Análisis
Need for Speed Most Wanted PS3

Si no es Most Wanted  y no es Paradise... ¿entonces qué es?

Need for Speed Most Wanted

El sistema de conducción de Need for Speed Most Wanted es como un GPS. Míralo en un mal momento y lo más probable es que tengas un problema al volante. Es lo que pasa con los mundos abiertos, algo que parece haberse puesto de moda estos últimos años con juegos como Horizon, Test Drive Unlimited o el homólogo Burnout Paradise. Todo para poder crear un sistema que no necesite menús para empezar a jugar. Aun así, el juego de Criterion incluye un menú de acceso rápido in-game el cual es inaccesible si no detienes tu coche para mirar bien qué estas haciendo. Y es que  cada vez que nos enfrentamos a un sandbox de conducción, nos repetimos la misma pregunta una y otra vez: ¿Qué problema hay con los menús?

 

Las interfaces de juego no son más que un acceso directo a la diversión rápida, al pulsar un botón para empezar a hacer lo que sea que tengas que hacer en el juego. Crear un mundo abierto es, y debe ser, algo más que intentar evitar los menús. Deben ocurrirte experiencias tanto o más divertidas que las que encontrarás en el objetivo que marques en el mapa, como bien han marcado GTA o Elder Scrolls a lo largo de la historia.

 

50902129-d978-4203-9413-738bb2217404

Mira el GPS. Ahora, intenta evitar chocarte contra la camioneta. Ahora entiendes la velocidad de reacción que explicaban en la Autoesuela, ¿verdad?

 

Entonces, ¿qué pretende Most Wanted al evitar estos accesos directos? Quizás, unificar una ciudad libre donde las carreras pueden llegar a ser infinitas. La premisa es buena. La resolución, no tanto. Coger un coche y conducir hasta el punto de inicio de una carrera puede llegar a durar cinco minutos. Si en el camino te topas con una de las policías más perseverantes vistas en un videojuego, la cosa puede llegar a los quince minutos, siempre y cuando te deshagas de ella antes de llegar al punto de partida, o no podrás empezar a correr. Y, una vez liberado del asedio policial, vuelve a buscar tu objetivo. Todo esto es lo que se podría haber evitado de haber incluido un menú en el que solo tienes que pulsar un botón para empezar a correr. Esto no es casual, es sencillez.

 

Claro, que también dependen tus gustos al volante. Si eres capaz de no centrarte en los objetivos que te marca el juego y, simplemente, disfrutar de cada choque y cada persecución aleatoria que sucede por la ficticia Fairheaven, entonces Most Wanted es tu juego. Pero volvamos a la analogía del GPS. Need For Speed posee uno de estos cacharros en la parte inferior izquierda de la pantalla, y la mayoría de las veces es el causante de los mil y un choques que sufriremos en nuestro camino. Algo que, por ejemplo, Horizon soluciona con la voz de GPS que te indica el sentido al que tienes que girar; o, en su momento, Burnout Paradise solucionaba con el nombre de la calle y un intermitente que te indica la dirección de la próxima intersección; aquí no hay nada de eso. Tus ojos se desvían hacia el mapa y esa camioneta que viste pero que no viste se estampa contra el morro de tu bonito Alfa Romeo. O, en el peor de los casos, te pasaste el cruce y tienes que volver, perdiendo unos importantísimos segundos.

 

50902129-f6b4-4123-93ae-738bb2217404

La policía es más que perseverante y cuanto más tiempo tardes en despistarla más presión hará. En ocasiones, es mejor dejarte arrestar.

 

A estas alturas, a nadie debería de sorprenderle que Most Wanted es, en el fondo, Burnout Paradise 2. Todo funciona igual, hasta la forma de entrar en cada carrera, pulsando el freno y el acelerador a la vez para empezar a competir.  Y sin embargo no lo es. Al tener la licencia Need For Speed, Criterion se ha podido asegurar, como en Hot Pursuit, que los coches sean reales, pero a su vez, tendrás que olvidarte de los espectaculares choques marca de la casa, puesto que los desperfectos de cada vehículo son mínimos y nunca verás como tu bólido se convierte en un acordeón en cámara lenta. Esa falta de gamberrismo que hizo grande la obra de Criterion en 2007 termina por crear un título divertida, pero que a veces parece perder el norte. 

