Análisis
No Man's Sky PS4

El universo es demasiado grande.

No Man's Sky

No sabíamos muy bien lo que debíamos esperar de No Man's Sky, la ambiciosa propuesta de un estudio independiente que poco a poco fue tomando una importancia mayúscula por evidentes motivos. Promesas, números, expectativas... por fin un videojuego iba a permitirnos sentir una sensación tan única como es explorar una galaxia prácticamente infinita. La ambigüedad de la información que se proporcionaba con el paso de los meses hacía complicado dilucidar lo que íbamos a terminar encontrando, que al final ha terminado siendo una obra interesante pero que se queda a años luz de cumplir las esperanzas creadas

 

Un universo con alrededor de 18 trillones de planetas, imposible de abarcar, es el contexto de No Man's Sky. Nosotros comenzaremos nuestro viaje interestelar en uno de esos planetas, con la intención de viajar entre sistemas y conocer nuevas localizaciones que se generan de forma procedural, por lo que jamás encontraremos uno que sea igual que el anterior. Desde ese punto de vista, no hay más que aplaudir la capacidad de un pequeño estudio por haber creado un impresionante universo al completo, capaz de regalarnos bellas estampas en nuestros múltiples viajes y que logra cumplir con una meta muy concreta: hacernos sentir absolutamente minúsculos en el universo. De hecho, ese es el único objetivo que realmente logra cumplir con creces No Man's Sky.

 

57addf31-2360-4e1b-8738-12dab2217404

 

Cuando conocíamos los números antes del lanzamiento, las dudas eran palpables y se dirigían siempre hacia el mismo destino: habrá muchos planetas, sí, pero ¿qué podremos hacer en ellos? ¿qué nos motivará a seguir explorando la galaxia? Lamentablemente, es el agujero negro del conjunto, ya que a las pocas horas de experiencia nos daremos cuenta de lo realmente limitadas que están las propuestas jugables y las posibilidades reales que encontramos en estos planetas. Jamás un espacio tan grande se había sentido tan desaprovechado en un videojuego.

 

No Man's Sky toma elementos que ya hemos visto en otros videojuegos que proponen algo parecido, como es tratar de situarnos en un mundo enorme generado al azar y conseguir recursos que nos permitan avanzar para ser cada vez más fuertes. En propuestas como Minecraft, que también genera un espacio prácticamente infinito en cada nueva partida, no hay ningún objetivo y es el propio jugador el que marca sus metas, pero siempre dentro de unas posibilidades reales y unas reglas complejas, pero que pueden llegar a entenderse. Consigues recursos que sabes que van a servir para múltiples utilidades, sacando provecho del espacio que encuentras. En No Man's Sky, el absurdo tamaño del universo y las reglas propuestas por Hello Games hacen totalmente imposible que podamos llegar a realizar algo similar, sintiendo en todo momento que nos falta motivación para seguir explorando la galaxia.

 

57addf14-f674-4deb-b983-124eb2217404

 

No podemos asentarnos en un planeta que nos haya enamorado visualmente, por ejemplo, y es probable que una vez que lo abandonemos jamás volvamos a verlo. No podemos dedicarnos a explotar sus recursos como auténticos enfermos, ya que tenemos una capacidad limitada en el inventario y tampoco es que haya demasiadas cosas que poder craftear. Poco a poco nos daremos cuenta que la obtención de recursos solo sirve para rellenar el combustible de nuestra nave (que jamás se nos acabará, ya que literalmente crece de las plantas y árboles o incluso de los meteoritos que encontramos fuera de todos y cada uno de los planetas), regenerar nuestros escudos, armas... y poco más. Conforme vayamos explorando la galaxia conseguiremos planos de nuevas tecnologías que van a ayudar a nuestro progreso, mejorando nuestro traje, nave o armas, requiriendo siempre recursos para conseguirlo. Otro de los problemas es que la generación aleatoria de mundos hace que sea imposible saber si el recurso que necesitamos para una determinada investigación va a estar en ese planeta, y no hay más forma de averiguarlo que lanzarnos a explorarlo durante minutos o horas.

 

Estos planetas cuentan con elementos propios y únicos, como animales, que podemos investigar y añadir a nuestra colección. Es interesante comprobar que somos los primeros jugadores de todo el mundo en descubrir un planeta al completo, que realmente sentimos que es tan enorme, o que descubrimos una nueva especie animal que jamás se había observado por nadie hasta el momento... pero no podemos más que registrarlo en nuestro diario y ya está. Las posibilidades de que otro jugador llegue al mismo planeta en el que nos encontramos y compruebe que nosotros ya hemos hecho el descubrimiento es casi nula, por lo que el impacto de nuestras acciones también se convierte en algo inapreciable. Podemos coleccionar todas las criaturas que habiten en un planeta, pero pronto pensaremos en las razones que nos empujan hacia ello. ¿Por simple coleccionismo? Por sentido común, es imposible coleccionar todo lo que No Man's Sky ofrece.

