Análisis
Life is Strange 2 PS4

La elegancia perdida.

Life is Strange 2

La adolescencia es una etapa complicada. Una frase tan típica como cierta. Plasmar esta época en cualquier obra se convierte en una tarea titánica, más cuando se trata de su atracción principal. El primer Life is Strange, en 2015, supo tocar las teclas adecuadas para ofrecer un videojuego muy adolescente de una forma sumamente elegante. Había una desaparición, varios misterios, un poder, la posible destrucción de Arcadia Bay… pero por encima de todo eso se encontraban siempre un par de adolescentes. Su relación imperaba y es lo que hizo que funcionara tan bien para muchos. 


Life is Strange 2 no es una secuela a tal altura. Allá donde antes había elegancia ahora hay rudeza, donde encontrábamos sutileza a la hora de plantear problemas propios de la adolescencia ahora encontramos cuestiones más propias de adultos (que no más maduras), y allí donde la relación entre sus protagonistas reinaba, aquí sólo se convierte en un mero bufón a merced de una historia política. 

 

 

La primera entrega de la saga fue mucho más sutil planteando esta vida, entrando de lleno en las dudas propias de la adolescencia sin tener miedo a pisar (elegantemente, de nuevo) terrenos obvios como la sexualidad o las drogas, alrededor de otros más importantes como la amistad o la búsqueda de la identidad. Esta secuela trata de ir más allá, afrontando problemas sociales y políticos como el racismo o la homofobia, posicionándose claramente. Esto no es un error al dejar bien claro que estas actitudes son deplorables y no aptas para la vida, pero insisto: donde antes había delicadeza y libre interpretación ahora encontramos un evidente mensaje por parte de sus creadores. 


Esto se hace del todo patente con los diferentes finales de Life is Strange 2 (hay siete en total, aunque en realidad son menos si no contamos las casi imperceptibles variaciones entre algunos) donde nuestra actitud ante estos asuntos y, sobre todo, ante nuestra manera de afrontar moralmente los problemas determinarán un mejor o peor futuro, sin esa elegancia en el último caso. Casi parece que el videojuego quiere que tomes las decisiones correctas a nivel político y social para alcanzar la verdadera meta, que sentir que verdaderamente estamos viviendo nuestra propia aventura con sus respectivos cambios determinados por nuestras elecciones. 

 


Pero no todo es así y Life is Strange 2 también sabe dejar momentos para el recuerdo. Diría que la historia va de menos a más, con un desencadenante ilógico, nada creíble y muy mal planteado en pantalla, que va mejorando sus puntos de interés conforme pasan los capítulos. Esto lo he notado de manera muy obvia jugando a la obra por episodios, con sus correspondientes pausas entre ambos, pero no sé si será menos notorio si lo disfrutamos del tirón. De igual manera, en la propia historia quedan justificados estos parones entre capítulos, pues siempre habrá pasado cierto tiempo entre unos acontecimientos y otros. 


Dontnod Entertainment demuestra con esta segunda entrega dos cosas: que se le dan mucho mejor los personajes femeninos (son los mejores de la historia y una pena que sean los menos numerosos) y las relaciones amorosas y de amistad por encima de las familiares. Sean y Daniel son hermanos, con una relación que no termina de cuajar debido a unas situaciones que fuerzan al jugador a cuidar del pequeño en lugar de dejar que esto fluya con naturalidad. En ningún momento de la obra he llegado a sentir esa conexión, muy lejos de lo que sí consiguieron despertar en mí Max y Chloe. Sé que no es lo mismo, pero Daniel ha generado en mí una sensación de incomodidad más que de fraternidad desde el primer instante. 

 


Esto se ve potenciado conforme pasan las horas, pues todo gira alrededor de la educación que Sean brinda(mos) a Daniel. Debemos reñirle si se porta mal (o no) y enseñarle ciertas lecciones según nuestro propio sentido moral, lo que hará que este se comporte de maneras diferentes en situaciones similares en el futuro. Lo que parece funcionar sobre el papel termina diluyéndose debido al discurso que el propio juego plantea (y que te guía claramente hacia una dirección antes que a otra) y al contexto de las situaciones futuras, exageradas antes que delicadas, donde el estudio siempre ha brillado más. 


Lo mismo podría decir sobre los poderes, que en esta ocasión sí son el blanco principal de la mayoría de decisiones importantes que harán variar la trama. Otra gran diferencia respecto al primer Life is Strange, donde el poder de Max era casi una excusa para plantear situaciones interesantes o para replantearnos las decisiones tomadas (al poder regresar atrás en el tiempo). Aquí esto, de nuevo, vuelve a perder la elegancia característica que también estaba presente en Life is Strange: Before the Storm, amén del primer juego.

 


Dicho todo esto, debo reconocer que son percepciones muy subjetivas (más que de costumbre, pues no dejan de orbitar alrededor del cómo se plantean sus características más de lo que propiamente son) y teniendo demasiado presente a las entregas anteriores, pero se me hace imposible por las claras diferencias que poseen. Life is Strange 2 es un videojuego interesante, entretenido y que sin duda podéis disfrutar, con un tramo final que a mí me ha convencido, pero que cuenta con demasiadas etapas bacheadas que te dejan mareado y con una sensación difícil de digerir incluso tras apreciar sus elementos más positivos. 


Se ha perdido la elegancia en la manera de transmitir la personalidad de la pareja protagonista, en los temas sociales y políticos planteados y en la escritura de ciertas escenas, que sin duda merecerían un buen revisado antes de haber dado el visto bueno. Pero Life is Strange 2 es una buena obra de decisiones, con un mensaje potente y relevante en estos días, que lejos de las anteriores entregas de la saga puede ser muy disfrutable. Eso sí, tratad de echar de menos lo mínimo posible a Max y a Chloe para empatizar con Sean y Daniel, es un requisito imprescindible.

7

/ 10

3
Comentarios
Comentar
    • Decepción es la palabra que mejor define, para mí, esta segunda entrega... Ya lo ha comentado Álex Pareja en más de una ocasión en MundoGamer y tiene toda la razón y yo me sumo: este juego carece de alma... Los primeros minutos del primer episodio es lo más "LiS" que podemos encontrar, pero a poco todo se precipita, de manera absurda e irreal, y me saca por completo del juego... un buen juego (película o libro) es aquel en el que nos sumergimos tanto en la historia que la sentimos como parte de nosotros, y nos olvidamos que es una ficción... esto no ocurre en LiS 2 y aún peor, suceden tantas situaciones ilógicas o absurdas, forzadas y vergonzosas, que no sólo te sacan de la inmersión, sino que caen como una losa en las ganas de finalizar un episodio... cuando empecé a sentir que me costaba terminar cada episodio, me di cuenta de que algo andaba hella jodido...

      A un mal enfoque narrativo, unos protagonistas poco atractivos, politiqueo y buenismo libtard, un precio elevado, se le unió el sinsentido de requerir casi un año y tres meses para completar la historia (¿pero no estaban trabajando en el juego desde 2016?) lo cual ahora da un poco igual porque la historia ya se puede adquirir completa, pero donde los que confiamos en Dontnod desde el inicio hemos pagado cara nuestra osadía (arrieros somos Dontnod)

      Espero que Square Enix no vuelva a contar con ellos para cualquier otra entrega de LiS, ya que Dontnod ahora mismo ha demostrado que les sonó la flauta con Max y Chloe, en un momento en el que el estudio estaba en una situación económica comprometida, supieron hacer más con menos, y ahora que han tenido mucho más recursos (y se nota) han hecho un juego por completo olvidable, y aún aprovechánodse del nombre "LiS" las ventas han sido menores de lo que esperaban, pese a palmeros y a comprar a mucha prensa especializada (MundoGamers ha sido de los pocos que no les ha hecho una lamida de cipote, olé por vosotros)

      Conclusión: Si buscáis algo como LiS 1 o BtS, huid de LiS 2, y como aventura conversacional, habiendo pocos títulos donde elegir, no es lo mejor que se pueda encontrar, pero quizá en alguna oferta compense.
    • Ummm habiendo disfrutado mucho tanto del original como de before the storm, lo recomendarías si acaso en periodo d rebajas?
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Life is Strange Before the Storm Life is Strange Before the Storm
Life is Strange: Before the Storm es una aventura independiente de tres episodios ambientada tres años antes de Life is Strange. La historia volverá...
Life Is Strange Life Is Strange
Life Is Strange es la nueva obra de los creadores de Remember Me, en un estilo completamente diferente. Esta vez DONTNOD nos trae un estilo gr&aacu...
Awesome Adventures of Captain Spirit Awesome Adventures of Captain Spirit
Dontnod Entertainment, creadores de Life is Strange, presentan el capítulo Awesome Adventures of Captain Spirit. Un título gratuito que une las hist...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.5
/ 10
Valoración media de usuarios
4 votos

Género: Aventura

Saga: Life is Strange

Distribuidor: Square Enix

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Life is Strange 2, Dontnod Entertainment
Twin Mirror

Twin Mirror

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Vampyr

Vampyr

Lanzamiento: Ya a la venta

PC PS4 XOne

Juegos de la misma saga