Luego está el multijugador. Quizá, la esencia de Most Wanted que desde que inventó su maravilloso Autolog llevó el sistema de récords a un nivel personal. Puedes competir tanto con amigos como con el resto de la comunidad, en una especie de Gymkhana que reúne unas cuantas pruebas. El sistema utilizado, de nuevo, huye de la filosofía de menús y lobbys de espera, optando por un modo en el que los coches deben esperar a que otros terminen la prueba, entreactos para recibir nuevos jugadores y conducir al nuevo punto de encuentro. 

 

De nuevo, aquí influye tu gusto como jugador. Acostumbrados a multijugadores donde un tiempo máximo de espera que sobrepase el minuto es preocupante, Need For Speed se olvida del dogma y puede llegar a durar unos cinco minutos. Claro que en el camino el juego se comporta como ir a los coches de choque, con un montón de jugadores como locos por conseguir 100 SPs intentando hacer un takedown antes del inicio de carrera, pero es algo que hay que tener en cuenta para aquellos que prefieran partidas rápidas y directas. 

 

5090212a-e568-40cb-a92a-738bb2217404

¿Ves ese vehículo con el que nos la vamos a pegar? Giró inesperadamente, destrozando nuestros sueños de llegar el primero a la meta.

 

Fairheaven sigue la misma línea que Paradise City, con sus núcleos urbanos, sus zonas industriales y carreteras alpinas llenas de atajos. Los coches se comportan de la forma más arcade que te puedas imaginar, en la línea de cualquier Burnout, con la única diferencia de que aquí puedes cambiar algunas partes de tu coche para tener mejor agarre en pista o tierra, un chasis más aerodinámico o protector, o unas marchas más cortas o largas para tener mejor aceleración o velocidad punta. Técnicamente, el trabajo sobresale de la media, con unos entornos muy cuidados que solo quedan empañados por los bajones de frames que se producen ocasionalmente, pero que pueden echar al traste tu mejor puntuación.

 

Ahora bien, como todo buen Burnout, Most Wanted brilla como él solo cuando empiezas a coger el ritmo en cada carrera. Terminar primero después de hacer unas vueltas perfectas, sin prácticamente ningún choque y con la satisfacción de hacer un par de takedowns por el camino, nos lleva a esa sensación eufórica de ser un maestro en el arte que plantea Criterion. El sistema de medallas funciona tan bien como el primer día, buscando el oro por encima de todas las cosas, ya que esta vez incluye mejoras para tu coche y llevándolo mucho más allá gracias al Autolog, para superar los récords de tus amigos.

 

50902129-5764-4d57-9e17-738bb2217404

Las introducciones a cada evento son muy creativas. Lo mejor es que no son una carga obligatoria. Están porque, sencillamente, molan.

 

Criterion sabe que su nueva obra se disfruta mejor en compañía. Sus interfaces muestran siempre los resultados de tus amigos junto a sus tiempos. Es un juego de picarte donde, probablemente, la experiencia pueda quedar algo diluida si la vives en solitario. Y es que Most Wanted te plantea, prácticamente nada más comenzar, definirte como jugador de conducción. Si eres tolerante con su sistema de carreras, su mundo abierto, sus viajes constantes hacia un punto de encuentro para empezar a jugar, tienes un título casi infinito en posibilidades, que además se amplía con un modo multijugador tan divertido como cuando quedabas con tus amigos para jugar al escondite, al bote botero o al pilla pilla (y donde, incluso, perdonas las pequeñas "trampas" que hace cada jugador). Pero si eres de la vieja escuela, que busca una experiencia donde se perciba tu pericia al volante, es probable que el estilo de este Need For Speed se te antoje demasiado simple en su conducción y a la vez complejo en sus reglas de conducta.