 

57addee8-3184-4a36-81af-1166b2217404

 

Con el paso de las horas, además, nos daremos cuenta de que podemos elegir nuestro objetivo con total libertad, pero todos ellos requieren que nos convirtamos en nómadas espaciales y viajemos entre sistemas, así que al final todos terminaremos haciendo lo mismo: siempre vamos a necesitar los mismos recursos para poder utilizar una tecnología determinada de nuestra nave que nos permita saltar hasta el siguiente sistema solar, ya que en realidad no podemos explorar el universo al completo de por sí, sino que se divide en pequeñas porciones. Pronto también nos daremos cuenta de que estos sistemas siempre se generan de la misma manera: un número concreto de planetas (que suele ser pequeño), una estación espacial que siempre es igual estéticamente y las mismas posibilidades en todos ellos. La sensación de que estamos haciendo lo mismo continuamente es evidente, generando una experiencia altamente monótona y que puede llegar a desesperar a más de uno. Más allá de adentrarnos en la atmósfera del siguiente planeta para maravillarnos ante lo que ven nuestros ojos, hay poco que descubrir.

 

Todos los planetas tienen los mismos elementos a revelar y todos ellos comparten la misma estética. Es decir, todos tienen diversos puntos de guardado y diferentes edificaciones que, generalmente, tienen en su interior nuevos planos que nos permitirán seguir creando nuevas tecnologías. También encontraremos otras criaturas que hablarán con nosotros y que nos ayudarán o no dependiendo de la respuesta que proporcionemos en la conversación. En este sentido, también deberemos aprender los diferentes lenguajes existentes en el universo, para poder saber qué nos dicen las distintas razas que encontraremos, por lo que en todos los planetas también encontraremos monolitos y estructuras de aprendizaje cultural. En este sentido, al final, la sensación es la misma que en otros sentidos: es gratificante ir conociendo nuevas palabras, pero es probable que cuando viajemos a otros sistemas y nos encontremos a otras razas todo lo aprendido sirva para bien poco.

 

57addf22-a4b4-4a90-afa5-129eb2217404

 

Las tiendas y el comercio también son básicas para seguir avanzando y, como os he comentado antes, todos los sistemas solares cuentan con una estación espacial que nos permite acceder a una tienda y en la que también podremos encontrarnos con otros viajeros (controlados por la máquina, claro, ya que es imposible encontrarse con otro jugador real). Podremos comerciar con ellos, comprandos sus recursos, vendiendo los nuestros y, lo más interesante, comprando sus naves espaciales, que son excesivamente caras pero que sí ofrecen mejoras palpables respecto al primer medio de transporte que obtenemos, aunque se puede mejorar. Las tiendas son prácticamente iguales en todas las estaciones, y aunque varían mínimamente los precios entre ellas, siempre vamos a encontrar los mismos objetos.

 

La sensación con No Man's Sky, una vez que han pasado las primeras horas y hemos podido echar un vistazo a algunas localizaciones muy interesantes que podemos encontrar como parte de una historia misteriosa que también nos quiere contar (y que merece la pena descubrir), es la de repetición continua. Todo está estructurado de la misma manera, sigue los mismos patrones, necesitamos siempre los mismos recursos y el impacto en cualquier planeta que visitemos es absolutamente mínimo. Podemos marcar nuestro propio objetivo y desplazarnos con libertad por la galaxia, por supuesto, pero las posibilidades que ofrece la propia obra solo nos permite ser nómadas espaciales que consiguen recursos para poder viajar hasta el siguiente sistema solar, en el que vamos a tener que repetir el proceso y ya está.

 

57addf15-9a7c-495c-8ea7-1256b2217404

 

Es loable la capacidad de un estudio como Hello Games de haber conseguido crear un universo tan grande, que realmente da gusto explorar y donde os maravillaréis cada vez que encontréis un nuevo planeta, unido a la diversidad cultural y a ciertos misterios que sí que pueden llegar a motivar. La satisfacción de cruzar la atmósfera y comprobar, por ejemplo, que estamos en un planeta nevado con árboles preciosos no tiene precio, al igual que al descubrir que el siguiente planeta es totalmente diferente al anterior. La experiencia se justifica en este sentido y No Man's Sky merece ser experimentado al menos una vez por todos los jugadores, pero más allá de esas primeras impresiones, este universo tan grande no puede sentirse tan vacío y con tan pocas posibilidades reales.

