Análisis
Kentucky Route Zero PC

El videojuego hecho arte 

Kentucky Route Zero

Amantes de las aventuras gráficas, apagad las luces, coged el mando y preparaos para introduciros en una historia cargada de simbolismo y tintes oníricos que os trasladará a lo más profundo de la América de Gabriel García Márquez. 

 

Kentucky Route Zero es una de las maravillas videolúdicas de las que tanto se ha estado hablando últimamente, pero cierto es que lleva en el mercado una buena temporada. La aventura comenzó en en el 2011 cuando un usuario llamado Cardboard Computer formado únicamente por 3 personas, lanzaron una campaña en Kickstarter para financiar su juego. Los vídeos y la información de la promo no decían mucho, pero eso no impidió que el juego se hiciera en realidad: recolectó 8500 dólares en Kickstarter. 

 

13270giphy

 

El siete de enero de 2013 se lanzó el primer acto. Y como pasaría con los tres siguientes, estos pasaron ligeramente desapercibidos antes de que su conclusión hiciera saltar el título al radar de las revistas especializadas. Yo, que no había oído hablar de él, lo compré y me senté en mi sillón, aprovechándome de Steam Link, para poder disfrutar al máximo de la experiencia. Dejadme que os la cuenta. 

 

13271giphy

 

Kentucky Route Zero te introduce en un mundo cargado de sueños y paisajes oníricos. Cada uno de sus episodios, dividido entre cinco con entreactos arranca al jugador de su mundo para meterlo en una road movie cargado de simbolismo. De esta forma, va generando un viaje a través de una aventura gráfica que revoluciona poco a poco el género y que, con su ritmo pausado y lento, es capaz de retorcerte las tripas cuanto más vas avanzando. No te encontrarás con puzzles, ni con un sistema de inventario o con maravillas tecnológicas: con una estética a caballo entre el vector art y las terminales de MS DOS antiguas, esta aventura gráfica te permitirá moverte de un punto a otro, escoger diálogos y poco más. Y vaya que lo hace de forma sobresaliente. 

 

En él, acompañaremos a Conway, un repartidor de una tienda de antigüedades clásicas, que se pierde por el camino buscando la carretera zero. El juego está cargado de elementos simbólicos desde el mismo primer episodio: la carretera zero no existe en Norteamérica y, para colmo, nos acompañará continuamente un perro con un sombrero de paja con un significado oculto. A través de diálogos muy básicos que nos permiten tomar la decisión sobre cuánto queremos saber de los diferentes personajes, Kentucky Route Zero nos acompaña de la mano en una historia lineal que explora el concepto del videojuego como arte. 

 

13272giphy

 

Las diferentes opciones que nos ofrecen los diálogos no te indican si tendrán consecuencias para la historia y continuamente tendrás la sensación de estar dejando muchos elementos y símbolos sin abrir conforme avanzas a lo largo de los diferentes niveles.  Y, sin embargo, no te sientes del todo perdido, no hay respuesta errónea. Todo lo que se muestra ante tu pantalla es una sucesión de sensaciones y emociones con los que puedes experimentar sin miedo a caerte. 

 

13273tumblr mtaf6fjVEC1rup2f3o3 500v

 

Kentucky Route Zero tiene algo familiar. Y es que yo creo que te está hablando de la muerte. 

 

Con una atmósfera que apesta a realismo mágico literario, el juego se apoya de sus elementos gráficos sencillos pero potentes para hacerte experimentar el vacío y el tedio de una calurosa tarde de verano delante de una cerveza caliente. Sus espacios pesan de tal forma que recuerdan al limbo y los continuos guiños que veremos jugando con la luz, gente que desaparece, humanos que no nos oyen y pasados que suenan a décadas atrás, hacen que esta hipótesis se refuerce. Además, no podemos olvidar que el perro, y en específico este tipo de “chucho”, son los mensajeros que trasladan las almas de los muertos en la cultura mexicana. 

 

Especialmente ilustrativos son, por ejemplo, los entreactos, cargados de significado narrativo y que introducen diferentes formas de cómo puede llegar a narrarse una videojuego. Por poner un ejemplo, uno de ellos nos introduce en una mesa de madera en la que estamos sentados y somos testigos de una conversación en la barra del bar. De pronto, descubrimos que en realidad estamos en el escenario de una vanguardista obra de teatro que no solo critica el sistema neocapitalista, el cual genera deudas inexistentes sobre números imaginarios, sino que al mismo tiempo hace una relectura del propio arte como método de denuncia.  

 

13274giphy

 

El diseño trabaja en diferentes capas, sin detallar los rostros de las personas para que te sientas impelido a conocer algo más de ellos que te permita solventar la terrible sensación de soledad que tienes jugándolo y complementandolo con una BSO maravillosa. La música alterna entre el country más auténtico con bluegrass y música electrónica propia de las rancheras es capaz de reforzar esta atmósfera de la que ya hemos hablado y que te llega al corazón. 

 

El videojuego en sí requiere de algo de tiempo y de calma. Vivir la historia al completo te supondrá un poco más de ocho horas, pero lo ideal es ir saboreando acto tras acto con cierto tiempo de descanso entre ellos para poder darle vueltas, sacar conclusiones y dejar que se asiente en tu cabeza. 

 

13275giphy


Y es que Kentucky Route Zero no decepciona. No es para todo el mundo, está claro. Y si lo que te gustan son las aventuras gráficas cargadas de acción y de misterio, es muy posible que este juego te decepcione. Pero si eres un amante de las novelas de Murakami, el cine independiente y las obras reflexivas, entonces este juego te volará los sesos. No solo es precioso, sino que además se atreve a experimentar con la narrativa como pocos lo han hecho antes. 

8.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Aventura Gráfica

Distribuidor:

Pegi: