Análisis
Hatsune Miku: Project DIVA Mega Mix SWITCH

Déjate de prejuicios y a bailar

Hatsune Miku: Project DIVA Mega Mix

Hatsune Miku: Project DIVA Megamix es la versión mejorada y adaptada a Switch del original que salió en el año 2009 y que tuvo varias versiones, la última en PS4. Estos 11 años de diferencia han servido para incorporar más canciones que seguir con nuestros movimientos. Ahora hay más de 100 temas con algunas mezclas y con varios modos de dificultad. Tenemos también la posibilidad de sacar los joycon de nuestras Switch y disfrutar de un modo de juego híbrido. En lugar de solo pulsar botones, también tenemos que agitar los joycon.

 

Esta versión definitiva tiene sus cosas buenas y malas. Tener una colección tan inmensa de canciones hace que tengamos Hatsune Miku para rato, pero que vayan a sacar nuevos temas por DLC, molesta. La nueva forma de jugar con los joycon no está a la altura del modo de juego tradicional y la resolución es muy inferior a la del de PS4. Por lo menos, el juego no sale a precio completo sino a 39,99€. Y si os gustan los arcades de ritmo, este es maravilloso.

 

Fuera prejuicios, Hatsune Miku: Project DIVA Megamix es un arcade de música muy top

 

Es fácil caer en la tentación mirar a este juego por encima del hombro o con recelo. Aunque os gusten los videojuegos de ritmo, Hatsune Miku: Project DIVA Megamix es un título que puede parecer solo para unos pocos. Está repleto de pop, rock japonés y otros estilos que no me veo capaz de clasificar con temas interpretados por Hatsune y sus amigas. Esto implica coreografías exageradas, voces aflautadas, melodías muy particulares y todo eso que os estáis imaginando. Pero si le dais una oportunidad, descubriréis un videojuego sólido como una roca.

 

Hatsune Miku: Project DIVA Megamix es un videojuego de ritmo difícil. No regala nada. Explicar cómo se juega es sencillo: cuando nos lo pidan, y siguiendo la melodía, tenemos que pulsar uno de los cuatro botones del mando, L, R o una combinación de todos ellos. Lo difícil es hacerlo bien. El título es tremendamente exigente y muy fino. Consigue llevar al jugador a ese momento ideal de estas producciones en la que los dedos se mueven solos porque todo está bien hecho.

 

A veces tendremos que pulsar los botones a la contra del ritmo, siguiendo al bajo, con el movimiento del cuerpo de las intérpretes… Pero todo fluye bien. Hay un mimo enorme y un buen hacer tremendo en que todo encaje bien, en que el botoneo esté bien conectado con lo que oímos. Es decir, Hatsune Miku: Project DIVA Megamix no es un videojuego para aprovecharse de la fama de su protagonista. Hatsune Miku es un ser irreal (que me perdonen sus husbandos) que canta con una voz digital con un gran número de seguidores. Eso podría hacernos pensar que este es un videojuego solo para ellos, pero no, lo es para todos los que estéis buscando un título rítmico bien hecho.

 

Tremendamente divertido, desafiante y con varios modos de juego y dificultad para ir aprendiendo poco a poco, en Hatsune Miku: Project DIVA Megamix también hay sitio para el fanático voyeur. A medida que vamos superando temas conseguimos puntos que podemos intercambiar por nuevos modelitos para las idols o vocaloids. Los trajes de baño son unos de los que más cuestan, claro, pero también hay muchos trajes que le hacen guiños a los personajes más icónicos de SEGA.

 

El juego tiene opciones de configuración para ver solo los videoclips sin interactuar, para hacernos listas de reproducciones y para jugar como más nos apetezca. Yo he disfrutado muchísimo de este título jugándolo a sorbitos. Con la Switch en la mesa del salón, cada vez que me sentaba me echaba un par de temas y a otra cosa, a mayores, claro está, de todo el tiempo que había que dedicarle al análisis. Y en eso es formidable, es un juego amable con el recién llegado pero que sabe proporcionar una curva de dificultad que pica e invita siempre a jugar un poquito más.

 

Jugablemente perfecto, adictivo e ideal para jugar en ratos muertos

 

Llevo toda la semana tatareando canciones de Hatsune Miku y no me arrepiento de nada. Jugablemente perfecto y generoso en su contenido, sí le podemos achacar que la calidad de algunos videoclips deje mucho que desear en comparación con otros, que jugar con los mandos de Switch no sea más que una anécdota, que tenga tiempos de carga tan largos incluso cuando vamos al menú de opciones y que la resolución pierda calidad con respecto al título original.

 

Por lo demás, si queréis un juego en el que quemar vuestros dedos siguiendo la música, dejaos de prejuicios y disfrutad de esta notable producción apta para todos los públicos. Y Luka Megurine > Hatsune Miku.

8

/ 10

1
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Musical

Distribuidor: Sega

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Hatsune Miku: Project DIVA Mega Mix, Sega