Páginas
  • 1
  • 2
8

/ 10

3
Comentarios
Comentar
    • Gracias Alexpasc, pero al final tu comentario llego tarde. Lo compré ayer en versión PS Vita por el módico precio de 44€ (Vaya tela), llevado por las buenas sensaciones que os ha dado a todos en la prensa del ramo.

      Lo que tengo que decir, por si ayuda a alguien...

      Al principio para un usuario de juegos de coches habitual es duro. Muy duro. El coche con el que empiezas, un Aston Martin parece tener cierto lag al girar el volante y cuando piensas que estas girando demasiado poco y aplicas un poco mas de fuerza al giro el coche se va sin remedio contra el guardarrail. Cambias de coche a los 2 minutos, pero el Porsche 911 que te dan parece no ir mucho mejor. Los giros son un auténtico suplicio, y los tienes que preparar con mucho tiempo, con lo que no hay mas remedio que mirar el mapa, con lo que ahora entiendo lo que comentabais de apartar la vista y de repente darte un golpe con otro coche. O con una pared. Es absolutamente acertado. El juego en un principio parece estar diseñado para ir en linea recta todo el tiempo. Sin girar, o girando poco. Aquí me ha dado un mal rollo impresionante y casi lo dejo. De todas maneras, y pese a que ganas me han dado de ir a venderlo mañana mismo al Game, le he dado una segunda oportunidad. Me he ido hacia la autopista, una costumbre que tenía en MW y me he puesto a conducir para ver la maniobrabilidad del coche. Cuando las curvas no son cerradas el coche en general se comporta bien, conduciendo por las autopistas de Fair Heaven hay bastantes oportunidades de cambiar de coche, cosa que recomiendo encarecidamente, ya que ademas de ser necesarios para avanzar en el juego, te das cuenta de la diferente forma de conducción que le han imprimido al juego según el coche que manejas. Con el Lancia Delta Integrale el juego es lo que tiene que ser, y debería haber sido el primer coche que conduces en el juego. Underground, Carbon y MW te daban un coche cargado hasta el tope en tu primera carrera con el juego para que vieses las posibilidades. Después te daban el pelotilla (El Punto de MW1...) para que te acostumbraras al sistema de conducción. Sin embargo, en MW2 el coche que te dan es un punto medio, y además sin las ayudas que puedes ir ganando es una patata con ruedas que apenas gira, con lo que la primera impresión no es buena. Y eso es un error. Si me hubiesen dado el Lancia de primeras, mi primera impresión hubiera sido inmejorable, pero bueno, supongo que son maneras de hacer las cosas.
      Otro punto que quería destacar en la conducción es el botón de freno de mano. El juego cambia totalmente cuando lo descubres. Me explico, en un juego normal de conducción, el uso del freno de mano es limitado, aunque eso depende del jugador. Yo soy de los que lo usa muy poco o casi nada, incluso en juegos de rally lo limito hasta lo absurdo. Y no sé por qué, supongo que es el estilo de conducción al que te acostumbras, y sin querer al final haces las cosas de ese modo. Bien, olvídate de eso. Aquí el freno de mano es durante la velocidad de marcha el equivalente al freno normal en la mayoria de los juegos de coches. Mientras que algunos coches como el Lancia o el Marussia son perfectamente manejables sin el freno de mano, en otros coches como los 911 que he probado, el Maseratti o el Aston literalmente el coche no va a girar si no lo usas, con lo que el método de conducción cambia según el coche. Con los que es imprescindible, tienes que usar el freno normal para la reducción de velocidad en las rectas con curvas no pronunciadas, por ejemplo en autopista, pero en ciudad, la conducción se convierte en perfectamente usable con el de mano. El coche va por donde quieres y el derrapaje es totalmente controlable, recordándome mucho a la review que en Rock, Paper & Shotgun (O era en PC Gamer?) hicieron de RR Unbounded, en la cual decían que el juego era malo hasta que descubrieron el freno de mano, entonces el juego se transforma y llevas el coche por donde quieres. Bien, aquí es igual. Otro juego.

