mundogamers
    • Análisis
    • One Piece Pirate Warriors
    • 3.5
    • /
    • 10
  • PS3
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 7.0

        •  (8 votos)
  • Aunque la mona se vista de seda,

    mona se queda.

Buena maniobra de distracción para camuflar la identidad de un juego, aunque no ha surtido efecto. En Japón One Piece: Pirate Warriors es Pirate Musou, y es otra obra casi clónica de Omega-Force, desarrolladores de todos los Musou habidos y por haber, incluyendo todos los Dynasty Warriors y los repetidos spin-off de la saga con caras de anime como Gundam o El Puño de la Estrella del Norte. Y allí todos estos juegos triunfan como si los regalasen, pero aquí los seguimos viendo como una fórmula repetitiva y aburrida que seguimos sin entender por qué podría gustar.

 

Más de una decena de personajes con más variedad que el centenar de cualquier otro Musou, pero sólo para la campaña alternativa. El modo principal se jugará sólo con Luffy.

 

Vaya por delante que este Musou de One Piece es el mejor trabajo que han realizado los del estudio de Tecmo Koei, sin necesidad de un centenar de personajes (la única novedad aparente entre entregas de Dynasty Warriors), sino aportando un poco de variedad más allá de cambiar entre un general que ataca con una espada de uno que ataca con una lanza. Pero aún así, como reza el dicho, aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Que Luffy y su tripulación den mucho más juego que cualquier legendario personaje histórico del Romance de los Tres Reinos es cosa de Eiichiro Oda, creador del manga original, y no de Omega-Force, que no han explotado las posibilidades de los Sombrero de Paja al máximo como CyberConnect2 hace con la competencia, Naruto, sino que lo han adaptado a lo que saben hacer.

 

Avanzar, matar, avanzar, matar, avanzar, matar,... acabar con hordas de enemigos en plazas vagamente diferenciables hasta que se abra la puerta que nos permite acceder al jefe final, que nos ofrece un desafío ligeramente diferente gracias a unas habilidades únicas, e intercalando ciertos eventos QTE que activan secuencias especiales para hacer que un combate que se podría desarrollar repitiendo una y otra vez los mismos dos movimientos, acabe por tener cierto parecido con la batalla plasmada en la obra original, algo parecido a lo que ocurre con el desarrollo de las fases, en las que de vez en cuando tenemos que buscar la forma de avanzar aprovechándonos de los poderes de goma de Luffy, aunque no tenemos más que hacer que buscar un punto con una alerta, pulsar un botón y seguir la secuencia de QTEs.

 

Que se hayan molestado en hacer una mecánica exclusiva para Drum pero que no hayan representado Skypiea, Syrup o Thriller Bark es un delito. Tal vez como DLC...

 

One Piece es todo un fenómeno en Japón, y está empezando a calar fuerte en todo el mundo, pero aún así, este es un juego que quizá sólo los mayores fans de la serie puedan llegar a disfrutar. Sabemos que hay títulos basados en otras licencias que son perfectamente disfrutables sin conocer el origen, como los juegos de lucha de Bleach para Nintendo DS creados por Treasure o el JoJo's Bizarre Adventure recién re-estrenado en HD, pero no es el caso de One Piece: Pirate Warriors. De hecho, ni siquiera siendo el mayor fan de la historia quedarás saciado, no por la falta de contenido jugable, la falta de personajes o de modos y extras, sino porque, ya de hacer un juego que homenajee a la serie al completo, demonios, debería incluir la serie al completo.

 

Recordamos el Luffy vs Lucci como algo de lo más épico, y lo es, pero sólo como secuencia.

 

Imperdonable es que se hayan olvidado de la saga de Villa Syrup, cuando conocieron a Usopp y se enfrentaron al Capitán Kuro de los Mil Planes, imperdonable que no aparezca Logue Town con el primer encuentro entre Luffy y Smoker, e imperdonable la ausencia total de las sagas de Skypiea contra Enel y Thriller Bark contra Moria. Pero seguramente lo que más rechine a todos los grandes fans de la serie, será que, a pesar de conservar el doblaje original japonés, los textos en castellano están sacados directamente del anime español, con todas las rimas absurdas que ello implica como el convertir el Gomu Gomu no Gatling en “Galleta galleta metralleta”, o el Gomu Gomu no Balloon en “Hincha la panceta colchoneta” y demás desvaríos de la adaptación a nuestro idioma.

 

Demasiadas barreras a superar y demasiadas molestias que tomarse sólo para revivir una gran serie en forma de videojuego. A pesar de que es el mejor juego machacabotones “tipo Dynasty Warriors” que han creado, One Piece: Pirate Warriors es repetitivo, es monótono y demasiado lejano para el jugador, que sólo tiene la misión de pulsar repetidamente una serie de botones, con lo que todo lo que One Piece puede pretender representar se va al garete sólo porque un estudio no ha sabido adaptarse a un desafío, sino que lo ha llevado a cabo de la única forma que sabe. Por mucho que inexplicablemente tengan mucho éxito en Japón, va siendo hora de que alguien le de un toque a Omega-Force.

    • Acerca de Víctor Junquera
    • Coordinador y redactor de MundoGamers. Loco de los puzles, los shmups, los juegos de hostias y espadas y Geometry Wars. Contacta con Víctor Junquera por e-mail o en Twitter.

  • Víctor Junquera
3.5
1
Comentarios
      • Tonichan Piedrabuena
      • 29-09-2012 19:54
      • valorar:
        + 0
      • Reportar post:
        !
    • Estimado Dinasty: quiero entenderte, pero no me dejas :(.
      Firmado: Toni Piedrabuena
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema

La opinión de...
Colaboradores
Guau, nueva generación

Dayo, videobloguer del canal de YouTube DayoScript.

 

En Doraemon y el se...


Leer más
Sigue a Mundogamers en