mundogamers
    • Análisis
    • Los Sims 3 Hacia el Futuro
    • 8.5
    • /
    • 10
  • PC
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 6.5

        •  (2 votos)
  • Una expansión

    para cambiar el destino

Si preguntáramos al azar a la primera persona que tengamos al lado cómo cree que sería el mundo en el futuro, posiblemente por su mente desfilarían los icónicos Nexus 6 de Blade Runner, los coches flotantes de El Quinto Elemento o el patinete aéreo de Regreso al Futuro, todas ideas indisolubles grabadas en nuestras retinas sobre cómo nos gustaría que fuera la vida futura. Conscientes de ello la nueva expansión de Los Sims 3 Hacia el futuro nos presenta un nuevo barrio con todos aquellos elementos que alguna vez hemos imaginado y con la posibilidad de cambiar el destino.

 

Porque lo interesante de ésta nueva expansión es que la jugabilidad se extiende tanto en el presente como en el futuro. Nuestro Sim, que estaba a punto de irse a trabajar y vive hasta el cuello de deudas en su barrio en el presente, un buen día se encuentra con un portal temporal en la puerta de su casa que le llevará a Oasis Landing, un lugar situado muchos siglos en el futuro donde podrá conocer a sus descendientes y donde los Sims viven rodeados de inteligencias artificiales: bots. Ante nuestro Sim se abren multitud de opciones nuevas de ropa, objetos, habilidades, profesiones y experiencias que enriquecen el juego, algo que nos haría replantearnos no volver jamás al presente. Para evitarlo se ha introducido la posibilidad de cambiar el futuro a través de nuestras acciones en el presente, una tentación demasiado grande como para ignorarla, y es que podremos viajar en el tiempo cuantas veces queramos llevándonos con nosotros, de vuelta al presente, objetos, habilidades adquiridas en el futuro, e incluso bots.

 

La estética de los objetos es futurista pero también con muchas plantas, quizá porque Oasis Landing se encuentra rodeado por un desierto.

 

Ya en el futuro, tras un ligero mareo provocado por el viaje a través del espacio-tiempo, el Viajero del Tiempo nos entregará el almanaque del futuro y encargará misiones que cumplen la función de tutorial para familiarizarnos con el nuevo entorno. Oasis Landing podría ser un barrio al uso en Los Sims 3 pero pronto seremos conscientes de la primera novedad: está dividido en zonas bastante más diferenciadas que cualquier otro barrio. En la zona del centro y residencial, rodeada por un embalse, los Sims viven cómodamente gracias a las tecnologías del futuro, y más allá encontramos un desierto en las afueras, donde en otro tiempo hubo un mar, con Sims que viven sin tecnología avanzada. La intención de ofrecer opciones de distintos estilos de vida en un mismo barrio no parece del todo bien planteada, puesto que no hemos viajado al futuro para vivir como en el presente, pero al menos da pie a la exploración y al coleccionismo.

 

Nuestro Sim decide darse un paseo por el centro volando con una mochila propulsora y visitar la zona comercial, donde la ropa y los objetos se exponen en pedestales holográficos y bots sirven comida sintetizada. La modernización de ropa, peinados y artículos es excelente, la variedad permite decorar varias casas con libertad utilizando únicamente objetos de la expansión y el diseño te hace sentir en un mundo nuevo y futurista. Algunos objetos cotidianos del presente aquí aparecen con nuevas funciones que aportan mayor diversión y extienden la jugabilidad, como por ejemplo una cama donde programar los sueños que tendrá el Sim y que pueden influenciar en su estado anímico o en la adquisición de habilidades. Otros, a pesar de tener la misma utilidad que en el presente, no nos decepcionarán en cuanto a su estética futurista, como las mascotas interactivas, el caballete de pintura holográfico o el monorraíl y las motos volantes.

 

Una vez familiarizado con las novedades y vestido y peinado a la moda, nuestro Sim decide invertir los ahorros de su vida en una casa. Intentará dominar todos los aparatos nuevos para adquirir la nueva habilidad de tecnología del futuro, y comprará un taller de bots con el que diseñar y crear inteligencias artificiales, todo con el fin de que ayuden con las tareas del hogar, den compañía o para venderlos. Esta nueva habilidad se torna una de las más atractivas de entre todas las expansiones de Los Sims 3, porque la inversión del tiempo empleado en aprenderla da resultados mucho más palpables que cualquier otra. Cuando diseñamos rasgochips vamos desbloqueando rasgos que podremos poner y quitar al bot para crear una personalidad con total libertad, por ejemplo añadiendo un rasgochip de limpiador competente y otro de cuidador de niños obtendremos una inteligencia artificial que ayude a nuestro Sim. Pero podemos ir más allá programando a un bot con emociones, e incluso emparejarlos o permitir que lleven una vida de Sim con familia y trabajo: la recompensa por dominar ésta habilidad es crear un ser artificial con alma.

 

La habilidad de creación de Bots es una de las novedades más atractivas de la expansión.

 

Así nuestra unidad doméstica aumenta y ahora el Sim vive con un amigo-bot, pero el capital invertido nos ha dejado en la banca rota y nuestro Sim se ve obligado a tomar medidas drásticas y preparar el retorno al presente. Ojeando el almanaque del futuro nos enteramos de que con las habilidades y objetos adquiridos en el futuro podemos cambiar el presente para convertirnos en celebridades, con estatua y recompensa en el futuro. Las Estatuas de Legado es una de las novedades y de las excusas para volver al presente, una inclusión ingeniosa para forzarnos a jugar con el tiempo, otra son los curiosos cambios que se operan en nuestra descendencia con cada decisión tomada en el presente. Por ello nuestro Sim viaja de vuelta al presente con su bot, no sin antes enterarse del número de la lotería que debe comprar, retoma su vida en el mismo punto donde la dejó, se hace rico y comienza a charlar con sus vecinos sobre su experiencia en el futuro, lo que podría derivar en una transformación en estética y forma de vida de Oasis Landing, convirtiéndolo en un futuro utópico o distópico.

 

A partir de éste momento somos conscientes de que cada decisión que tomemos repercutirá en el futuro y los motivos para jugar cambian, consiguiendo una cierta renovación que la serie pedía a gritos. Gracias a ello Hacia el futuro no es otra expansión anodina de Los sims 3, porque hay empeño en aportar novedades, variadas, sostenibles y atractivas en el Modo Vivir que seguramente los fans sabrán exprimir.

    • Acerca de Gracia Gutiérrez
    • Gracia Gutiérrez es una restauradora de arte que se metamorfoseó en periodista de medios culturales y que ama profundamente el cine desde sus inicios hasta Kubrick, las aventuras gráficas clásicas y tiene un serio problema de adicción con Skyrim y Civilization

  • Gracia Gutiérrez
8.5
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Juegos relacionados
Los Sims 3
Los Sims 3
Los Sims 4
Los Sims 4

Dominar y someter

En El Mago de Oz Dorothy fue encargada con la tarea más simple de la Historia del cine: sigue la senda de las baldosas amarillas. Ya te diremos cuándo has ganado. En Fable 2 una send...


Leer más
Sigue a Mundogamers en

 

Encuesta
AC IV: Black Flag y Battlefield 4 ya llegan. ¿Ya sabes qué versión comprar?