Análisis
Haven SERIESX

Croqueta y empanadilla

Haven

Haven es un interesante proyecto que mezcla exploración, algo de combate, mucha recolección y muchísimas charlas sobre el amor, la libertad y escapar de lo que debemos hacer. Dos amantes huyen en su nave a un planeta que suponen deshabitado y allí se tienen que buscar la vida. Durante unas diez horas, recorreremos con ellos su hábitat, dormiremos y comeremos. Pero eso sí, es tan fácil encariñarse con ellos y disfrutar de la historia como aborrecer unos sistemas de juego poco profundos e inspirados.

 

Haven es un videojuego que funciona bien en sus conversaciones, en cómo la pareja está escrita y en el planteamiento de su universo. Los motivo que han tenido para huir y para querer vivir apartados del mundo son atractivos, también la manera en la que sobreviven. Hay un trasfondo bien trabajado que, aunque no sea especialmente original, sí funciona bien. Es fácil conectar con lo que cuenta

 

Haven es un videojuego bonito con unos personajes algo empalagosos, pero adorables

 

De hecho, lo que más me ha gustado de Haven es todo lo que compete a lo social: cocinar, dormir, comer, quererse, charlar, acampar o tomarse de la mano te lleva a momentos sensacionales. Al principio cuesta un pelín entrar en el rollo de la pareja porque son rematadamente cursis, pero poco a poco te vas comiendo el azúcar y lo digieres bien. Cuando ambos hablan, se miran quietos o protestan porque lo que el otro ha cocinado sabe regular, Haven funciona. Sin embargo, no cuando hay que ejecutar mecánicas de acción.

 

Haven me hubiera gustado más como visual novel o como algo parecido a 13 Sentinels Aegis Rim. Nos movemos por el mundo de juego desplazándonos con unos propulsores adheridos a las piernas. Es decir, somo como una mezcla entre Campanilla y coche de Wipeout. Corremos flotando y recolectamos haces de luz y otros objetos que necesitamos para sobrevivir. La idea es interesante porque funciona para explicar el trasfondo tecnológico del juego, pero el título no consigue ofrecer unas carreras divertidas o que profundicen en ella. También hay combate. Es por turnos y persigue que entendamos que la pareja hace más daño si ataca a la vez. De nuevo, el concepto es interesante, pero no ofrece nada más allá de esa primera idea inicial.

 

Y ese es el gran problema de Haven, su irregularidad. Me gusta su mundo de juego, me ha gustado su pareja, me gusta el tema que trata y sus conversaciones; además, el título viene traducido al español. Su estilo artístico también está más que bien… Pero siempre que salimos del hogar de la pareja, y hay que hacer cosas, el juego se me viene abajo. Además, jugado en PS5, hay tiempos de cargas y caídas en el framerate; lo que no debería ocurrir, porque no es un juego que demande demasiado músculo de la consola.

 

Si te gusta hablar de amor y ser libre, te gustará Haven

 

En definitiva, Haven es un juego que te gustará o no en función de lo mucho que conectes con el amor de la pareja. En mi opinión, te molará si te van los shojo, porque tiene mucho de manga romántico con los tropos de ese género, pero depende demasiado de su historia; no de su narrativa, sino de su historia, y no siempre es capaz de evitar que todo el constructo jugable pierda interés.

6.5

/ 10

2
Comentarios
Comentar
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Aventura

Distribuidor: The Game Bakers

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Haven, The Game Bakers
Furi

Furi

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 PC Switch