Análisis
Nier Automata PS4

Flores para una máquina

Nier Automata

NieR: Automata nos habla de la búsqueda de la razón de la existencia, tanto la del hombre, la de las máquinas como la del propio planeta. Platinum Games se sirve del concepto de historia de Yoko Taro para construir un transfondo atractivo, escribiendo sobre él con la tinta de su eléctrico estilo de lucha y con un desarrollo entre el ARPG, el sandbox, el beat´em up y el shoot´em up noventero de naves. El resultado es interesante a los mandos, en su retos y en lo que se nos quiere contar, sin embargo se producen ciertas fricciones entre todo lo que mezcla que afea un poco el notable y extravagante resultado final. 

 

Manejamos a 2B (two be, to be, ser), un androide encargado de investigar la superficie del planeta, conocer a las máquinas que lo han conquistado y ayudarnos a comprender por qué el hombre ya no habita ahí. NieR: Automata se sitúa en un futuro muy lejano, 3000 años nada menos. La tierra ha sido tomada por la naturaleza, una que se eleva por encima de los edificios, ciudades y fábricas. Llegamos a ella acompañados de 9S y rápidamente conocemos a la Resistencia, un grupo de irreductibles que conserva la esperanza de que la humanidad regrese a su hogar.

 

55852f75-b5b8-4f91-a8c0-5545b2217404

La mejor manera de definir a Nier: Automata es decir que sabe ser siempre interesante, de principio a fin

 

La trama de NieR: Autómata es muy atractiva, porque gestiona muy bien lo que quiere contarnos, lo que no y en qué dosis. Hasta su conclusión auténtica (insistimos, hasta la auténtica) te estarás preguntando si te están engañando, si todo lo que te cuentan es verdad e incluso quién eres tú. Los villanos que se presentan son también fascinantes, tanto en lo formal como en sus personalidades. Desgraciadamente, acaban cayendo en clichés muy nipones, hasta el punto de que algunos de sus diálogos nos recordarán a los de Sephiroth. Pero por fortuna, NieR: Autómata sabe acabar ordenando su discurso para que pese a todo, nos resulte siempre fascinante.

 

Llegamos a una primera zona central, a través de ella localizamos varios caminos por los que proseguir y alcanzar zonas lineales en las que se producen las misiones, las conversaciones y los combates. NieR: Autómata coquetea con querer ser un juego de acción libre en el que dejarnos elegir qué hacer, pero no lo es realmente, es un videojuego lineal en el que hacer backtracking para resolver las muchas misiones secundarias que el título plantea. A veces hasta te dará la impresión de que haber elegido plantear así este videojuego se ha hecho para alargar su tiempo de juego. Tendremos que dar muchos paseos de arriba a abajo para seguir la historia principal y también para la cumplimentación de las sidequests, quedándonos con muchos ratos de inactividad que bien podrían haberse eliminado y darnos lo que queremos de Platinum Games: más combate. Pero no. Aunque el trasfondo sea tan interesante y el acabado artístico del juego sea atractivo, recorrer tantas veces las mismas zonas las acaba convirtiendo en vulgares, y eso le pesa al título.

 

Pese a que en el manejo de su mundo semiabierto NieR: Autómata no va muy fino, sí que sobresale por sus batallas. El videojuego recupera el combate de Bayonetta y con lo mezcla con todos los vídeojuegos de naves; sí, y con todos los subgéneros de este. Pilotaremos nuestros robots en minijuegos de dual stick shooter, se transformarán en naves para las secciones de disparo lateral o vertical, y se alternarán entre ellas con unos atrevidos y audaces giros de cámara para refrescar continuamente los instantes de juego, nuestros objetivos y cómo los eliminamos, hasta alternando el 2D y el 3D. Este guiño a los matamarcianos se traduce al combate de Platinum Games. Los enemigos disparan bolas de energía, convirtiéndose la esquiva de 2B en una fabulosa para atacar a unos mientras evadimos los tiros de otros. Contamos también con un robot que nos acompaña y que dispara ahí donde nosotros deseemos, de manera que aunque estemos batallando con nuestras espadas siempre estaremos disfrutando de una capa de juego extra inspirado en los shoot´em up. Y esta combinación es fabulosa.