      La ciudad por otra parte está relativamente vacia, pero no mucho más que en MW1. Dicen que en PC y consolas "normales" esto es distinto. Probaré a ver. Y en cuanto a la AI, pues que queréis que os diga. Mala. Muy mala en mi oopinión. Los coches en la ciudad parecen tener un lugar en la carretera y ese lugar no parece ser modificado por lo que tu hagas a su alrededor. SI tú paras en el arcén y tienes un coche detrás, el coche chocará contigo, no te esquivará (Lo he probado 3 veces, después me he aburrido de probar). Y si giras en una calle y por ejemplo te encuentras un policia de frente e invades minimamente su carril el policía no hará lo más mínimo para esquivarte, cero. Eso sí, depués prepárate. No es raro tampoco que si en una carrera vas primero y tienes a alguien detrás tuyo y derrapas o te la das, el de detrás en vez de esquivarte lo que hace es chocar contigo, empujándote a veces y ganando al final la carrera aunque me la haya dado. Cómico. Aunque perdonable, la mayoría de las carreras son un reto, funcionando el sistema inverso a muchos, en los que intentan engancharte haciendo que te sientas superior ofreciéndote mejoras en el coche y asegurando casi tu victoria. Aquí el juego siempre se encarga de que no lleves el mejor coche (tampoco el peor) al poner los emparejamientos, por lo menos hasta ahora en 4 horas de juego, con lo que lo que no alcanzan por inteligencia, lo hacen por potencia, con lo que se hace divertido.

      En cuanto a las persecuciones, bueno, son la sal del juego. Sin ellas sería tan aburrido (para mí) com el BurnOut Paradise. Son frecuentes y tu nivel de "calor" sube muy rápido. De momento no he tenido muchos problemas para sortearlas pero supongo que se pondrá peor. De momento MW1 era bastante superior al respecto.

      En cuanto al mundo abierto, qué más puedo decir, eso es lo que se ha tratado con profusión en todos lados, Grande, muchos coches, muchas pruebas. Y si no a dar vueltas.

      Un apartado que quería destacar es el del sonido. Mientras que las canciones y los efectos rayan para mi a un gran nivel hay un elemento que se ha perdido. Y es por la traducción. Me explico, yo he tenido MW1 instalado en inglés, no tengo problema con el idioma y los doblejes son a menudo mejores. Las conversaciones en inglés de MW1 son TAN superiores a lo que tenemos en español, pero TAN, TAN superiores que me rompen un poco (bastante) la inmersión en el juego. Lo que debía ser esa charla suave, de tono casi militar en la que describían perfectamente tu coche y por donde ibas, llamando unidades (Os recomiendo que veáis vídeos si los hay y los entendéis, para mí inmejorable y uno de mis detalles favoritos) para sumarse a la persecución, tenemos en español una voz de una operadora de radio torpe, desganada y con cuatro frases. Muy, muy pobre, y algo que no tiene excusa de ningún tipo, una frase en MP3 son Kb de espacio. Se podía haber hecho muchísimo mejor. Tirón de orejas aquí.

      Para mí un jego arcade muy majo, pero hay que intentarlo. Sobre todo, dadle caña sin miedo al freno de mano. Os sorprenderá. Una vez que lo haces. para mí el juego ha pasado de un 5.5/6 a un 8 muy cómodo (Coincido con MG), a falta de continuar con él bastante más, que lo haré.

      No olvidéis que mi versión es la de Vita, no sé si tienen mucho que ver los detalles con los de sistemas de escritorio. Para Vita, un gran juego, y muy necesario. No me arrepiento de la compra.

