Análisis
Reassembly PC

Bienvenidos al espacio caleidoscópico en 2D.

Reassembly

Bienvenidos al espacio caleidoscópico en 2D de Anisoptera, en el que las naves se destrozan las unas a las otras en combates llenos de luz y color. Esta es una competición que sigue a rajatabla los preceptos del darwinismo y que se manifiesta entre el jugador, siete facciones de IA y varias flotas de «agentes» creadas extraídas de las partidas de otros jugadores de Reassembly. Las horas se esfuman delante de la pantalla mientras creamos naves exprimiendo nuestra imaginación, aprovechándonos del método de prueba y error para crear el vehículo de guerra perfecto, solo para ver cómo desaparece en el espacio a los tres segundos de haber nacido, pulverizado por alguna nave enemiga. Si os gusta la idea de crear vuestros propios navíos espaciales pieza a pieza para patrullar la galaxia y someter a todos sin mayor razón que «porque podéis», este es vuestro juego.

 

Reassembly no os cautivará con ningún desarrollo narrativo, ni tan siquiera con personajes. El juego transcurre en un espacio repleto de naves en constante disputa por los recursos y el territorio. El jugador está limitado a un número de puntos P, que se utilizan para crear y ampliar las naves con piezas ofensivas y defensivas. Para llegar a crear el gigante espacial que siempre hemos soñado, es necesario que acumulemos puntos R para, o bien cambiarlos por puntos C en las estaciones espaciales, o bien hacer aparecer directamente una flota personal. Los puntos C permiten comprar piezas, como ya decía, y ampliar el límite de puntos P. Un mayor rango de P permite llevar más armas, escudos, impulsores, fábricas de unidades y otras mejoras. Dado que el casco de nuestra nave no depende del límite de puntos P, podríamos crear, fácilmente, un titán casi inmóvil desde muy pronto.

 

56118644-280c-40b2-bf0a-58b3b2217404

 

Los primeros pasos en el juego os llevarán a comprender y explotar modestamente el editor, a cosechar las plantas de los sectores cercanos y, por supuesto, a explorar los más lejanos, provocando inevitablemente muertes morrocotudas al toparos con hordas de naves enemigas. Rápidamente os haréis con una útil cantidad de puntos C a base de acabar con las naves más pequeñas y de canjear los puntos R. Si tenéis algo de picardía, muy pronto lograréis desbloquear todas las personalizaciones para empezar a trabajar en el punto fuerte de Reassembly.

 

La mayor parte del tiempo de juego lo dedicamos al editor de naves, que es limitado, pero muy efectivo. La única pieza indispensable es el módulo de control, que es desde donde se deben añadir el resto de elementos, anclándolos unos a otros como si de figuras de LEGO se tratara. Para facilitar la labor aún más, existen varios atajos para copiar, pegar, rotar, voltear, etc., que ayudan a construir rápidamente naves simétricas tras un proceso de aprendizaje no muy alto.

 

56118644-bfc4-42e2-bf63-58b1b2217404

 

Lo complicado es llegar a construir una nave consistente y totalmente funcional, porque hay que ir probando cómo se desenvuelve nuestra creación fuera del editor (si bien también contamos con un simulador para ver cómo se enfrenta a naves enemigas), y también es necesario equilibrar la potencia, movilidad y defensa de nuestro vehículo dentro del límite de puntos P. Acabar con las naves de las facciones nos proporciona, por otra parte, acceso a ciertas mejoras y armas exclusivas que podemos comprar para complicar aún más nuestra selección. Tenemos que priorizar en las capacidades de la nave, y no en su apariencia, por lo que en ese aspecto, los resultados tienden a ser bastante desalentadores. Podéis crear un Destructor Estelar, claro que sí, pero llegar a ello es complicado, porque la plantilla depende de una cuadrícula, y lo que se lleva son los diseños de tipo tanque o… patata espacial.

 

A pesar de que el juego cuente con un gran arsenal de armas manuales y automáticas de varios alcances, tasas de disparo y potencia, a día de hoy Reassembly es un juego de extremos. Las mejores flotas se basan o en la artillería pesada de larga distancia o en ataques relámpago con armas de cortísimo alcance. Así, las facciones a las que nos podemos enfrentar están evidentemente mal equilibradas en potencia, y se convierten en carne de cañón en cuanto tenemos un presupuesto de puntos P suficiente para mejorar el poder destructivo de nuestra pieza.

 

56118644-93c0-4ea2-9468-58b5b2217404

 

En unas horas vuestra flota se convertirá en los matones de la galaxia, pero donde realmente se probará su valía será en los enfrentamientos contra los agentes creados por otros jugadores, y que deambulan por nuestra parte del espacio. Al entrar en un agujero de gusano podemos subir nuestras creaciones para tocarles las narices a otros jugadores como ellos hacen. También nos permiten viajar a nuevas galaxias con agentes con un número P similar al nuestro. Sea solos o comandando una flota, la posibilidad de entrar en nuevas galaxias asegura la longevidad de Reassembly.

 

El estilo visual, muy marcado por el estilo vectorial de antaño y por el concepto modular que se extiende a todo lo que vemos le sienta muy bien. Resulta una experiencia visual muy estimulante, repleta de luces y estelas de los disparos, los impulsores y los cientos de elementos móviles en pantalla. En cuanto a la música y los efectos de sonido, hacen lo que tienen que hacer, sin más, pero no dejan de dar correcta ambientación al juego. El control carece de una mayor sensación de precisión, pero depende demasiado de nuestros diseños, así que toca sacarse el título de ingeniero aeronáutico antes de quejarse. Hay variedad en los combates y aunque carezca de un multijugador real, es un juego espacial que satisface durante unas cuantas horas o todo lo que queráis, gracias a sus herramientas creativas, a pesar de lo desorganizadas que resulten. Si sois personas creativas, con interés por lo espacial, debilidad por los juegos amplios de miras en los que vosotras os ponéis el límite, Reassembly no os decepcionará, juguéis solas u os rodeéis de una flota de matones espaciales.  

7.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
FTL: Faster Than Light FTL: Faster Than Light
Faster Than Light nos lleva al espacio exterior, donde deberemos comandar una nave y decidir si queremos aliarnos con un bando o ir por libre. Elig...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Acción táctica

Distribuidor: Anisoptera Games

Pegi: +3