Análisis
DMC Devil May Cry: Definitive Edition PS4

Las circunstancias de los fanáticos, las amenazas de muerte y las ganas de provocar de los británicos acabó despistando a los desarrolladores, pero fueron capaces de crear un universo sucio y salvaje.

DMC Devil May Cry: Definitive Edition

No os voy a calentar mucho con el asunto: Dante y Vergil no están a la altura del universo plasmado por Ninja Theory. Puede que la voz del fan acabase acomplejando a los británicos y les llevase a plasmar a dos protagonistas nada consistentes con sus respectivas tramas, posiciones y habilidades. El mejor ejemplo lo tenéis al principio de la obra: Dante comienza haciendo un trío con dos tipas en su caravana y a los 10 minutos está llorando por su madre, de la que bromeó un minuto antes. Un mamón literal, vamos. El carnaval de cambios de humor del protagonista es inconsistente y absurdo: chulo y pasota ante los enemigos, blando en la soledad y pagafantas con la chica. Vergil tiene su momento al final del juego y lo echa todo por tierra, ya os lo encontraréis.

 

¿Convierte la actitud de los hijos de Sparda a DmC en un mal juego? En absoluto. Las circunstancias de los fanáticos, las amenazas de muerte y las ganas de provocar de los británicos acabó despistando a los desarrolladores, pero fueron capaces de crear un universo sucio y salvaje. Mundus vuelve, pero ahora es una suerte de magnate de las finanzas y comunicación en un mundo podrido y castigado por las grandes corporaciones. La lucha de La Orden, la organización secreta de Vergil, es la de revolucionar el planeta para acabar con el mando de Mundus. Las propias pantallas acaban siendo principales para entender el universo, teniendo algunos lances increíbles y memorables.

 

Algunas de las pantallas de DmC son una auténtica delicia. Un trabajo excelente de Ninja Theory 

 

No se juega igual que anteriores Devil May Cry: si en el pasado disponías de diferentes armas y estilos que podías cambiar en tiempo real, ahora todas el arsenal está disponible a golpe de gatillo, aumentando más si cabe la posibilidad de combo. No es que sea una opción mejor o peor que las originales, pero consigue diferenciarse y ser igualmente válida, que siendo un género como el hack'n'slash no es poco. Sí que ha cambiado el marcador de combo: ahora es más permisivo y no castiga los errores cometidos durante la partida, algo que no agradará a los fanáticos pero que seguramente ayudará a los novatos. El sistema de evolución permite dos rangos y está suficiente nivelado.

 

Se podría aprovechar más las roturas del escenario para crear situaciones más comprometidas en la partida: la línea que separa al limbo de la tierra está perfectamente representada con elementos que se rompen en la realidad, ajena a todo lo que puedan ver los humanos mientras los demonios batallan. Hablando de batallar, puede que no sea un título muy difícil. Sí que se va complicando según avanza el desarrollo, pero DmC se ha cargado el concepto de las gemas amarillas, ya que los checkpoints son excesivos y el perecer no plantea ningún tipo de castigo. Lo de siempre: disfruta de la historia en la primera partida y vuelve con tus habilidades mejoradas en niveles superiores.

 

El momento de la peluca en Definitive Edition es una dulce victoria para los fans del Dante clásico 

 

Acompaña a las batallas su buena banda sonora, también el gran trabajo de doblaje en castellano. No falta el elemento completista de todo Devil May Cry que te invita a explorar el escenario para encontrar nuevos puntos que te ayuden a completar la producción. Para la presente edición se ha añadido diferentes extras en modos de juego interesantes: uno de ellos solo te permite hacer daño cuando estás en categoría S de estilo. Si bien es cierto que llegar a dicha categoría no es tan difícil como antes, es un buen reto para los fans más acérrimos. Incluye el Palacio Sangriento y el capítulo de Vergil, que intenta explicar su floja personalidad.

 

La diferencia radical entre la presente versión y la lanzada en Xbox 360 y PlayStation 3 está en los 60fps. En su momento, Capcom aseguró que el juego iría a una velocidad que no se iba a notar la diferencia de los 30 a los 60, pero en realidad se notaba bastante. El cambio de velocidad le ha sentado estupendaamente, algo que ya pudieron catar los jugadores de PC en su momento. La pregunta del millón: Disfrutaste mucho de la obra británica entonces, te apetece volver a televisión o la discoteca, ¿vale el dinero que cuesta? Yo creo que no: lo único que se le puede echar en cara al presente juego es lo flojo que es el propio contenido en sí.

 

Puedes disfrutar de la campaña de Vergil. Más que en su historia, el control del personaje aporta elementos interesantes al juego

 

Es un grandísimo videojuego, una obra muy notable, pero separar DmC y Devil May Cry 4 para venderlos a 40 euros por barba me parece exagerado, y más si no incluye ningún elemento para los jugadores que ya disfrutamos de uno y otro juego en su momento (la cuarta parte sumará a Virgil, pero sigue sin justificar ese dinero que pide). Lo recomendaría a los jugadores que no lo jugaron en su momento y que quieren jugarlo en su máximo esplendor hoy y no tengas otra opción que acudir a la versión de PlayStation 4 y Xbox One, pero eso no lo hace peor producción.

 

Si en Osaka hubiesen querido hacer un pack competente habría sumado los tres juegos originales en HD del pack de la generación pasada, la cuarta y la presente entrega. Entonces, creo, ni siquiera habría sido descabellado venderlo a precio completo. Hablando de lo que nos ocupa, destacar que ni siquiera empeora la experiencia saber que no es mejor que el Devil May Cry original, la tercera o su cuarte parte. Se hizo con una visión diferente de la franquicia en mente y es lo que se hizo, en todos los sentidos. Acabó siendo acomplejada por sus desarrolladores en los protagonistas, pero es capaz de contar cosas y tratar temas que otros títulos ni barajan en sus desarrollos. Merece respeto el trabajo de Ninja Theory, seas o no acérrimo de la serie.

 

(Análisis de la versión original para Xbox 360 y PlayStation 3 de DmC: Devil May Cry)

7
/ 10
17 de Marzo de 2015 a las 07:00 por Toni Piedrabuena
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a DMC Devil May Cry: Definitive Edition? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
1
Comentarios
Comentar
    • No es mal juego para nada, muy buen hackslash de esos, a mi me gustaria mucho una segunda parte, pero me da que no la veremos...
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Bayonetta Bayonetta
Informate de todas las novedades de Bayonetta para x360, videos, imagenes y mucho mas.
Bayonetta 2 Bayonetta 2
Bayonetta 2 nace como una gran exclusiva de Wii U, que no sólo nos trae la nueva aventura con novedades sino que incluye completamente grati...
DmC Devil May Cry DmC Devil May Cry
La polémica del cambio de manos de la saga y del cambio radical en el diseño de Dante, el cazador de demonios del videojuego por exce...
Información
¿Tu nota? 5
7.3
/ 10
Valoración media de usuarios
3 votos

Género: Hack'n'slash

Distribuidor: Capcom

Pegi: +16

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de DMC Devil May Cry: Definitive Edition, Ninja Theory

Hellblade

Lanzamiento: 2015

PS4

DmC Devil May Cry

Lanzamiento: Ya a la venta

PS3 X360 PC

Comunidad
Participa en el foro de DMC Devil May Cry: Definitive Edition y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego
Sigue a Mundogamers en