      Saludos, y espero no haberos aburrido.
    • Yo empecé con NFS en Hot Pursuit 2, con lo que me perdí lo que los más (aún) veteranos que yo llaman "la época dorada de NFS", el Porsche o el High Stakes. Aún así, para mi el HP2 erá alucnante en gráficos (No lo probéis ahora), pero es cierto que la mecánica no dejaba de ser la de un OutRun con policía. Gana la carrera completando el arbol mientras te persiguen. Muy simple. NFS Underground 1 y 2 son los que cambiaron para mí la visión de NFS, y de un juego de carreras en general. Un mundo abierto, donde había eventos fijos en el mapa, pero si no querías hacerlos te podías dedicar a cambiar el aspecto del coche, a retar a los tuneros que vieras dandoles las largas, o simplemente a darte una vuelta buscando un policía para después organizar una buena persecución que llegara a involucrar a media policia de la ciudad. También se podía conducir hasta los eventos recorriendo el escenario, aunque no era obligatorio. Pero era más divertido. Y lo mismo eran Most Wanted (el primero) y Carbon, mundo abierto en el que podias ir a los eventos o darte una vuelta. Pero después las carreras.. En muchas o te aprendías el circuito o la ruta o estabas frito. Los rivales hacían la goma sí, pero era un reto. Y había que repetir algunos eventos muchas veces hasta llegar el primero porque había una curva que no te salía. Si, es cierto que podías chocar contar las curvas y ganar carreras. Pero no era el leit motiv de la historia. Había que aprender las reglas de conducción del juego si querías ganar y era mejor maniobrar que chocar, no bastaba sólo con el turbo. He leido ya varias reviews, y conozco la diferencia entre Burnout y Most Wanted 1, uno está más enfocado a las persecuciones policiales y el otro a las carreras casi de demolición, pero lo que no me ha quedado muy claro en ninguna de ellas es las diferencias o parecidos de los Underground, MW1 o Carbon y este MW (Más allá de la del tunning no existente en esta versión). Sería la comparación más obvia, sin embargo todo el mundo se empeña en compararlo con Burnout.
      Me voy a comprar el juego esta tarde (Seguramente para la Vita, no se si en PC está aún) y sigo indeciso. Burnout Paradise me pareció un mundo muerto, sin vida más allá de los cuatro locos al volante que parecíamos pulular por la ciudad. Era como un escenario gigante del Tony Hawk, estaba allí para que pudieras hacer burradas con el coche, y cuando corrias el juego se transformaba (Casi) en un FlatOut, y la manera de ganar no era adelantar o maniobrar o conducir, era hacer un takedown y pulsar el turbo. Por eso lo dejé. Por que eso no es un juego de coches en mi opinión. Es divertido, pero no es lo que yo busco. Si el juego no incluye circuitos en las carreras (O rutas, da igual) con curvas que haya que frenar, derrapar (Os acordáis del drifting de Underground?) y adelantar a tus rivales pudiendo O NO hacerles un takedown, es un juego que no será para mi. El punto principal de un juego de coches no es lo que pasa antes de la carrera, o si tiene un mundo abierto o no antes de la carrera, o si la policia te persigue antes de la carrera (Cosa que tabien pasaba en los anteriores)El punto principal debería ser qué es lo que pasa en carrera, cuantos eventos hay, el manejo del coche, si es fácil derrapar, si la IA de los corredores en single player es buena... En esta review se dice en un párrafo solamente lo de "Hacer una vuelta perfecta haciendo 2 takedowns en el camino", y esto me llena de esperanza, pues pienso que en un juego de conducción como MW puede que haya algo de, bueno, ya sabéis, conducción, por muy arcade que sea. Algo que han omitido el resto de reviews que he leido. y es lo que separaba BO de MW. Es aún así?

      Que alguien me guíe y me ponga en el buen camino por favor, o esta tarde acabaré comprando una bolsa de viaje...
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Forza Horizon Forza Horizon
Forza Horizon es la nueva entrega de la famosa saga de conducción. Desarrollada por Playground Games, con un nuevo motor gráfico que añade más rea...
Project CARS Project CARS
Slightly Mad Studios se adentra en el mundo de la simulación automovilílstica con Project CARS, título que llega a consolas de...
Need for Speed Rivals Need for Speed Rivals
Informate de todas las novedades de Need for Speed Rivals para ps4, videos, imagenes y mucho mas.
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.3
/ 10
Valoración media de usuarios
57 votos

Género: Conducción

Saga: Need For Speed

Distribuidor: Electronic Arts

Pegi: +7

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Need for Speed Most Wanted, Criterion
Burnout Paradise

Burnout Paradise

Lanzamiento: Ya a la venta

X360 PS3 PC

Juegos de la misma saga
Otros juegos de la saga Need For Speed