Análisis
Night Call PC

Personas a través del espejo retrovisor.

Night Call

A veces observo a la gente con la que me cruzo diariamente y pienso en ellas como personas. Parece una estupidez pero la cotidianidad de encontrarse a grandes aglomeraciones por la calle o en transporte público deshumaniza la percepción. Todos ellos tienen sus propias vidas, sus problemas, complicaciones y momentos felices. Van al trabajo, vuelven a casa, quizás acuden a una cita, puede que hayan roto con su pareja o que acaben de ser padres... si pudiésemos hablar abiertamente con todos y nos contaran lo que ocurre nos daríamos cuenta.

 

Hay trabajos que facilitan este tipo de comunicación, personal a la vez que impersonal, con el que una persona puede sentirse cómoda para contar algunas de sus percepciones o esos secretos que no comparten ni con sus relaciones más cercanas. No es casual que los confesionarios de las iglesias tapen el rostro de las personas que se comunican: el anonimato facilita la apertura. Entrar a un taxi y hablar con el conductor durante unos minutos es parecido: lo más normal es que no vuelvas a tener contacto con él nunca más. 

 

 

Night Call nos sitúa en ese contexto desde el punto de vista del conductor. Tomar a un pasajero, charlar con él (si quiere), romper el hielo, comprender sus intenciones y actuar en consecuencia... puede dar mucho de sí. Hay pasajeros que prefieren no hablar pero hay otros que sí, y dentro de ese grupo también hay grados de abertura social. Puede que una mujer que acaba de dejar en el aeropuerto a un chico del que denota estar enamorada se sincere diciéndote que ojalá pudiera volver atrás e ir junto a él. ¿Os atreveríais a decirle que no lo piense y lo haga si es lo que desea? Quizás lo entienda como una locura o empiece a pensar en las consecuencias en su trabajo o con su familia, pero, ¿seguiríais insistiendo porque oportunidades así pueden no presentarse jamás en la vida? Quizás este caso planteado por el juego sea muy increíble, peliculero y romántico, pero estoy seguro de que situaciones similares se han producido dentro de un taxi en alguna ocasión. Y nosotros somos los que tomamos esas decisiones. 

 

Pero no sólo recogemos a pasajeros, escuchamos sus historias, interactuamos con ellos y cobramos las carreras, sino que Night Call cuenta con diferentes fases en las que un problema principal subyace junto a la rutina del trabajo. Por ejemplo, mientras recogemos a los pasajeros de la noche tendremos que intentar recopilar información para resolver el caso de un asesinato por orden de la policía, alterando el ritmo del trabajo y obligando al jugador a tomar decisiones respecto al tiempo empleado. ¿Me dedico a hacer mi trabajo para poder ganar dinero y pagar las deudas o investigo el caso principal? Todo ello, evidentemente, trae consecuencias. 

 

 

Todo la obra se representa a través de líneas de diálogos, no conducimos ni realizamos más acciones que tomar decisiones en estas conversaciones o elegir a qué pasajero o destino tomar a continuación. Esto genera una sensación de repetitividad algo notoria, puesto que en algunos casos las conversaciones no mantienen el nivel o tienden a ser parecidas. Además, conforme pasan las horas el juego muestra de forma evidente el funcionamiento de su maquinaria interna, dándonos cuenta de que el desarrollo de las historias es menos orgánico del que debiera y su ritmo no está del todo equilibrado. 

 

Junto a esto también nos encontramos (en el momento en que escribo estas líneas) algunos bugs bastante molestos que producen la necesidad de iniciar desde el principio la jornada de trabajo actual, perdiendo por el camino muchos minutos de juego y, por supuesto, el consecuente cabreo del jugador. Tampoco están del todo bien calibrados los tiempos en que la historia principal decide avanzar, ni la aparición de determinados sucesos, provocando que Night Call parezca una obra a la que le hubiese venido mucho mejor querer abarcar menos. Y no puedo dejar de mencionar que el juego se encuentra totalmente en inglés, siendo indispensable conocer el idioma a buen nivel para poder disfrutar de él, puesto que todo lo que haremos será leyendo.

 

 

Son las charlas con los pasajeros lo que dan la vida a Night Call y lo que merece la pena descubrir. Saber que la vida de esas personas que nos cruzamos todos los días son igual de profundas o más que las nuestras, que merece la pena explorar y que tener la capacidad de influir en mayor o menor medida en sus decisiones produce un extraño bienestar. La base es buena y me gustaría ver una evolución en su manera de plantear las historias y de organizar a los pasajeros, dispuestos de forma muy poco orgánica e impidiendo la total inmersión, pero si os llama la atención podréis pasar un rato entretenido a bordo de vuestro taxi. Todos somos historias y muchos quieren contar las suyas en el asiento trasero mientras observamos a través del espejo retrovisor. 

7

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Papers, Please Papers, Please
En Papers, Please deberemos ocupar el papel de un inspector de inmigración en la frontera para supervisar los papeles de aquellos que quiera...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
0 votos

Género: Aventura

Distribuidor: Raw Fury Games

Pegi: +16

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Night Call, Monkey Bar Games