Análisis
Else Heart.Break() PC

Juega con mis emociones

Else Heart.Break()

Else Heart.Break() es uno de esos nombres que piensas nunca te vas a aprender. Está escrito de una forma extraña. Demasiado indie, demasiado llamativo. Pero hay mucho más que una línea de código en el nombre de la obra de Erik Svedang. “Si no, corazón roto”. Sebastian descubre el significado de esa frase a lo largo de su viaje, pero él no es capaz de verle los dientes al lobo ni aunque lo tenga delante. Es demasiado joven, demasiado idealista. Acaba de mudarse a Dorisburg gracias a un trabajo que le permite huir de su familia anodina. Y está enamorado de una chica que ya tiene novio.

 

No sabe lo que se le acerca.

 

Hablando con su autor, pregunté cuánto había de autobiográfico, de historia personal, en Else Heart.Break(). Aquí estamos, en una suerte de distopía futurista con una estética que mezcla el cyberpunk y las sensibilidades de una juventud descontenta, programando tazas de café y llaves con un dispositivo que prácticamente hace magia y es capaz de descifrar el código intrínseco a la materia, y aún así nos encontramos con una historia más humana que la de muchos juegos que se venden como profundos. Es importante matizar: “humana”, que no elaborada. El viaje de Sebastian es todo lo directo y sencillo que una historia puede ser, aunque para quienes estén dispuestos a explorar quizá gane algunos matices. Si The Vanishing of Ethan Carter presumía de no cogerle la mano al jugador, Else Heart.Break() no parece contemplar al jugador como otra cosa que no sea una parte más de su mundo. Los personajes no repiten las frases importantes, no hay anotaciones ni diarios ni un diseño de niveles que te guíe (Dorisburg es un mundo abierto), y si no estabas prestando atención, lo sentimos mucho por ti, pero estás perdido. Esto significa que, sin una guía, uno puede pasarse más tiempo del necesario dando vueltas, hablando con la gente para saber cuáles son los puntos calientes de la ciudad, saber dónde está la gente y, en general, buscando pistas para avanzar. Pero algo me dice que así es como debe jugarse a Else Heart.Break(), no porque perder el tiempo esté bien, sino porque eso te permite absorber su mundo. Hay mucha información oculta, misiones secundarias, rincones a los que la historia no te lleva pero que contienen detalles, y llegar al final con un conocimiento mínimo de qué has estado haciendo es algo que sólo depende de ti.

 

560b73fe-ea74-4fe5-80bb-6c2fb2217404

 

También esa ignorancia y dificultad para aprender nada sobre Dorisburg podría tener su punto de intencionalidad. La de Sebastian es una historia de alguien fuera de su entorno, un pezqueñín devorado por algo mayor a él mismo, y hay un cierto encanto en seguir adelante sin prestar atención porque, en realidad, es probable que el pobre Sebastian, con sus frases de chaval suelto y su actitud despreocupada, hiciera lo mismo. En Else Heart.Break el camino es el destino; no hay grandes revelaciones ni momentos de “ahora lo entiendo todo”. Lo que ves es lo que hay y, al mismo tiempo, entre sus partes se oculta el mensaje de este particular juego.

 

El mundo de Else Heart.Break() permite trabajar el código de sus objetos, y así es como Sebastian se abre camino a lo largo de la historia. La mecánica principal es la programación en HTML, pero no una guiada: hay que poner los dedos en el teclado, recordar las claves, cómo funciona cada patrón y no saltarse una sola coma. Si no, esa lata de refresco va a saltar en llamas. Esto significa que los puzles del juego son muy abiertos y cada cual, sobre todo los más sabidos, puede encontrar su particular solución a un problema, pero a la vez implica una dificultad y un aprecio de nicho. Programar no es algo que sepamos hacer todos ni tampoco es fácil. Lo que se hace aquí no es ninguna tontería: estamos trabajando computadoras, enlazando ítems y reprogramando permisos, y la mayoría de pautas más avanzadas están ocultas en cartuchos repartidos por el mundo, se descubren hablando con otros o hackeando ciertos ordenadores, así que es perfectamente posible acabar atascado porque, literalmente, no sepas qué poner a continuación.

 

Igual que su nombre, la estética de Else Heart.Break() nos revela a qué nos enfrentamos. Es muy particular, la obra de un autor que tiene sus ideas y su visión del mundo. No está muy pulido si se mira de cerca y algunas de sus ideas ya existen en otras partes (The Magic Circle, Hack ‘n’ Slash y el futuro Quadrilateral Cowboy también son juegos en los que la programación juega un papel principal junto a otras mecánicas), pero aún así tiene un encanto particular que sólo las obras distintas, las de autor indie, pueden transmitir. Quizá parte de mi aprecio hacia este juego venga porque su historia me ha llegado de forma personal, pero cuando una obra logra comunicarse de una forma tan humana ¿no merece algún reconocimiento?

 

Si queréis profundizar en este texto podéis leer el análisis expandido.

7.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Cibele Cibele
Cibele es una historia real sobre amor, sexo e internet. En Cibele encarnamos a una chica de 19 años llamada Nina, que tiene un acercamiento inusual ...
YIIK: A Post-Modern RPG YIIK: A Post-Modern RPG
Informate de todas las novedades de YIIK: A Post-Modern RPG para ps4, videos, imagenes y mucho mas.
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Aventura Gráfica

Distribuidor: Erik Svedang

Pegi: +12