mundogamers
    • Análisis
    • Game & Wario
    • 6.0
    • /
    • 10
  • WIIU
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 3.4

        •  (5 votos)

Los títulos de la franquicia Wario Ware Inc. son más importantes de lo que pueda parecer a simple vista. No sólo es una colección de minijuegos simples, frenéticos, que pueden entretenerte durante horas y horas; son también una prueba de fuego para cada una de las máquinas de Nintendo. Una forma de explotar todas las características de cada máquina, mucho mejor que cualquier demostración tipo Wii Sports o NintendoLand.

 

Quizá el más querido sea MiniGame Mania, para GameBoy Advance, aunque sus homónimos para Nintendo DS, Touched!, y para Wii, Smooth Moves, demostraban el tópico de "el límite está en tu imaginación", y a Intelligent Systems no parecía faltarle nunca imaginación para cada una de estas pequeñas obras. Mención aparte para ese gran Twisted de GameBoy Advance, que juraba con un giroscopio externo de la consola, y que no llegó a Europa por el miedo de la compañía a que los niños se lastimaran su pequeñas muñecas... 

 

En este minijuego tendremos que hacer fotos a sospechosos. Se nos juzgará el encuadre y la composición.

 

Es por eso que cuando uno se sienta delante de Game & Wario, se pregunta si lo que falla del juego ha sido la imaginación de Intelligent o las posibilidades del GamePad de Wii U, porque no sólo tenemos pocos juegos, más largos, pero lentos; más "profundos", pero menos divertidos; sino que la experiencia global no se nos hace tan divertida como nos tiene acostumbrada la franquicia. Incluso los juegos de NintendoLand se antojan mucho más frescos, originales y mejor adaptados al GamePad que los de Wario.

 

Sigue habiendo buenas ideas aquí, como el minijuego de encontrar al ladrón de fruta, donde varios jugadores con un único mando tienen que jugar al policía y ladrón, uno permaneciendo atento a la pantalla y otro moviéndose en la del GamePad. En los individuales, destacaríamos el de 9-Volt y 18-Volt, la pareja Retro que nos ofrece un minijuego con tanta nostalgia, tanto por el pasado de la saga como por nuestros recuerdos infantiles, jugando en la cama a altas horas de la noche sin que nos pille nuestra madre. Pero incluso este último tira del mítico MiniGame Mania para ser divertido, aunque haga un buen uso del juego asimétrico.

 

Posiblemente, la prueba que mejor demuestre el juego asímetrico de Wii U. Un jugador se escabulle entre la multitud robando fruta con el GamePad mientras los otros tienen que intentar detectarle en la pantalla grande.

 

Todo el catálogo de Game & Wario, del mismo modo que NintendoLand, dispone de varios niveles de dificultad, no se basan sólo en ir más rápido, pero la sensación de poca variedad y poca cantidad está presente de principio a fin. Cuando terminas de descubrir todos y cada uno de ellos y empiezas a repasar cuáles de ellos repetirás, el resultado final es demasiado escaso incluso para el precio reducido que propone.

 

Puede que si unes este Game & Wario a NintendoLand tengas una buena oferta para cuando lleguen amigos a jugar a casa, pero el título ha perdido la esencia que le encumbró sobre todo en las portátiles de Nintendo. Además, con títulos en el horizonte como  el infravalorado Wii U Party y su gran colección de minijuegos, cada vez encontramos menos sentido a este producto que bien podría haber llegado en el lanzamiento para explicar aún mejor las capacidades del GamePad.

 

Game & Wario ha perdido el frenetismo de su escala de niveles, ese "más rápido" que te hacía entrar en una especie de trance y que te hacía repetir una y otra vez. Siguen siendo originales, con un diseño perfecto para la marca y algunos detalles impagables, tan únicos como la colección de Chik-n-Win que te devuelve a esa época feliz donde lo único que nos preocupaba era tener una moneda para conseguir un juguete oculto en una cápsula. Pero si al jugar a este Game & Wario, uno no puede evitar echar de menos los originales, pasar más tiempo con los minijuegos retro de 9-Volt que con el propio juego en sí, es que algo falla.

    • Acerca de Alejandro Pascual
    • Alejandro Pascual ha trabajado en programas de televisión de videojuegos como Cuatrosfera o Insert Coin y en prensa escrita como redactor jefe de NGamer y redactor de la revista EDGE. Contacta conmigo por mail y en Twitter en @alexpasc

  • Alejandro Pascual
6.0
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Juegos relacionados
Nintendo Land
Nintendo Land

La opinión de...
Colaboradores
Bryan Henderson y la fábrica de c...

Dayo, videobloguer del canal de YouTube DayoScript.

 

“Videojuego”. La palabra y...


Leer más
Sigue a Mundogamers en