Análisis
Dragon Quest Heroes II PS4

Un hijo bonito del Musou y el ARPG con personalidad propia

Dragon Quest Heroes II

Cuando eres un amante de una saga de calidad como es Dragon Quest y la relacionas con un género que no es precisamente tu favorito, como es el Musou de Omega Force, es fácil pensar que analizar un juego que aúne ambos elementos va a ser, cuando menos, difícil. No os voy a engañar: de primeras el suspiro no me lo quitó nadie, y la idea de enfrentarme a un género que llevo sin tocar desde los tiempos de Xbox 360 se me hacía, cuando menos, pesada

 

Afortunadamente el trabajo de Omega Force a la hora de mantener todo lo que hace especial a la saga ha sido, a todos los niveles, impecable, e igual que me pasó en su momento con Dragon Quest Builders, Dragon Quest Heroes II ha terminado por enamorarme gracias a un trabajo cariñoso, la presencia de Yuji Horii y las melodías y efectos sonoros con los que ya desde sus inicios en 1986 el gran Koichi Sugiyama nos enseñó a soñar. 

 

58cdb56e-4350-4cba-8938-47dab2217404.jpeg

 

Mil años de paz

Dragon Quest Heroes II tiene uno de esos inicios costumbristas y bonitos a los que nos tiene acostumbrados la saga: tras elegir nuestro personaje entre dos primos guerreros de Dúnez, Lázaro y Teresa -tranquilos, podéis cambiarle el nombre a los dos-, la historia nos da un recorrido por la hermosa ciudad de Botavara que visitamos para enseñársela a nuestro familiar recién llegado.

 

Durante la visita turística la historia va contándose de forma natural, explicando cómo los siete reinos tuvieron que llegar a un armisticio mil años antes para lograr una paz duradera a riesgo de un terrible mal que se desatará en forma de guerra. Ni que decir tiene que ese milenio está a punto de acabar, y pronto la paz es puesta en peligro por el ataque de las fuerza de Dúnez al pacífico reino de Botavara

 

Así comienza una aventura en la que nuestros héroes, Lázaro y teresa, pronto conocerán y se reencontrarán con viejos conocidos de la saga que aparecen en este nuevo prisma de realidad y no dudarán en colaborar para evitar la desastrosa guerra. Poco a poco iremos aumentando el plantel de personajes con Desdémona y César, Mariel y Gronzo de Dragon Quest VII, Norris y Ebanisto de DQVI, Meena y Maya de DQIV y Jessica y Angelo de DQVIII a los que se unirán Torneko Taloon, Alena y Kiryl de Dragon Quest IV.

 

58cdb56d-31a4-4bce-a96f-47dab2217404.jpeg

 

A la lucha 

Una de las cosas que más me asustaban, el modo de combate Musou, ha sido muy bien llevada para que los que nos acerquemos al juego por su vertiente Dragon Quest y no por su género no terminemos hastiados del combate. Fieles a su interés de mantener la diversión por encima de todo, las peleas, duelos y escaramuzas en Dragon Quest Heroes II vienen en dosis aptas para todos los públicos y mucha variedad para que la experiencia sea siempre grata y divertida. 

 

Lejos de vernos encasillados en un único personaje y una única forma de combate desde nuestra primera elección, el juego nos permite, por un lado, elegir la forma de combate y la 'vocación' -clase- de Lázaro y Teresa, que comienzan como guerreros pero luego podrán optar por convertirse en magos, sacerdotes, ladrones, luchadores y un amplio espectro de clases que permite el uso de varias armas y que da como resultado que podamos entrar en combate armados con dos espadas, escudo y espada, bastón de mago, varita, cayado, bastón de combate, hacha, látigo, boomerang, garras, puños desnudos, arco y un largo etcétera.

 

58cdb56d-92f4-4cc2-b3f7-47dab2217404.jpeg

 

Por otro lado, el juego nos permite cambiar de personaje en la batalla, saltando de un miembro del grupo a otro y pudiendo controlar a los tres amigos que elijamos para la batalla junto a nuestro protagonista principal, lo que hace que podamos elaborar distintas estrategias y pasar de un estilo de lucha a otro gracias a lo bien equilibrados que están los personajes con sus poderes cuerpo a cuerpo, magia y a distancia. A esto se une un uso de las habilidades en la línea de los Musou pero con unos puntos de magia que se recargan rápidamente, lo que nos permite ejecutar movimientos especiales con bastante asiduidad y hacen del combate algo realmente vivo y divertido. 

 

Por último tenemos la posibilidad de jugar online hasta cuatro amigos conectados en dos modos de juego muy diferentes. El primero, nos enfrentará a varios enemigos en las mazmorras dimensionales según vayamos encontrando mapas, y que son una excusa perfecta para conocer a otros jugadores y montar grupo. El segundo modo de juego es un auténtico caramelito: la posibilidad de pasarnos la aventura con tres amigos y superar todos los desafíos de la campaña hasta llegar al fantástico final. Un apartado este cooperativo a tener en cuenta pero que, lamentablemente, no han completado con modo de juego cooperativo local. 

 

58cdb56d-d23c-45df-8229-47dab2217404.jpeg

 

Personalidad propia

Lo que más llama la atención es el trabajo que han hecho en Omega Force por hacer de Dragon Quest Heroes II algo especial y que, lejos de ser el hijo bastardo del Musou y el ARPG se configura como la perfecta fusión de ambos universos con un buen puñado de cositas propias que le dan una personalidad muy diferente a la de sus progenitores. 

 

Por un lado tenemos el tema de las vocaciones, que sólo estarán disponibles para los dos protagonistas principales del juego y que nos permitirán cambiar de clase en cualquier momento con la limitación de que cambiar de clase significará volver a nivel uno en la nueva vocación y tener que empezar desde el principio. No obstante, es fácil volver a alcanzar el nivel que teníamos, y lo mejor es que el nivel que tuviéramos en la anterior vocación se mantiene por si queremos volver a ella. 

 

58cdb56e-bee4-47f2-a9b7-47dab2217404.jpeg

 

Otro punto interesante es la maestría en armas, un valor que va creciendo según usamos un tipo de arma y que, una vez alcanzado el nivel 5, otorga una destreza de grupo, una mejora que afecta a todos los integrantes de nuestro pequeño batallón y que debemos equipar previamente. A la subida personalizada de nivel que nos permite desbloquear diversos beneficios y poderes se une la posibilidad de comprar y vender equipamento, accesorios y orbes de defensa, así como la posibilidad de mejorar nuestros accesorios a través de un simpático menú que irá otorgando a nuestros colgantes, pendientes y anillos poderes tales como aumentos de defensa y ataque, inmunidad ante un determinado tipo de ataque elemental y algunos efectos especiales como la posibilidad de encontrar más monedas.

 

Sin embargo, lo que más me ha gustado de Dragon Quest Heroes II ha sido el sistema de tensión, una barra que aumenta hasta que podamos realizar ataques demoledores, y las monedas de monstruo, un invento más que interesante que nos anima a recolectar las monedas que los monstruos dejan caer en ocasiones al morir y que nos permite invocarlos en combate, usar sus poderes especiales e incluso convertirnos en ellos durante un corto lapso de tiempo. No sabes lo que es pelear hasta que no te has convertido en un Golem. 

 

58cdb56e-0c3c-4b9c-acd7-47dab2217404.jpeg

 

Una forma simpática de jugar al Musou

Dragon Quest heroes II es, en definitiva, una forma simpática de disfrutar del género Musou sin olvidar por el camino el carisma de los protagonistas de la saga de Enix y con momentos memorables. Las cinemáticas subtituladas a un más que correcto castellano se suman al sistema de viaje, la separación de la campaña en pequeñas misiones y a un sistema de juego muy amable que nos permite disfrutar de la esencia de Dragon Quest mietras liberamos adrenalina.

 

Pero no os engañéis, hay momentos en lo que la estrategia es más que necesaria y el género creado por la gente de Omega Force brilla con fuerza al tener que proteger a un personaje, eliminar a un enemigo en un tiempo determinado o escoltar a un séquito real por una zona plagada de trampas y emboscadas. 

 

La sensación final es que Dragon Quest Heroes II lo hace tremendamente bien. No es el juego ideal para los amantes del JRPG táctico, pero si una bonita forma de ver cómo podría evolucionar el ARPG a modos más frenéticos e igualmente divertidos. No se libra de algunos momentos algo pesados y repetitivos, con especial mención a algunas misiones secundarias, pero es algo pasajero y que junto a la interesante historia, la personalidad de la saga y los paseos por las ciudades y los mercados de los siete reinos siguen haciendo de este Dragon Quest Heroes II algo más que recomendable para aquellos que llevan 30 años disfrutando de la saga de Yuji Horii. Si a esto le unís la posibilidad de haceros el juego completo con tres amigos, la cosa mejor todavía más. 

 

¡Nos leemos!

8.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Dragon Quest regresa por onceava vez para introducirnos nuevamente en su experiencia rolesca. Esta vez, este juego estará disponible en PS4, Nintendo...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
9.8
/ 10
Valoración media de usuarios
4 votos

Género: Hack'n'slash

Distribuidor: Square Enix

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Dragon Quest Heroes II , OMEGA Force
Toukiden 3

Toukiden 3

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 PC