos años de mi infancia en que los ojos y vísceras de seres de otra dimensión volaban por mi pantallote de CRT alguna que otra tarde. Siempre fui un gran apasionado del gore, desde muy pequeñito. Wolfenstein 3D, Doom, Duke Nukem, Quake y demás joyas del FPS primigenio fueron mis tutores en esos comienzos de mi ansia sanguinolenta. Shadow Warrior estuvo en esa lista, por supuesto, junto con Rise of the Triad. Fueron juegos de menor renombre, pero que también tuvieron un huequito en mi corazón (literalmente, metía los disquetes en un corazón de vaca), y que ahora se han subido al carro de la publicación masiva de remakes y refrescos de verano. Son jueguitos tontos y ligeros porque se mantienen fieles a su naturaleza de shooter por el shooter.

 

Shadow Warrior, que es el que nos ocupa, tiene una fuerte identidad centrada en la parodia japonesa. Con un protagonista llamado Lo Wang no podía ser de otra manera (viene a decir, grosso modo, «gran miembro»). Sigue también con su tradición gore y de matanzas satisfactorias. Trasladándonos al presente, lo que antes eran tajos explícitos que partían en dos a los enemigos, ahora resulta en una gratificante beca de carnicería con prácticas en tiempo real. Vísceras coloridas, cabezas cortadas, brazos que saltan por los aires… todo un festival del gore más jugoso, como ya lo fue su progenitor.

 

519ced15-8934-4570-8b4b-0913b2217404

¿Un japonés ensangrentado? Suele pasar, ¡esto es Shadow Warrior!

Volviendo a Lo Wang y lo que le introduce en esta epopeya podríamos decir que se trata de una historia con pocas pretensiones… muy pocas. Tópica, usada, pero al menos no le falta encanto. Todo el ambiente místico de los antiguos dioses que se desarrolla a lo largo del juego tiene cierto atractivo que les permite sacar a colación ciertos mastodónticos y kilométricos enemigos finales que le dan variedad y cierta epicidad al título. Además, gracias a este contexto de fantasía oriental, tenemos desde muy pronto a un espíritu que nos acompaña y hace las veces de guía y alivio cómico (aparte del propio Wang, que es un perrete).

 

El aspecto lúdico es lo que realmente importa en Shadow Warrior. Desde el segundo en que desempuñamos la catana y troceamos al primer enemigo, descubrimos que el juego va a ser bastante divertido. Y no deja de ser cierto. Es muy gratificante matar con la catana. Cada sucesión de tajos que propiciamos desencadena una fuente de sangre y un montoncito de trozos de carne que queda en el suelo, expectantes por si queremos entretenernos más con ellos. La catana es el arma principal del juego y sobre la que pivota la historia, sobre la que no he especificado antes su razón de ser. Nuestro compañero Wang tiene como misión obtener para su jefe una catana legendaria llamada Nobitsura Kage, que, pronto descubrimos, se divide en tres catanas hermanas. Cada una de ellas nos dará ciertas habilidades.

 

519ced17-044c-406d-a14b-0913b2217404

Los enemigos tienen apariencia de demonios orientales, pero tienen buen corte
 

 

Y hablando de habilidades («qué sutil este chico») aprovecho para mencionar una buena apuesta que ayuda a engancharse al juego y a trata de sacar lo máximo de él. Mientras que antes poco a poco encontrábamos armas más poderosas… y punto. Ahora tenemos que ocuparnos de mejorarlas a base de billetera, que se va hinchándose lentamente a medida que peinamos los escenarios. También contamos con habilidades y magias. Las habilidades definen ataques, cantidad de vida o resistencia, mientras que las magias pueden darnos escudos, ondas de choque o magias de regeneración. Las habilidades se pueden aumentar con puntos de karma, que se consiguen, ojo, siendo creativos en los combates. Cuanto más variemos en los ataques (entre todo lo que podamos usar) y cuanto más brutales seamos, más karma tendremos. La magia tiene un tempo más constante, puesto que se mejora con el Ki, que exclusivamente podemos obtener de os cristales de Ki que hay ubicados en cada nivel. A veces 1 y otras 2, podemos encontrar, pero está perfectamente delimitado. Con esto obtenemos una experiencia de juego fluida, satisfactoria y no excesivamente repetitiva, gracias a los enemigos variados que salen a nuestro encuentro.

 

Finalmente merece mucho la pena destacar un lado muy desenfadado del juego que son los easter eggs que plagan cada escenario. Hay menciones a sí mismos, a juegos de la propia cosecha de Devolver Digital o Flying Wild Hog, como Serious Sam III, Hotline Miami o Hard Reset. También hay segmentos del juego que nos colocarán directamente en entornos del juego de 1997, con sus sprites nostálgicos y todo muy retro. También nos bombardean con pequeñas bromas en forma de conejo follarín o citas memorables incrustadas en pleno guión. No es que el juego sea la cosa más desternillante de la historia, pero no deja de ser amable.

 

519ced16-1638-4547-ba99-0913b2217404

Hay demonios de todas las clases, pero tienen su punto débil. Fuego, en grandes cantidades

 

¿Qué hay del audio y los gráficos? Pues hijos, están a la altura de la actualidad. Visualmente es atractivo, con gráficos de buena añada. Tiene una ambientación que cumple y escenarios bien construidos, sin maravillas, pero que se agradecen. La música no merece que os compréis la versión con banda sonora, ya os aviso, pero en cuanto a los efectos de sonido sí que os pongo en aviso de que en ocasiones os sorprenderán con alguna que otra nostalgiada.

 

 

Gore, nostalgia, comedia y Lo Wang. Todo muy en la línea de Rise of the Triad pero con mejor base y mejor resultado. La pregunta del millón es si merece la pena Shadow Warrior. La respuesta es que, siempre y cuando cumpláis con los siguientes requisitos: que contéis con 22,49 €, os guste el gore y los shooters o el gore y la comedia. Ah, y, por supuesto, si aún rendís culto a 3D Realms. Por el precio que tiene serán más de 10 horas de juego entretenido y a ratos divertido. Ahí lo tenéis, en vuestras estanterías virtuales de Steam, Good Old Games y Humble Store.

 

(Versión analizada: PC)

6.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
The Evil Within The Evil Within
La nueva creación de Shinji Mikami, el mítico creador de Resident Evil, al mando de su estudio Tango Gameworks y editado por Bethesda...
Shadow Warrior 2 Shadow Warrior 2
La forma de Shadow Warrior continúa funcionando y prueba de ello es la continuación que nos llega con su segunda entrega. Volvemos a dejarnos conqui...
UNLOVED UNLOVED
UNLOVED es la versión completa del juego basada en un mod de DOOM 2 que llevaba el mismo nombre. UNLOVED es un lugar extraño, una realidad retorcida...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.8
/ 10
Valoración media de usuarios
5 votos

Género: Acción en primera persona (FPS)

Distribuidor: Devolver Digital

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Shadow Warrior, Flying Wild Hog
Hard Reset Redux

Hard Reset Redux

Lanzamiento: Ya a la venta

PC PS4 XOne

Shadow Warrior 2

Shadow Warrior 2

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne