Análisis
Ray Gigant PSVITA

Mezcla Naruto, Evangelion y Etrian Odyssey y tendrás Ray Gigant.

Ray Gigant

Tras Severed, PSVita recibe otra alegría también dentro del género dungeon crawler. Ray Gigant nos entrega buenos combates, una historia seinen muy atractiva y una curiosa y original manera de subir de nivel a nuestros personajes.

 

En un futuro no muy lejano, unos seres llamados Gigants han destrozado La Tierra. En el último momento, cuando parecía que ya no quedaba esperanza, los Gigants retroceden. La causa es un chico encontrado en un cráter con un amuleto en su mano, un chico que se ha enfrentado a los titantes demoníacos y los ha vencido. Pero los laureles no hay que dárselos solo a él, más bien a un ser que habita en su interior, un Yorigami que le concede los poderes suficientes para salvar La Tierra.

 

La trama de Ray Gigant es una muy entretenida, con buenos personajes, conversaciones e historia

 

Este punto de partida, que nos recuerda tremendamente a los Jinchuriki de Naruto y sus Biju, lo hace Ray Gigant propio al añadir a esa idea la creación de Yorigamis artificiales que se acoplan a otros niños para lanzarlos a la batalla. De este modo, se acerca más a lo visto en Evangelion y sus niños elegidos, solo que los EVA  en esta ocasión residen en su interior, y con una ventaja aquí con respecto a la obra de Gainax, aquí no hay un Shinji como protagonista, gritando enemigos, enemigos, todos quieren ser mis enemigos. El peor protagonista de la historia.

 

Ray Gigant brilla en su historia, una que me encantaría ver en una serie anime. Esta se desarrolla a golpe de novela visual: mucho texto, muchas imágenes estáticas y un puñado de preguntas que se le hacen al jugador en el transcurso de la narración; pero cuidado, puedes caer en el error de pensar que no tienen ningún efecto en la trama, y no es así. Si al hablar con una chica se te da una opción para flirtear con ella, y lo haces, eso tendrá consecuencias, también si coqueteas con dos a la vez.

 

Por su trama, por lo bien que se desarrolla, por lo bien que está contada y porque sus personajes son encantadores, la habitual pesadez de las visual novel se esfuma. Querrás conocer hasta el final lo que ocurre, porque hay giros y porque todo lo que se nos cuenta está muy bien cuidado, y lo que es más importante, tiene sentido dentro del mundo de juego.

 

El combate es por turnos pero los personajes no son ilustraciones estáticas como suele pasar, aquí están muy bien animadas

 

Lo que se nos relata salta a lo jugable. Los Yorigami nos hablan directamente a nuestra mente, pueden comunicarse entre ellos y también hablarle a nuestros compañeros. Esto permite que sean ellos lo que nos cuenten lo que ocurre en las mazmorras que exploramos, los que se metan en nuestro cerebro para permitirnos ver toda la información auxiliar que el escenario necesita para explicarse. Los ítems brillan y son enormes no porque lo sean realmente, sino porque el Yorigami hace que lo veamos así. Ray Gigant hace un acertado y enorme esfuerzo para que todo lo que hagamos, juguemos y descubramos tenga sentido dentro del argumento, y eso favorece muchísimo la coherencia de la historia, ayuda a que el juego enganche hasta el final.

 

El otro punto fuerte de Ray Gigant es su combate, sus batallas cuentan con una excelente presentación, con personajes bien animados y expresivos. Las luchas son por turnos, en un lado están los personajes que controlamos y enfrente se ubican los enemigos. La particularidad es que su duración es finita, contamos con unos puntos de acción determinados para un número de acciones concretas. Se pueden recargar durante la batalla esperando, pero eso nos deja a merced de los enemigos. Los AP a gastar varían en función del grupo de enemigos al que nos enfrentamos. Tenemos enfrentamientos ligeros, normales y duros, en estos últimos tendremos que calcular bien nuestras acciones, pues si nos quedamos sin AP el daño producido por los rivales será letal.

 

Escogemos todas las acciones de nuestro equipo para luego pasar a la acción. Podemos usar una opción similar a la de desatar un ataque límite en el que el Yorigami domina nuestro cuerpo y la emprende a puñetazos. La eficacia de cada uno de estos golpes depende de lo bien que realicemos un minijuego musical, uno que parece representar cómo nos relacionamos con el monstruo que habita en nuestro interior. Estas transformaciones cuestan puntos de acción, así que hay que usarlas con moderación.

 

El cuidado que hay que tener para elegir las acciones a ejecutar va enlazado con cómo mejoramos esas acciones. Ray Gigant incorpora un árbol de habilidad en el que tenemos que desbloquear no solo nuevas habilidades, sino también la posibilidad de conseguir ítems. Contamos con una serie de espacios en este árbol en los que invertir materia que recolectamos por ahí, una vez que lo hacemos de manera suficiente, podemos gastar aliento en esa casilla para que nos dé un arma, armadura o equipamiento al azar. Esto, que puede parecer demasiado azaroso, se convierte en algo muy divertido, porque podemos hacer progresar a uno u otro personaje de manera estratégica para mejorar su equipamiento.

 

La manera de subir de nivel y crecer es sencilla pero muy interesante. A través de este árbol de habilidades también obtenemos nuestro equipo de batalla

 

Con una historia buena e interesante y un combate por turnos divertido, nos queda el último punto crucial de un buen dungeon crawler en primera persona: la exploración de las mazmorras. Lamentablemente, Ray Gigant va muy justito en este sentido. Artísticamente no brillan y tampoco lo hace cómo está planteada la exploración en sí. Tiene algún que otro atajo y esconde sus tesoros, pero le falta tener una ambientación tan poderosa como la de Severed o el acento a la exploración de Etrian Odyssey. Por fortuna, vuelve el combate y la historia para salvar la papeleta. Pensemos que el equipo llega a través del árbol de habilidades, no encontrándolo en las dungeons.

 

Ray Gigant es otra buena incorporación al catálogo de PSVita, es un videojuego largo, con una buena trama y ofreciendo una interesante manera de mejorar nuestras habilidades. Flojea en dos aspectos: llegar en inglés y tener una exploración flojilla, por todo lo demás, es una pequeña maravilla en su género.

8
/ 10
14 de Mayo de 2016 a las 16:32 por Adrián Suárez Mouriño
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Ray Gigant? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
A.O.T. Wings of Freedom A.O.T. Wings of Freedom
La serie japonesa de éxito, Attack on Titan, cambia de la televisión al mundo del videojuego en forma de juego de acción. De la mano de Omega Force...
Monster Hunter Explore Monster Hunter Explore
Una nueva entrega de Monster Hunter nos adentra a la caza de nuevas criaturas, pero esta vez en una plataforma diferente. Ahora deberemos coger nuestr...
Monster Hunter Generations Monster Hunter Generations
Monster Hunter regresa a nuestras portátiles de Nintendo para proponernos una nueva aventura de caza de monstruos. En esta ocasión en...
Información
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
0 votos

Género: RPG

Distribuidor: Bandai Namco Games

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Ray Gigant, Experience Inc
Comunidad
Participa en el foro de Ray Gigant y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego
Sigue a Mundogamers en