 

Tampoco sé todavía cuál es el objetivo final de esta obra. Si es la de hacernos sentir pequeños en una galaxia tan grande, se consigue. Pero si es la de hacernos pasar horas y horas junto a esta propuesta, no entiendo la razón por la que no se han puesto más esfuerzos en generar mecánicas o posibilidades más interesantes. Aun así, a pesar de que todos estos pensamientos negativos siempre rondan mi cabeza, todas las veces que me embarco en un viaje espacial en No Man's Sky me pierdo durante horas en él, ya que el placer de descubrir, aunque el beneficio sea solamente visual, merece experimentarse. Más allá de eso, la obra es algo decepcionante, sobre todo por las expectatvias que ellos mismos habían creado. Un universo al completo a nuestra disposición, con todo lo positivo que ello conlleva, pero con muy poco que hacer en él.

7

/ 10

11
Comentarios
Comentar
    • Estoy con el juego y uff. Hay momentos en que cuesta sentir entretenimientos o diversión. Que de esas 9 categorías de logros de viaje ya he llegado al nivel máximo en 5 y una más está a punto. Al menos como objetivo de ir haciendo es algo. Pero ese logro de descubrir todas las especies animal de un planeta es TAN desesperante! Porque de un planeta que puede tener 10 especies (wow!), tienes 9 y puedes ir dando tumbos durante un par de horas buscando el último... Eso no es divertido. Porque lo que te puede divertir en un planeta o maravillar, ya lo has visto mientras buscabas esos primeros 9. Y si esa última especie es un pájaro, apaga y vámonos, porque la única forma de analizarlos es abatiendo a uno y analizar su cadáver. En cambio con los terrestres no es necesario que estén quietos.

      Al final la sensación es un poco de hastío, porque por mucho que la mona se vista de seda, mona se queda y el planeta en el que estás no es tan diferente del que has visto quiás hace 3 planetas y no he tardado mucho en pasar de registrar nombres personalizados de parajes y animales. Con los planetas todavía me animo, pero para qué, si al final solo lo voy a ver yo y quizás una persona más la cual me la trae muy floja lo que opine sobre los nombres que haya podido escoger.

      La sensación que tenía de buen principio es la que realmente me ha sabido el juego: Que es una muy buena demo técnica de creación procedural de terreno a la cual le han añadido un poco de maquillaje para que el usuario tenga algo que hacer.

      Espero que al menos sea un ejemplo y que inspire tecnologicamente a otros y algún día salga algo de lo que digamos "Es lo que vimos en No Man's Sky, pero con mejores ideas y más chicha".

      El 7 es una nota más que justa para este juego.

      PD: Todo esto lo escribo después de mirar el reloj y decirme "Ha pasado una hora desde hace un momento?". El juego tal, pero absorbe como una mala cosa.
    • Es el problema base de este juego y su truco, ofrecer much espacio pero como estructuralmente no deja de ser un indie, se presenta en pequeñas dosis que limita esa falsa idea de libertad. Conseguir recursos y seguir viajando. Olvidas un handicap superior al marketing, su precio, totalmente irreal.
En respuesta al comentario anterior:
    • En los análisis de una obra dejo totalmente fuera de la valoración el tema del precio, porque no me parece correcto. Eso sí, voy a tratar el asunto en un artículo aparte :)
    • Tras unir la información del análisis con los otros artículos relacionados, esperaré a que bajé de precio. Era lo que más temíamos todos, creo, y desgraciadamente se ha cumplido. Quizás este juego mereceria recibir futuras ampliaciones con las cuales ir puliendo una idea que me parece genial, pero diria que ya se han pronunciado al respecto y ya estan trabajando en un nuevo proyecto, una lástima por que las posibilidades de ampliación son tan infinitas como el universo creado.
      ¿Un proyecto demasiado ambicioso para un estudio pequeño?
    • Yo dejo caer que sería muy interesante un podcast especial de varios redactores que se hayan pasado esto y que hablen de él y otros mundos abiertos "exploratorios" como el de Xenoblade X.
    • Si hubiese salido a precio de indie probablemente le habría dado una oportunidad. A precio de AAA ni jarto de vino.
    • Le daré una oportunidad, Roma no se erigio de la noche a la mañana, y puede que con las constantes actualizaciones puede mejorar bastante.

    • Ahi esta la cosa, para que voy a ponerle nombre a algunas cosas si soy el unico que lo va a ver?. Y si repetir y repetir y repetir. Una lastima por que pintaba de miedo,y al final meh. Cuantos van ya?
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Destiny Destiny
El Viajero, esa esfera que parece haberse parado sobre la Tierra es el gran misterio que ha frenado la expansión de la humanidad por el univ...
The Division The Division
Tom Clancy's The Division es ni más ni menos que el shooter MMO de Ubisoft. Una experiencia de acción y supervivencia en un mundo abierto y persiste...
EVE Online EVE Online
EVE Online te desafía a iniciar una revuelta en un mundo futurista de ciencia-ficción en el que el hiperconsumismo está a la o...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
5.7
/ 10
Valoración media de usuarios
25 votos

Género: Aventura

Distribuidor: Sony Interactive Entertainment (SIE)

Pegi: +12