 

55852f65-91cc-4388-ada8-54d7b2217404

NieR: Autómata incrusta con acierto los disparos de nave dentro de su combate y de su desarrollo

 

Pero esta mezcla tiene un pero: las distancias de acción que ambos géneros requieren. Nos encontraremos con enemigos que se apartan a propósito de nosotros para que les disparemos, bosses incluidos, mientras que otros se acercarán para que les ataquemos. El sistema de lucha tradicional de Platinum Games es mucho más divertido que los tiros, por lo que acabaremos cogiéndole un poco de manía cuando se nos obliga a quedarnos quietos o fingir que estamos en un juego de naves sobre nuestras dos piernas. En los tramos finales del juego se abusa de esto, e incluso hay un par de jefes que se malogran por este tipo de decisiones.

 

Aunque el combate en sí del título no evolucione mucho por sí mismo, sí que podemos alterarlo gracias al agradable factor RPG que nos brinda. Podremos comprar armas nuevas, adquirir chips para adquirir habilidades pasivas y alternarlo todo con ítems que nos dan ventajas puntuales. Es fundamental subir de nivel a través de las secundarias y controlar todo este tinglado para salir airosos de los combates más duros, que los hay. NieR: Autómata nos ofrece estupendas luchas contra sus jefes, aunque a veces su ritmo se malogra por la combinación de géneros, existiendo unos que son muchísimo más divertidos de eliminar que otros. De todos modos, es tan amena la mezcla de conceptos y tan afinado el sistema de combate de Platinum Games que lo gozaréis igualmente.

 

55852f77-35a0-4698-8788-5547b2217404

NieR: Automata arrastra ciertos desequilibrios de ritmo en su exploración y combate

 

NieR: Autómata va justito en lo técnico pero salva el tipo gracias al arte que derrocha. Cuando empecéis a jugar os apasionarán su composiciones musicales, pero se acaban repitiendo. Ambos factores se hermanan para que el juego tenga una adecuada puesta en escena, pero los dos podrían haber dado mucho más de sí.

 

En conclusión, nos encontramos con un juego notable, con uno que pese a sus carencias se hace siempre interesante. NieR: Autómata convence en su propuesta jugable, destaca en sus giros de cámara que trastocan los géneros y en el planteamiento a veces duro de su historia, que además llega subtitulada a nuestro idioma. Os gustarán menos algunos bosses, sus anodinas misiones secundarias, cuando la trama se aburre de ser distinta y tener que hacer demasiados paseos sin actividad, también que se combinen algunas secciones divertídismas y muy inspiradas con otras que se hacen innecesariamente largas y abusivamente difíciles. Con todo, NieR: Autómata es un videojuego que hay que jugar. Sin duda, es imperfecto en algunos detalles pero tiene una personalidad arrolladora, a una notable Platinum Games y a un Yoko Taro desatado. Y por supuesto, tras llegar al primero de los finales (unas nueve horas y media si queréis llegar rápido a su remate), hay razones más que de sobra para volver a jugarlo y disfrutar de nuevas perspectivas. Los que habéis jugado al primero ya sabéis por dónde van los tiros.

8

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Devil May Cry 4 Special Edition Devil May Cry 4 Special Edition
Devil May Cry 4 Special Edition es el nombre que recibe esta versión remasterizada del clásico original de la anterior generaci&oacut...
DMC Devil May Cry: Definitive Edition DMC Devil May Cry: Definitive Edition
Ninja Theory nos trae de nuevo la última entrega de Dante, en la que con apariencia juvenil debemos derrotar a las fuerzas demoniacas. En es...
DmC Devil May Cry DmC Devil May Cry
La polémica del cambio de manos de la saga y del cambio radical en el diseño de Dante, el cazador de demonios del videojuego por exce...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.5
/ 10
Valoración media de usuarios
11 votos

Género: Hack'n'slash

Distribuidor: Square Enix

Pegi: +16

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Nier Automata, Platinum Games