Análisis
Port Royale 4 PC

Coged vuestros loros, piratas. Es hora de hacerse a la mar 

Port Royale 4

Ahora que se ha acabado quizás el verano más atípico de los últimos años, es posible que te interese evadirte del confinamiento y las mascarillas realizando un pequeño viajecito al Caribe. No solo eso, sino que si te digo que además de viajar allí podrías establecer tu propio imperio comercial que enriquezca tus tierras, contente a tu virrey y te proporcione fama y gloria, seguro que el plan te apetece todavía más. 

 

Coge tu mejor cargamento de ron y prepárate para embarcarte en un juego de administración comercial que te permite gestionar diferentes flotillas de barcos para que establezcan rutas comerciales entre islas. Y es que el objetivo de Port Royale 4 es mejorar y establecer negocios en las diferentes ciudades del mapa y enfrentarnos a sangrientas batallas navales contra piratas y corsarios. 

 

202042917344787 1

 

El juego es mucho más sencillo de jugar que otros juegos de estrategia recientes como Crusader Kings 3 y por lo tanto muchísimo más accesible si no quieres perder demasiado tiempo en los tutoriales antes de empezar a jugar. Cada partida del juego es completamente diferente de la anterior, ya que eres libre para establecer las rutas comerciales e invertir en las mercancías que más te interesen en cada momento. En una sola hora de tutoriales con un doblaje y localización excelentes podemos empezar nuestra aventura comercial y sentirnos como verdaderos piratas. En ese sentido, Port Royale 4 se aleja del cliché de los piratas al margen de la ley que combaten con un loro al hombro para hablarnos de pactos entre reyes, estrategias militares y comerciales, búsqueda de mercancías y, en último lugar, la posibilidad de atacar otros barcos. 

 

Tras los tutoriales el juego nos permite jugar 4 campañas distintas según el virrey al que deseamos servir (y que corresponden a España, Francia, Los Países Bajos e Inglaterra) o una partida libre que nos dejará mucho más a nuestro aire (en la que siempre tendremos un virrey asignado). En ese sentido, eché en falta, por ejemplo, servir a Portugal, gran potencia marítima esclavista que pasa a menudo desapercibida en la historia. 

 

portroyale4 2937433b

 

Mi historia comenzó en una pequeña ciudad llamada Port Royale: tenía un solo barco en mi convoy y ya era hora de empezar a ganar dinero para dar de comer a mi familia. Lo primero que tienes que tener en cuenta es la materia prima que nuestra isla es capaz de producir y qué demandan sus habitantes. Si vemos que algo de lo que demandan se produce en una isla cercana podemos ver si algo de lo que producimos en nuestra isla se puede vender allí. Si todo sale a pedir de boca, ya tenemos una idea para nuestra primera ruta comercial. Configuramos nuestra ruta, seleccionamos lo que queremos comprar y vender en cada punto y alejamos la cámara del mapa para que el tiempo transcurra más rápido. Esta mecánica de que el transcurso del tiempo esté relacionada con la altura de la cámara me ha parecido muy interesante e innovadora y creo que hay más juegos que podrían beneficiarse de una idea así. Al fin y al cabo solo nos acercamos cuando queremos ver algo más en detalle y se entiende entonces que queramos que el tiempo se ralentice para no perder de vista algunos eventos que pueden estar ocurriendo en otros lugares más lejanos. 

 

Con mi primera ruta establecida y funcionando ya tenía acumulado suficiente para ampliar mi flota, crear más convoyes, establecer nuevas rutas y empezar a cumplir con los encargos de mi virrey para ganar fama y reconocimiento. Además, mejoré mi ciudad natal para producir nuevas mercancías, lo cual generó más trabajo y aumentó la población local. Además compré varias licencias para poder construir y producir nuevas mercancías en otras islas del Caribe que me fueran haciendo cada vez más rica. 

 

Todo parecía marchar bien pero me ocurrió algo terrible mis barcos se encontraron con el temible pirata Jack Rackham, también conocido como “Cálico Jack”. Como no había invertido demasiado en barcos defensivos, perdí varios barcos, a mis tripulantes y mis valiosas mercancías. Evidentemente, esto no iba a quedar así: construí varios barcos de guerra, invertí en unos buenos cañones  y me preparé para mi venganza. 

 

El juego te permite formar parte de los combates navales o que estos ocurran automáticamente como ocurre en la saga Total War o en Vampire Wars: Immortal Realms. Son combates por turnos en un tablero hexagonal que te permiten mover tu barco y disparar dos veces por turno: uno desde estribor y otro desde babor. Además cada barco cuenta con diferentes habilidades y características que te permiten más movilidad, disparar desde más lejos, abordar otros barcos, etc. Los combates pueden ser entretenidos en un principio debido a la novedad de combate, pero a la larga se vuelven algo repetitivos y acabas cayendo en la tentación de pasarlos todos automáticamente si vemos que la victoria es segura.

 

port royale 4 22

 

El resultado de los combates, evidentemente, marcará la diferencia en las siguientes horas jugables y hasta puede llegar a hacerte perder la partida. Con mi nueva inversión en barcos de guerra derroté al temible pirata, mi nombre ganó fama en el Caribe y el virrey me recompensó con un nuevo tipo de flota con el que seguir realizando mis rutas de comercio. 

 

Es un juego divertido para aquella persona amante de los juegos de gestión con un poco de riesgo aleatorio en forma de pirateria y que proporciona en sus combates navales una forma de escapar un poco de la parte económica del título. Sin embargo, no todo lo que reluce es oro y pronto te encontrarás con uno de los principales problemas de este tipo de géneros y es el hecho de comprender rápidamente el patrón de los eventos o cómo sacar el máximo provecho de las mecánicas ofrecidas. Al aprender a ver a través de la programación del juego, este pierde rápidamente ese componente de aleatoriedad necesario en los juegos de gestión y estrategia para obligarte a estar pegado todo el rato a la pantalla. 

 

Además, tiene algunos problemas de rendimiento al acercarnos mucho a las islas y los combates pueden llegar a hacerse repetitivos pero al no ser obligatorios podemos disfrutar del título como nosotros queramos.

 

Un juego entretenido para todos los que quieran pasar un buen rato surcando los siete mares, pero al que le queda todavía un poco de lustre para llegar a conquistar el género.  

7.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Estrategia por turnos

Distribuidor: Kalypso

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Port Royale 4, Gaming Minds Studios