Análisis
Fall Guys: Ultimate Knockout PS4

El GOTY del verano. 

Fall Guys: Ultimate Knockout

Algo muy bien habrá hecho Fall Guys: Ultimate Knockout cuando las únicas dudas que me genera rodean aspectos como su futuro sistema de monetización, la capacidad del estudio de ofrecer nuevos contenidos interesantes, los posibles acuerdos con otras empresas... en definitiva, en saber si terminará siendo algo más que la moda de este verano. Y otro buen síntoma de su buen hacer es que me encantaría que esas dudas se respondieran de forma positiva, porque menudos buenos ratos me he echado en todas y cada una de sus partidas. 

 

Lo que hace Fall Guys no lo ha inventado Fall Guys. Y no voy a hablaros de Humor Amarillo o de otros shows (que evidentemente han influido) sino que nos vamos a quedar dentro del mundo de los videojuegos. Esta simpática obra no hace más que tomar un género que lleva años en el número uno (Battle Royale, competición entre jugadores donde solo uno es el ganador) replicando mods y servidores no oficiales de juegos como Minecraft. Sí, la obra de Mojang fue pionera en ofrecer una batalla real y en muchas de las pruebas que tenemos ahora en este título de Mediatonic.

 

 

Pero no quiero andarme por las ramas. Fall Guys: Ultimate Knockout toma lo mejor de los Battle Royale pero lo condimenta con lo que para muchos es lo peor de los Battle Royale. Su propuesta es más amena, entretenida y necesita de mucha menos preparación que otros títulos como Fortnite o PUBG. Esto va de conocer cómo se mueve el muñeco y de aprenderse los caminos y dificultades de cada una de las pruebas. Ya está. Un par de tardes y sabrás cómo hacerlo más o menos bien para ir progresando por los niveles y tratando de quedar número uno si es que tienes suerte, porque el azar influye pero suaviza la competitividad insana que podría generarse (que no dudo que lo hará igualmente). 

 

Muchos verán en esto la peor faceta de Fall Guys, ya que el éxito en muchas ocasiones no depende de ti sino de tus compañeros de equipo y de la suerte en situaciones concretas. Y reconozco que durante los primeros días era lo que más me molestaba, pero llegados a este punto lo encuentro totalmente normal: los concursos y pruebas que la obra quiere replicar también funcionan así, y muchas personas habrán perdido la ocasión de ganar por culpa de otros desconocidos que son unos completos inútiles. Así es la vida y así es la competición en Fall Guys, donde afortunadamente puedes volver a intentarlo unos pocos segundos después y ya está. 

 

 

Pero tampoco quiero decir que en Fall Guys no exista esa tendencia a la mejora y a sentir que la práctica está siendo beneficiosa. Por supuesto que esa sensación está presente y te anima a seguir. Eso y poder obtener las apariencias más jocosas posibles, algunas de ellas únicamente accesibles conisiguiendo las coronas que obtienes ganando partidas. ¿Quieres tener una exclusiva skin de un mamut azul con vello púbico blanco? Gana cuatro o cinco partidas y lo tienes. Estoy dentro. 

 

Fall Guys también toma muchos elementos de otros juegos simpaticones como Human Fall Flat, donde precisamente la gracia está en ver cómo reaccionan los muñecos y sus animaciones a la gravedad y al entorno. En este caso los personajes son más estáticos y no hay tanta plasticidad, pero los golpes y las situaciones cómicas se suceden. Incluso es divertido llegar rápido a la meta de una prueba y echar un vistazo al resto de participantes para echarse unas risas por sus errores o aprender de sus aciertos. 

 

 

Navegando por esas dos orillas, el simpático azar y la competición, encuentra su sitio y se acomoda de maravilla. No hay que dejar pasar que algunas de las pruebas son más divertidas que otras, que muchas no están nada inspiradas y que otras son una auténtica delicia, pero ahí radica también otro elemento de su extraño placer: esperar a que toque una de tus fases favoritas mientras resoplas aburrido en la terrible prueba de memorizar las frutas. Prefiero tirarme al fango. 

 

En resumidas cuentas, Fall Guys: Ultimate Knockout está hecho con cuidado, explorando bien el mercado y sabiendo qué puede funcionar. Y han dado en el clavo con un juego que se siente bien, con un control funcional y con unas fases bien elegidas, aunque dejen algunas dudas. La aparición en PS Plus ha sido el empujón que necesitaba para comenzar a andar, pero habrá que esperar para ver si se convierte en un nuevo Rocket League (cuyos inicios fueron muy similares) o durará menos que un Frigo Pie al sol. 

 

 

Pero insisto: estas dudas sobre su futuro se dan por su acierto en el presente. Por el deseo de que una apuesta tan simpática y que da tan buen rollo permanezca en la industria, plantando cara a esos Battle Royale idénticos que cada compañía debe tener por obligación. Ojalá Fall Guys permanezca con nosotros durante muchos años y ojalá no sea una divertida anécdota del verano de la que quizás nos acordemos de casualidad dentro de unos años. 

8

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.7
/ 10
Valoración media de usuarios
3 votos

Género: Acción

Distribuidor: Devolver Digital

Pegi: