Análisis
MeiQ Labyrinth of Death PSVITA

Guardianes poderosos y magas débiles

MeiQ Labyrinth of Death

MeiQ: Labyrinth of Death es un ameno dungeon crawler que destaca por la configuración que podemos hacer de los guardianes que acompañan a las magas que protegen. Por desgracia, la historia está contada de un modo insatisfactorio y al diseño de sus mazmorras le falta inspiración.

 

MeiQ: Labyrinth of Death nos lleva a un mundo en el que la tierra ha dejado de girar y hay que reiniciarla para que la vida no se extinga definitivamente. La tarea de lograrlo se le encarga a unas hermosas damas, a un grupo de magas que acompañadas de sus guardianes tendrán que superar seis mazmorras y deshacer el entuerto. La estructura de juego se divide, por lo tanto, en escenas que recorreremos en primera persona y a través de una estructura de cuadrículas, combates por turnos, mucha narración en formato de novela visual y menús para personalizar a nuestros guardianes.

 

Explorar mazmorras bien diseñadas, laberínticas y llenas de secretos es un placer. En PSVita tenemos al excelente Severed y en PC al fabuloso Legend of Grimrock. Cada nivel de ambos juegos tiene una intención, una meta, algo que contar y nuevos monstruos, retos y puzzles que favorecen ese relato. Sumergirse en uno de los laberintos de este tipo de juegos tiene que ser siempre como leer un libro en el que no sabes qué sorpresas te esperan a continuación, pero en el que a la vez te lleguen sugeridas por acontecimientos precios, algo que distingue a los buenos juegos de este género de los malos desde que Crowther sacó su Colossal Cave Adventure en el 76 . Las mazmorras de MeiQ: Labyrinth of Death pecan de no ser así, de no contar con un diseño que te permita avanzar de manera intuitiva o comprender, al recorrerlas, el mundo de juego que las rodea.

 

57d85bba-9688-45bb-8b0c-23cdb2217404

Una exploración sosa y un argumento pobre contrasta con un buen sistema de personalización de nuestros guardianes

 

Por supuesto, guardan secretos, puertas ocultas y rutas alternativas, pero acaban ofreciendo una exploración muy sosa. Es una pena que no se hayan apoyado más con el trasfondo de la historia, de tener ganas de contar algo trascendente o de emplear enemigos y localizaciones para darle coherencia al conjunto. Por lo menos sí tenemos las conversaciones que las chicas mantienen entre sí mientras caminamos por ellas. Mientras avanzamos por los distintos niveles de las mazmorras nos encontraremos con ellas y otros personajes que profundizarán en sus propios trasfondos, y para nuestra sorpresa, lo que relatan de sí mismos es mucho más interesante que el propio argumento del juego.

 

La trama principal de la aventura es una mera excusa para recorrer mazmorras, pero contrasta con algunas conversaciones que mantenemos con las chicas, mucho más interesantes y más trabajadas. Al final, lo que más te apetecerá que suceda cuando caminas por estos laberintos es encontrarte con ellas y charlar, a ver qué te cuentan.

 

Además de estas conversaciones, en lo que destaca positivamente es MeiQ: Labyrinth of Death es en sus combates, pero no exactamente en ellos, sino en la personalización previa que podemos hacer de los guardianes que controlamos. Las batallas son por turnos y tendremos a nuestra disposición una party de como mucho tres magas con sus guardianes. El ritmo de las luchas es lento a no ser que deseemos acelerarlo de manera artificial con la pulsación de un botón. Los únicos encuentros realmente divertidos son contra los bosses pero la realización técnica y presentación de estos, como la de todos los combates, es sosa. Por fortuna, la personalización de las criaturas que van a nuestro lado cuenta con un profundo sistema de customización, compensando en parte los demás defectos.

 

57d85baa-d818-40e9-8999-236ab2217404

MeiQ: Labyrinth of Death acaba haciéndose divertido si os dejáis engatusar por la preparación de sus combates, y por sus protagonistas, claro

 

MeiQ: Labyrinth of Death diseña sus luchas con la habitual relación de efecto y defecto de los elementos habituales. Eso dirigirá cómo hemos de equiparnos y marcará nuestros intereses a la hora de mejorar a nuestros guerreros. Acabaremos equipando a cada guardián para que sea especialmente efectivo contra un elemento, combinando así sus ataques con su ama maga, que cura y da apoyo. Es idóneo que mejorar a nuestros personajes sea divertido, porque conseguirá que te apetezca seguir avanzando por el mundo de juego, crecer y encontrar cosas pese a sus muchos defectos, consiguiendo que este sencillo concepto de diseño de batallas se convierta en algo interesante. Sabremos incluso el porcentaje de éxito que tendremos contra un boss en función de cómo vayamos preparados contra él.

 

MeiQ: Labyrinth of Death es un título que se acaba haciendo fuerte en sus menús, pero al que cuesta querer. Su exploración es sosa y las batallas en sí no saben encontrar un equilibrio que haga que sea divertido enfrentarse a todo tipo de enemigos. No profundiza en su mundo de juego y llega íntegramente en inglés; pero las chicas son monas, eso sí, y cuidar a nuestros guardianes es una divertida tarea.

5.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Rol/Acción

Distribuidor:

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de MeiQ Labyrinth of Death, Compile Heart