Análisis
Disaster Report 4 SWITCH

Sobrevive al desastre

Disaster Report 4

Disaster Report 4: Summer Memories llega finalmente a las tiendas occidentales en Nintendo Switch y PS4. Tras un desarrollo acidentado que comenzó en 2011 para PS3 y tuvo que frenarse por un desastre natural en el país nipón, el juego vería la luz finalmente en PS4 en 2018 en Japón. Esto le ha pasado factura a algunos de sus elementos con una serie de problemas solventes que, sin embargo, oscurecen en parte todo lo bueno que hace Granzella en su videojuego. 

 

 

Describe tu destino

Disaster Report 4 hace uso de las viejas heramientas conversacionales para dar forma a tu personaje y a cómo éste se enfrentará al desastre. Ya desde el principio el juego acude al jugador para ir creando la trama, originando en el usuario el estado mental propicio para lo que el juego propone. Así, escucharemos varias sentencias en boca de un hombre y una mujer y deberemos elegir aquella que mejor se adapte a nuestra forma de ser. ¿Qué harías en caso de desastre natural? ¿Ayudarías a los demás? ¿Irías a lo tuyo? ¿Disfrutarías la emoción de la experiencia? ¿Te derrumbarías? Disaster Report 4 te invita a predecir lo que sucederá y luego te enfrenta a estas elecciones a través de tus decisiones y acciones en el juego. 

 

Esta regla conversacional se configura como el núcleo duro del primer tramo, y se alarga al resto del juego a través de las conversaciones con otros personajes. Disaster Report 4 busca la sensación de terapia, como si empezaras en el despacho de un psicólogo y luego, poco a poco, fueras entrando en la acción. Así se rompe el ritmo de juego en sus primeros compases de forma intermitente con preguntas que luego, una vez configurado el personaje, se introducen de forma natural en la interacción con el resto de supervivientes. 

 

 

Interacciones personales

Con esto sobre la mesa, Disaster Report 4 se demuestra más centrado en las interacciones personales que en la acción de la supervivencia. Si esperáis un sandbox de acción o un mundo abierto de supervivencia como pudo ser I Am Alive podéis olvidarlo. Lo nuevo de Granzella se desarrolla como una obra de actos cortos y escenarios limitados en los que debemos llevar a cabo las acciones correctas para avanzar. Esto se configura a través de puzzles no explicados en los que la atención al resto de personajes y sus necesidades es la que abre nuevos caminos para continuar la aventura. 

 

No obstante esto no significa que estemos viviendo un script rígido o un pasillo del terror plagado de sustos desastrosos. Disaster Report 4 funciona a la perfección en lo que corresponde a estas relaciones interpersonales y cómo podemos manejarlas a base de decisiones, aciones y omisiones que van configurando nuestro camino en el desastre mientras las cosas van empeorando a nuestro alrededor con incendios, apagones, lluvias torrenciales y más. Granzella consigue plasmar la naturaleza humana en todas sus variantes en una coreografía que va radicalizándose según el desastre avanza. El miedo y la confusión va dando lugar a las más bajas pasiones como la lujuria o la avaricia, a la vez que demuestra las partes más brillantes del ser humano como la generosidad y el heroismo. 

 

 

La edad pasa factura

Lamentablemente la edad del juego y su planteamiento para una consola de la anterior generación se nota en una puesta en escena que no acaba de sacarle todo el jugo a la versión probada en PS4. En algunos momentos tiene un aspecto más que digno, mientras que en otros parece que estemos ante un remaster de PS3. Un problema menor que se entiernde en este tipo de productos pero que se une a un control espeso y un petardeo que incluye bajadas de FPS en los momentos más importantes ante la caída de un edificio o el inicio de un incendio. 

 

¿Es posible que el control espeso sea queriendo para aumentar la tensión del juego? Apuesto por ello, pero lo que es más difícil de defender es una localización al inglés con un nivel que se aleja totalmente de lo que estamos acostumbrados en juegos sin subtítulos en español. Un inglés que se hace cuesta arriba en un juego que pone casi todos los huevos en la cesta de la descripción y la conversación. Un diccionario cercano no os vendrá mal, sobre todo si queréis aproverchar lo que mejor hace Disaster Report 4 y que hace que sea más que interesante para el público deseoso de nuevas experiencias. 

 

 

Evaluación civil

Disaster Report 4: Summer Memories es un juego muy japonés no falto de atractivo que, sin embargo, no convencerá a todo el público por igual. Sus momentos brillantes requieren de un esfuerzo consciente por parte del jugador para apreciarlos, por lo que no es recomendable al 100% a pesar de que sigue contando con muchos de los elementos que han hecho buena a la saga. Es un juego duro, diferente, que sin duda agradará a quien busque otro tipo de experiencias dentro del catálogo de PS4. Si te gustan los juegos 'raros' y echas de menos los tiempos de PS2 con títulos de todo tipo y obras que se salen de la norma, es más que posible que Disaster Report 4 se convierta en uno de tus favoritos. Si por el contrario eres de los que dan importancia a la jugabilidad y el elemento visual espectacular en los videojuegos, no creo que Disaster Report 4 esté hecho para ti. 

 

¡Nos leemos!

7

/ 10

1
Comentarios
Comentar
    • Me llamo mucho la atención cuando lo vi en la Switch, me baje la demo pero aun no lo pruebo. Aunque me llama mucho la atención por lo que dices. No tenia ni idea de que era una saga o algo así.
      Me recuerda mucho un anime llamado Tokio: Magnitude 10 o algo así, muy recomendable que creo que calza con lo descrito aquí.
      Me gusta mucho que no tenga estética anime o el típico prota con ropas salidas de un circo. Me gusta que todo parezca realista.
      Me animare a probar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
1
/ 10
Valoración media de usuarios
8 votos

Género: Supervivencia

Distribuidor: Bandai Namco Games

Pegi: