Análisis
Hitman Absolution PS3

La demostración de que la libertad no tiene por qué venir con un mundo abierto.

Hitman Absolution

El Agente 47 vuelve a los videojuegos tras seis años de silencio para traernos libertad en una forma muy diferente a la que estamos acostumbrados. Ahora ya es totalmente normal que asociemos la libertad de movimientos al género sandbox con toda una gran ciudad para explorar de arriba a abajo, pero siempre nos olvidamos de la libertad de decisiones del jugador, y bien pensado, muy pocos son los casos que la ofrecen de verdad, independientemente de los kilómetros de diámetro que tenga el mapa sobre el que nos movemos. Hitman: Absolution es uno de esos juegos, y más que nada, nos sigue recordando que muchas veces se disfruta más compartiendo cómo has llegado a un sitio que lo que has visto en él.

 

4fca4140-b3c0-4888-82d7-6df2b2217404

Puedes tardar media hora en conseguir el rifle y subir hasta ahí o puedes disparar y correr. Tú decides.
 

 

Hitman: Absolution es mucho más que una campaña que seguir pantalla tras pantalla, detalle que nos recuerda que se siguen pudiendo hacer buenos juegos con las bases de antaño. Puede ser un juego de acción o puede ser un juego de sigilo, pero aunque se disfruta mejor de la segunda forma, en cualquiera de los dos casos tenemos que aprender a observar cada pequeño detalle de todo un entorno, que unas veces será mayor y otras más reducido, pero siempre tendremos que investigar, entrar en una zona restringida, acabar con nuestro objetivo y salir del escenario como mejor podamos.

 

Si nos ponemos a mirar todos los detalles de la historia veremos incongruencias tales como que podemos acabar con toda la población de dos calles enteras que, tras pasar una puerta tendremos otras tantas decenas de enemigos que no se han enterado de lo que ha pasado detrás de esos cuatro centímetros de madera, pero venir buscando una historia profunda y una coherencia a temas como el de la banda de monjas dominatrix no es lo más recomendable, lo que no quita que haya grandes momentos que nosotros mismos tendremos que crear.

 

506f5410-3b60-4783-a76b-2c68b2217404

Determinadas acciones disimulan tu presencia hasta el absurdo. ¿Friegas con un cadaver a tus pies mientras la gente corre y chilla a tu alrededor? Buen trabajo, machote.
 

 

Uno puede tardar más de media hora en urdir un plan maestro para eliminar al objetivo sin que nadie se entere y sin que haya más bajas de las necesarias, mientras que otro puede llegar con un disfraz convincente, armar una bomba por control remoto y salir discretamente para ver los fuegos artificiales, u otro sencillamente ve la oportunidad de acabar con dos blancos con un par de balas y lo hace, ateniéndose a que tardará un buen rato en quitarse de encima a toda la seguridad que acudirá al momento.

 

Lo mejor de todo esto ya no es que uno mismo pueda comprobar lo retorcido o directo que se puede llegar a ser, sino que ahora se puede compartir gracias al Modo Contratos, una de las grandes novedades donde Hitman: Absolution deja de lado todo lo que nos podría echar para atrás de la campaña para darnos todas las raciones que queramos de escenarios de asesinato, y de cualquier forma posible, olvidándonos de continuar la historia o de centrarnos en un sólo objetivo, un contrato puede llevarnos medio minuto o dos horas, y tus amigos verán tu rendimiento en comparación con el creador del contrato, que por fin, es alguien recompensado jugando.

 

En la gran mayoría, por no decir que en todos los juegos en los que se nos permite crear un contenido para compartirlo con la comunidad, tenemos que someternos a las normas de un creador de contenido que dista mucho del juego real, pero aquí, para crear un nuevo contrato hay que jugarlo primero, y demostrando tu maestría en un escenario, fijando uno o varios objetivos que no tienen por qué ser los de la campaña, y eliminándolos como mejor se te ocurra, es la forma de hacer que los demás intenten hacerlo mejor que tú, en base a unos parámetros como no ser detectado, cambiarse o no de traje, las armas utilizadas para acabar con los objetivos y, además de todo eso, el tiempo, pero todo teniendo en cuenta que alguien ya ha sido capaz de hacerlo.

 

506f540e-ec1c-4862-891f-2c68b2217404

Actuar normal también es una forma de pasar desapercibido. Correr o esconderse a plena vista levanta sospechas, incluso cuando lleves el disfraz perfecto.
 

 

El único punto en contra de todo esto es que la inteligencia de los NPCs a veces sorprende por escasa y a veces por excesiva. Que puedan reconocer a metros de distancia que un compañero con uniforme y casco “no les resulta familiar” y te empiecen a seguir, pero que ir haciendo zigzag entre obstáculos para salir de su campo visual sea realmente efectivo, muchas veces queda ridículo, y en muy pocas ocasiones es la única forma de avanzar, o al menos de conseguir bonificaciones concretas por sigilo.

 

Porque además de extender la vida del juego con el Modo Contratos, cada misión individual es rejugable hasta el infinito teniendo en cuenta que podemos terminar cada una de incontables formas diferentes, y que cada mapa tiene decenas de secretos que sólo quienes más investiguen conseguirán, muchos a base de pistas que oiremos de una conversación entre dos lugareños, o acabando con un objetivo concreto que oculta una libreta con notas. Claro que todo esto hace que varios de los objetivos opcionales de una misma misión sean incompatibles, como el de superarla sin cambiar de traje y el de conseguir todos los trajes disponibles en ella, o el de matar sólo a lo necesario, incompatible con varios que nos proponen formas originales de acabar con los enemigos.

 

4fca4140-808c-4f36-a6ae-6df2b2217404

Y este disfraz no es el mejor de todos, pero si de los más inútiles.
 

 

Todo se facilita mucho adaptando el juego a un elemento muy de moda como es el de ver a los enemigos y las pistas a través de paredes con una visión especial que aquí llaman Instinto, con lo que en los niveles más bajos de dificultad tenderemos más a la improvisación que a planificar gracias a que podemos estar muchos pasos por delante de los enemigos, pero dejando recolección de objetos y originalidad al matar aparte, los niveles más altos de dificultad anulan las ayudas y el juego se convierte en un auténtico reto para quien quiera sigilo de verdad, porque a pesar de desarrollarse en mapas cerrados, Hitman: Absolution te ofrece mucha más libertad que la más grande de las ciudades virtuales.

Páginas
  • 1
  • 2
8.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Hitman Sniper Challenge Hitman Sniper Challenge
Hitman Sniper Challenge es un título de descarga digital, gratuito para todos los que reserven Hitman: Absolution, donde el Agente 47 pone en práct...
Hitman HD Trilogy Hitman HD Trilogy
Revive las primeras aventuras del Agente 47 para refrescar la memoria ante el nuevo Hitman: Absolution. La recopilación HD de esta saga incl...
Hitman Sniper Hitman Sniper
Hitman vuelve de nuevo a los dispositivos móviles con Hitman Sniper, un título que bebe de aquel lanzado en consolas de sobremesa y P...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.4
/ 10
Valoración media de usuarios
24 votos

Género: Acción

Saga: Hitman

Distribuidor: Koch Media

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Hitman Absolution, IO Interactive
Hitman 2

Hitman 2

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Hitman

Hitman

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Hitman Sniper

Hitman Sniper

Lanzamiento: Ya a la venta

IOS Android

Juegos de la misma saga
Otros juegos de la saga Hitman
Hitman 2

Hitman 2

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Hitman

Hitman

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Hitman Sniper

Hitman Sniper

Lanzamiento: Ya a la venta

IOS Android