Análisis
Metroid Samus Returns 3DS

Volviendo a las andadas y con calzado nuevo. 

Metroid Samus Returns

Alien no es el extraterrestre más conocido por pura casualidad. El terror que nació de la cinta de Ridley Scott se nos metió debajo de la piel porque el xenomorfo y sus múltiples formas eran la representación de que la vida siempre se abre camino, siempre encontrará una rendija por la que colarse. El octavo pasajero es una amenaza que se adapta a su entorno, lo hace suyo, evoluciona y se vuelve poderosa; una realidad que casa con lo que muchos experimentamos al jugar a videojuegos.

 

Casualidad o no, ambos mundos (aliens y videojuegos) convergen en Metroid, una franquicia de acción/aventuras que lleva entre nosotros desde los 8 bits a la que la palabra fundacional casi se le queda corta. Mentarla es hablar de figuras históricas como Gunpei Yokoi -capital durante la deriva de Nintendo hacia el videojuego que, además, diseñó el título original de la serie que tratamos hoy- y del recorrido de la compañía desde los ochenta hasta hoy, sopesar cada palabra para tener en cuenta los más de 30 años en los que ha ayudado a crecer a nuestra industria siendo un referente y, esta vez, intentar ser justo con lo que han hecho en MercurySteam. Porque veintiséis años después, Metroid II: Return of Samus vuelve con un remake con cambios que lo adaptan al presente, como un ente cambiante que se modifica a los tiempos de hoy.

 

 


Es esa aclimatación la que siempre me ha fascinado de las aventuras de Samus Aran. Como un explorador en un amazonas galáctico, el tanque de energía es tu cantimplora, el rayo tu brújula y el entorno esa jungla dispuesta a saltarte al cuello para acabar contigo. Pero los muros de las primeras horas van convirtiéndose en nuevas posibilidades hasta que evolucionas, pasas de presa a cazador y te fundes con el escenario; ahora eres más poderoso, pero la naturaleza siempre va un paso por delante de ti. Luego aparecen nuevos impedimentos y tu escalada se percibe, en realidad, como un intento de reducir esa distancia abismal con el enemigo, que en última instancia se equilibra en un duelo final en el que sigues teniendo las de perder. Eso, en Metroid Samus Returns, está más diluido que en otras entregas.   

 

La protagonista de esta historia reescrita sabe meterte más en la piel de alguien que lleva el traje Chozo (o Power Suit). A las pocas horas de juego ya atiendes a muchas más variables y cuentas con más recursos si lo comparas con el arsenal de la versión de Game Boy. El más útil es el Escáner de Impulsos, un gadget que lanza un barrido revelando nuevas zonas del escenario que también identifica los bloques que pueden ser destruidos, algo que rompe con la magia de ir descubriendo espacios secretos plantando bombas con la morfosfera, un gimmick que se ha mantenido hasta hoy y que siempre me ha parecido algo tramposo; seguro que el cambio escocerá a algunos, pero cuentan con la opción de no usarlo. Esto puede llevar al error de pensar que este estreno en 3DS es más fácil y sí, es más complicado que te pierdas en el sentido más literal del término, pero lo harás a voluntad yendo hasta el fondo de cada zona, siguiendo todos los caminos que serpentean de arriba a abajo y volviendo atrás para llegar hasta ese ítem, antes inaccesible. El entorno es peligroso y el avance sigue plantando cara, solo eres más consciente de todo lo que hay a tu alrededor, pero eso no te da más garantías.

 

 


Si nos ponemos escrupulosos hay bastantes novedades, más en lo mecánico que en lo formal. Seguimos ante un juego que nos obliga a eliminar a 40 metroides que van creciendo en tamaño y peligrosidad a medida que descendemos hasta las profundidades, pero esta vez el trayecto cuenta con algunos viajes rápidos, más diversidad de escenarios, nuevas criaturas y un control mucho más preciso que nos deja elegir la angulación exacta de nuestro disparo, correr más, colgarnos de los salientes y lanzar un golpe que hace las veces de parry, algo especialmente útil y vistoso contra los jefes. Es un remake que se actualiza, por eso se siente más como un heredero de Metroid Fusion o Metroid: Zero Mision que como una adaptación fiel que vuelve al manejo tosco de los noventa, inconcebible hoy. El gran cambio está a los mandos, pero esto no quita que en el estudio se hayan permitido algunas licencias que añaden un par de pinceladas a la historia y que es mejor no comentar, pero que apuesto a que gustarán a los fans.

 

Los más temerosos pueden estar tranquilos, pese al abanico más grande de recursos -algo que no veo mal pero que entiendo que despierte desconfianza- esto sigue siendo un Metroid; el reto se mantiene a la altura y además es largo (cercano a las quince horas y superior para los completistas). Lo único que le pesa a Samus Returns es el hecho de tener que lanzarnos cuarenta metroides que terminan siendo fáciles de leer, por mucho que cuenten con varios tipos y nos enfrentemos a ellos en entornos cambiantes, pero es algo que achacaría más al hecho de estar ante un remake. Una revisión que llega a la incombustible última portátil de Nintendo, la 3DS, y que resulta que le va como anillo al dedo: el control es cómodo, la pantalla inferior te permite estar al corriente de tu avance en tiempo real y se utiliza la función táctil con sentido, ayudándote a cambiar de munición y ofreciendo la posibilidad de añadir marcadores al mapa en cualquier momento.

 

 


Lo único que se ha perdido por el camino es la atmósfera opresiva del escenario, intensificada por una selección musical que incrementaba la sensación de explorar territorio ignoto y que aquí ha sido sustituida por versiones más rítmicas o, directamente, por guiños a otros lanzamientos de la serie. Samus ha vuelto y es más todoterreno, más rápida y certera, pero no más fuerte, y eso se traduce en una experiencia más satisfactoria para un jugador que tiene que estar cambiando de munición, poder y forma cada poco tiempo, sacando a relucir lo increíble que es el traje de la protagonista y sintiéndose más enfundado en él que nunca. Porque el mundo ha cambiado y nos hemos adaptado a él, y porque paradójicamente Samus siempre ha sido el Alien de cada una de sus aventuras, este regreso es lo que tenía que ser: una actualización acertada de algo que funciona tan bien como lo ha hecho estas últimas tres décadas. Feliz regreso, compañera cazarrecompensas.

9
/ 10
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Metroid Samus Returns? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
10
/ 10
Valoración media de usuarios
3 votos

Género: Aventura

Saga: Metroid

Distribuidor: Nintendo

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Metroid Samus Returns, Mercury Steam
Juegos de la misma saga
Otros juegos de la saga Metroid
Metroid Prime Federation Force

Metroid Prime Federation Force

Lanzamiento: Ya a la venta

3DS

Comunidad
Participa en el foro de Metroid Samus Returns y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego