mundogamers
    • Análisis
    • Fractured Soul
    • 6.0
    • /
    • 10
  • 3DS
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 7

        •  (1 votos)
  • Sacándole todo el jugo a un planteamiento

    que sólo necesita dos pantallas para existir.

Con todo lo que pueden llegar a dar de sí esos juegos sencillos pero adictivos de “encuentre las 7 diferencias”, se han explotado muy poco en una consola con doble pantalla que te lo pone todo en bandeja. Fractured Soul llega a la eShop de 3DS ofreciendo algo similar a Chronos Twins, Reflection o el mismo Fractured Soul que contaba con una versión en DSiWare. Aquí, aunque ambas pantallas muestren al mismo personaje, sólo será corpóreo en una de las pantallas y tendremos que ir alternando entre ellas. ¿Cómo es eso? Un avance simultáneo en dos mundos iguales con sutiles diferencias, que sólo influirán al protagonista en una de las dos pantallas, según queramos.

 

Encuentre las 7 diferencias.

 

Empieza como un juego sencillo en el que simplemente tenemos que cambiar de plano para saltar a una plataforma que no esté en el otro, para subir alternando porciones de escalera o para matar o evitar a un enemigo que sólo exista en uno de los dos planos. Pero luego la cosa se complica, y en el planteamiento es donde más acierta Fractured Soul, aunque en su resolución se queda algo cojo.

 

No pretende aprovechar más características que la doble pantalla. Ni giroscopios, ni 3D, ni online, ni nada que no sean dos pantallas y un par de botones. Con eso, un apartado gráfico al nivel de su discutible estética y un buen diseño de unos 40 niveles de scroll lateral, tenemos un juego que, a menos que nos piquemos a conseguir buenos tiempos en cada fase para desbloquear retos extra de una dificultad muy elevada, nos llevará unas tres horas completarlo.

 

Objetos extra y enemigos en una pantalla, plataformas para avanzar en otra... Difícil decisión.

 

El buen planteamiento de los niveles llega en cuanto accedemos a zonas inundadas, en llamas o con la gravedad invertida, sólo en una de las dos pantallas, y nos vemos obligados a hacer buen uso de las diferentes inercias o capacidades de salto para avanzar, pero aún vigilando que en una pantalla existen plataformas que no existen en la otra. Y cuando empiezas a cogerle el gusto a cierto tipo de niveles, se acaba esa serie con una fase que lleva la idea de dos pantallas a un shump lateral en el que acabar con hordas de enemigos en cada pantalla hasta llegar a un boss que se mueve entre dimensiones para obligarnos a cambiar la nave de pantalla para esquivar y hacer daño.

 

Los jefes tienen mecánicas sencillas, pero requieren un buen dominio del cambio entre pantallas.

 

Si nos ponemos a mirar con lupa todo lo que Fractured Soul pretende, suspendería claramente por ese halo de gafapastismo sci-fi que se gasta con frases transcendentales sobre el ser y el espacio, de un juego que no tiene ni historia. Como arcade tampoco cumple su cometido de dejarse rejugar una y otra vez para mejorar, pero lo compensa todo con haber sabido aprovechar una gran idea con elementos de lo más clásicos, sacándole todo el jugo a un planteamiento que sólo necesita dos pantallas para existir.

    • Acerca de Víctor Junquera
    • Editor de noticias y redactor de MundoGamers. Loco de Geometry Wars y los puzles. Anti-secuencias, mejor jugar rápido y jugar bien. Contacta con Víctor Junquera por e-mail o en Twitter.

  • Víctor Junquera
6.0
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema

La importancia de ser aleatorio, ...

Adrián Suárez Mouriño "Mugen"

 

El remake de Dragon Quest VII para 3DS nos va a plantar a los enemigos con l...