Análisis
Hand of Fate 2 SWITCH

El destino que nosotros creamos.

Hand of Fate 2

Es muy complicado engendrar un videojuego que trate de aunar tantos elementos sin que uno de ellos no pueda echar al traste la suma completa. Hand of Fate 2 es una de esas obras que trata de convencer desde varios puntos de vista, para distintos tipos de jugadores y con un espíritu claro: ofrecer la experiencia de un juego de rol de mesa tradicional yendo más allá, aprovechando las posibilidades que un medio digital ofrece más allá de un tablero, unas cartas, una libreta y un bolígrafo, pero manteniendo la esencia de lo clásico

 

Partiendo de la base de Hand of Fate, el título original, esta secuela consigue ir un paso más allá de todo lo visto para ofrecer una experiencia mucho más redonda en casi todos los sentidos. Ahora disponemos de un modo campaña bastante largo, que será el punto de encuentro para los jugadores en un principio, ya que será ahí donde trataremos de comprender sus reglas, de entender los distintos peligros a los que deberemos enfrentarnos y a dominar un juego que nunca sabes por qué caminos va a conducirte, pues el factor aleatorio siempre está presente.

 

 

Quizás la mayor diferencia de Hand of Fate 2 respecto a su predecesor es que ahora sí se da una tremenda importancia a nuestras decisiones, sobre todo en lo que respecta a la formación de la baraja inicial. Tanto en el modo Campaña como en el modo Infinito (donde profundizaremos más adelante), se ofrece la posibilidad al jugador de incluir distintas cartas a la baraja que irá conformando el juego futuro, por lo que podemos intentar adelantarnos a los acontecimientos o favorecer algún tipo de ganancia dependiendo de las circunstancias en las que nos encontremos. Por ejemplo, puede ser que nos estemos enfrentando a una Aventura donde la comida escasea, por lo que tendremos que tratar de incluir cartas que nos proporcionen esas ganancias. 

 

Cada Aventura disponde de unas cartas fijas, que van narrando la historia y se van disponiendo en el tablero, a las que se añaden las de nuestra propia elección. Es decir, que Hand of Fate 2 trata de contarnos siempre una historia diferente basándose en algún factor concreto (que puede ser un desafío, una historia o un tipo de enemigo) en el que nosotros debemos tratar de influir a nuestro favor con la elección de las cartas. Se podría decir que Hand of Fate 2 ofrece siempre partidas contra nuestro propio destino, sí, pero a pesar del azar siempre podremos influir en el sino a través de las decisiones tomadas. 

 


Habrá que leer mucho, habrá que tomar decisiones en cada historia planteada por cada carta (con distintas consecuencias directas para nuestro personaje) y habrá que combatir. El desarrollo de los combates puede gustar más o menos, porque es cierto que el sistema de control se podría haber pulido un poco más, pero en general funciona bastante bien. Se trata de una reinterpretación de los míticos combates puestos de moda hace años por la saga Batman Arkham, en los que tenemos que ir golpeando a los rivales para ir encandenando combos que nos permitirán activar una habilidad final (que dependerá del arma equipada) mientras vamos esquivando o contraatacando en el momento preciso a los rivales. El combate ha mejorado mucho respecto a lo visto en el primer juego, y ahora sí tiene mucha importancia el tipo de enemigos a los que nos enfrentamos y las armas y artefactos que decidimos portar en cada momento, pues algunas nos vienen mejor o peor dependiendo del contexto. 

 

Hand of Fate 2 consigue crear una atmósfera en la que el jugador sabe que fallar suele ser culpa suya y no del azar, a pesar de que hay muchos elementos que son propios de él. Habrá que lanzar dados en busca de una puntuación concreta para poder solventar un problema, o destapar cartas y otras jugadas de azar, pero incluso en ellas podemos influir a través de la figura de nuestro acompañante o del equipamiento que llevemos. El juego nos permite elegir al inicio de cada aventura a un compañero, que nos asistirá en los combates con habilidades distintas y también fuera de ellos, con otras bonificaciones. Por ejemplo, si nos vamos a enfrentar a una Aventura en la que nos indican que habrá muchas tiradas de Dados, qué mejor que elegir a Colbjorn, que nos permitirá añadir un dado extra a nuestras jugadas si no lo hemos conseguido con los iniciales, mientras que también podemos incluir cartas de equipamiento con anillos que sumen X puntos a nuestros lanzamientos, por ejemplo. 

 


Como veis, todo es un círculo muy bien elaborado: el juego plantea un reto, dispone sus cartas y nosotros tenemos que jugar las nuestras. El azar influye, por supuesto, y de hecho es lo que aporta la sensación de encontrarnos con un juego infinito, ya que es prácticamente imposible que unas circunstancias se den de la misma forma en dos partidas diferentes. Hay que jugar mucho, aprender de todas las cartas y saber reaccionar ante cada situación. 

 

El modo Infinito nos servirá una vez completado el modo Campaña y también mientras lo estamos intentando, ya que es una manera genial de probar las cartas nuevas que hayamos desbloqueado para conocer sus usos. En este modo la partida solo acabará cuando muramos, por lo que tendremos que enfrentarnos a una aventura tras otra (cada una con sus distintas cartas) y con nuestra opción a elegir cartas entre varios de los distintos campos donde podemos influir. El juego consigue cumplir con la sensación de estar viviendo siempre una aventura diferente a la anterior.

 

 

Es cierto que Hand of Fate 2, al centrarse tanto en la lectura y toma de decisiones, pierde algo de gracia cuando ya hemos leído la misma carta varias veces, pero no deja de tener sentido al afectar de alguna manera a la partida. Caes en una carta que ya te sabes de memoria pero no hace falta que la leas, simplemente completa su desafío y obtén sus recompensas o castigos. El combate podría ser mejor, al igual que las fases de trampas en las que deberemos llegar a la salida mientras sorteamos unos cuantos peligros, pero no funcionan mal. Para mí, se trata de una de las sagas más interesantes y originales de los últimos años, mezclando lo clásico de los juegos de rol de mesa con los elementos más propios del videojuego, con una secuela que mejora en todo lo visto a su antecesor. Si la propuesta te atrae, tendrás muchísimas horas de aventuras finitas o infinitas en estas partidas contra el destino y el azar, que nosotros mismos podemos variar con nuestras decisiones.

8

/ 10

Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Hand of Fate 2? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
3
Comentarios
Comentar
    • Este maravilloso juego tiene es una capacidad tremenda para generarte historias únicas y personales en base a tus elecciones iniciales y a las circunstancias generada por la suerte o desventura que tengas en las tiradas de suerte que como tal solo están las de dados; el éxito del resto dependen en primera instancia de tu percepción para encontrarles el truco y si fallas en eso, ahí tienes que probar fortuna.

      Y se ofrece en cómodas sesiones de una media hora. Perfectas para vídeos y retransmisiones si es que hubiera público suficiente para un juego que no te entra por sus dotes gráficas en primera instancia.
    • Siempre quise meterle mano (guiño, guiño) y me has convencido. Casi lo hice con el primero y creo que con este sí que sí.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
0 votos

Género: Estrategia/Rol

Distribuidor: Defiant Development

Pegi:

Comunidad
Participa en el foro de Hand of Fate 2 y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego