Análisis
Redeemer: Enhanced Edition SWITCH

Para repartir hostias en una tarde de verano está de lujo

Redeemer: Enhanced Edition

Redeemer: Enhanced Edition es un yo contra el barrio en perspectiva cenital muy apañedete. Controlamos a Vasily, un ex-militar retirado que ha confiado la sanación de su mente a un maestro, a un templo y a unos hermanos que practican algo parecido al budismo. Apartado del mundo, su pasado viene a recordarle que lo suyo no es meditar sino pegar mamporros. Intentan  secuestrarlo y él hace lo que sabe hacer: matar.

 

Redeemer está a caballo entre los God of War originales por su sentido de la acción rígido y violento. También porque su protagonista recuerda a veces a un Kratos descafeinado. Los combos son mucho más elementales, no hay una mitología ni un trasfondo tan potente, pero la rabia que desatan ambos tiene mucho en común. Por la perspectiva de juego y su planteamiento sanguinolento de la acción, también recuerda a Hotline Miami, claro que aquí no está la exquisita relación entre posicionamiento de los enemigos, escenario e inmersión de nuestro protagonista en la escena.

 

Existen también ecos de Gauntlet, pues no dejamos de recorrer mazmorras matando todo lo que se mueve, pero de todo ello tan solo recoge pizquitas para hacer un picadito agradable y que nunca es más que resultón. Pero eso sí, te lo juegas de principio a fin encantado. No destaca especialmente en nada, pero todo lo que propone funciona de forma lo suficientemente correcta entre sí para que dar hostias con Vasily mole.

 

Redeemer es ese típico juego que no saldrá en ninguna lista de GOTY, pero oye, qué divertido es

 

En Redeemer: Enhanced Edition lo que importa es empezar un nivel mamorrero en un punto A y llegar al punto B. Siempre hay cierto componente laberíntico que usar a nuestro favor y que nos permite abordar cada escena de la acción casi, casi a nuestro gusto. No solo contamos con un par de combos de patadas y puñetazos, también podemos emplear un sigilo muy primitivo pero eficaz, usar las armas de fuego robadas previamente de otros enemigos muertos, así como emplear nuestro entorno para lanzar cosas o hacer ejecuciones.

 

El momento en el que Redeemer mejor funciona es cuando somos capaces de ejecutar una buena coreografía a lo John Wick; es decir: entramos en una sala, matamos a puñetazos a un guardia, le robamos su escopeta, le hacemos un agujero en el torso a su compañero con dos tiros precisos y al tercero lo ejecutamos contra unos pinchos. Al hacerlo todo bien, recibiremos bonificaciones de salud, obtendremos puntos para mejorar nuestros golpes y desbloquearemos habilidades nuevas.

 

Está bien integrada la forma de curarnos. Si matamos bien y rápido nos sanamos más y mejor, por lo que prima es avanzar y matar, ir hacia adelante y seguir matando. Nos acostumbraremos rápido al control y nos sentiremos como máquinas de matar durante las primeras misiones. Las siguientes se esfuerzan en plantearnos situaciones que nos pongan las cosas difíciles.

 

Matar, matar y matar es muy satisfactorio en Redeemer: Enhanced Edition

 

El problema es que consiguen complicarnos la tarea, pero no de formas especialmente inteligentes, sino atiborrando los espacios de hordas que nos asaltan en una habitación o proponiendo nuevos enemigos que nos bloquean. Es decir, Redeemer piensa que si somos más fuertes, necesitamos enfrentarnos a más enemigos. Y aquí empiezan los problemillas por los que el juego sí es entretenido pero no tan brillante como podría ser. Contamos con un parry casi mágico. Podemos mashear esta acción, de forma que si estamos pateando a alguien, y otro nos ataca, automáticamente lo bloquearemos y le pegaremos a él. Esto funciona de forma muy similar a los Batman Arkham, solo que sin tener en cuenta el buen sentido del ritmo que tenía aquel.

 

Tenemos también un dash que nos transforma en una metafórica croqueta con pinchos, de forma que al rodar llegamos a hacer daño. Todo eso nos convierte en una divertida máquina de matar. De nuevo: ¿inventa algo? Pues no. ¿Copia a sus referentes con talento? Pues no especialmente. ¿Pero es divertido? Yo me lo he pasado muy bien con Redeemer, las cosas como son.

 

A ello ayuda una historia contada también sin especial fortuna, pero que a mí me ha gustado. La verdad es que el estilo de narración y el tono me ha recordado mucho a una de mis series favoritas y menores: Infamous. Es decir: mucho cliché, mucha sobreactuación, muchos lugares comunes y una escritura que parece hecha por un guionista sin imaginación pero con mucho recorrido por pelis de acción. Cutre, pero funciona bien. Se le coge cariño a Vasily y ayuda a seguir con él causando destrucción.

 

Hay una historia que nunca ganará el Oscar pero es adorable por lo mucho que se esfuerza en ser sobrecogedora

 

El estilo artístico es absolutamente genérico, pero el apartado gráfico consigue superar una papeleta importante: hacer de la acción cenital algo perfectamente comprensible, logrando algo difícil: que dar dos golpes, pasar a usar una escopeta, emplear luego un hacha y rodar sea algo que se pueda coreografíar bien con la mente antes de iniciarlo. Y ese es justamente el punto más fuerte de este título: que la mesura a la hora de replicar todos los referentes que aquí he citado le permite al estudio darnos acción controlada. No, he nombrado a tantos juegos por nombrar, sino por premiar al equipo de desarrollo por solo coger un poco de cada y sin pasarse

 

Eso sí, me hubiera encantado que los diseños de escenario y las reacciones de los enemigos permitiera mejores momentos de inicio de tortazos. Casi parece a veces que estamos jugando a un Diablo. La IA de los enemigos es torpe, sobre todo cuando se juntan varios tiparracos entre sí, y se repiten demasiado. Pero, pese a todo, pese a que se parece tantísimo a tantas cosas, este es el típico juego que recomendaría para una tarde tonta de verano en la que solo quieres aplastar y destruir. Y se puede jugar en cooperativo.

 

Sin pretensiones, Redeemer es honesto con lo que ofrece, y lo da a tope. De esos juegos que si los empiezas te los acabas y aún le echas otra vueltaen una dificultad mayor. Por 19,99 euritos para PS4 y Xbox One y con cooperativo local, ni tan mal. (Y por 24,99 en Switch)

7

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
9
/ 10
Valoración media de usuarios
2 votos

Género: Acción

Distribuidor: Koch Media

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Redeemer: Enhanced Edition,
Evento destacado