Análisis
Destiny El Rey de los Poseídos PS4

Bungie ha solucionado los problemas de Destiny, ¿pero es ya demasiado tarde?

Destiny El Rey de los Poseídos

Es complicado defender a Destiny y a Bungie. Aunque su juego me gusta mucho y me sirve para pasar el rato una hora como mínimo casi a diario, entiendo que no todo el mundo quiere pagar obligatoriamente por las expansiones que han hecho del juego algo completo, pues de lanzamiento no se puede decir que lo estuviera y puesto que Bungie ha tardado mucho tiempo en corregir sus propias meteduras de patas y sus prisas para lanzarlo en 2013. 

 

Partiendo de ahí – aunque sé que muchos no vais a ir más allá de esos hechos porque los consideráis imperdonables – tomaos este análisis como la opinión de alguien que ha disfrutado anteriormente con Destiny, especialmente a partir de La Casa de los Lobos, la segunda expansión, y que ha decidido seguir dándole otra oportunidad al estudio y no se arrepiente ni un solo momento de haberlo hecho. Resulta que El Rey de los Poseídos es un pack de contenido fabuloso, entretenido, con muchas ideas que transforman el juego que ya conocíamos y que ha solucionado las principales pegas del mismo. 

 

 

La primera pega importante que se ha solucionado es la repetición de escenarios. Destiny El Rey de los Poseídos explora bastantes entornos nuevos, abre nuevos caminos en otros ya conocidos y transforma la manera en la que nos relacionamos con los que siguen igual. No es lo mismo repetir por enésima vez el asalto de la Mente en Venus que hacerlo si ahora hay una nueva mente intentando mecanizar el planeta y la batalla para vencerla es un puzle en el que metes disparos de por medio.

 

Del mismo modo, hacer exploraciones por cada planeta, en los entornos ya conocidos, buscando jefes concretos que aparecen solo tras cazar a ciertos enemigos u obtener nuevas recompensas en el Acorazado, que tiene una exploración completamente diferente a las que ya hemos visto en los otros planetas. La nave espacial de Oryx es el nuevo escenario principal, donde sucede el 90% de la nueva campaña, aunque el contenido posterior a la historia luego se expande más, y tampoco pasa nada porque lo haga. 

 

En esta ocasión sí hay bastantes cosas una vez terminas las nuevas misiones de la expansión, o mejor dicho, estas son solo el principio y sirven para abrir el camino a los nuevos asaltos, la nueva raid y las nuevas aventuras que te encasquetan los comerciantes y jefecillos que hay en la Torre. Si hasta el momento estos últimos habían resultado completamente inútiles y desaprovechados, ahora tienen bastante presencia en todo momento y dependes bastante de lo que te pidan o manden. Y se agradece bastante.

 

 

Otro cambio importante incide sobre las armas y las piezas de equipo. Si estabas encariñado con el Predestinador, la Visión de Confluencia o el Mitoclasta, estás jodido, porque todas las armas, exóticas o legendarias, del Año Uno ahora son prácticamente inútiles una vez alcanzas cierto nivel y una mundana arma verde o azul del Año Dos será más potente. Lo mismo pasa con cascos, guantes, petos, botas y accesorios de clase, que junto con el Espectro, ahora tienen valores defensivos y hasta perks propios. 

 

Este cambio, que puede resultar molesto dado lo complicado que era conseguir ciertas armas, es bastnate bienvenido en realidad. Una vez más, tenemos que ir cambiando y mejorando armas, algo que considero lo mejor de Destiny, y probar en innumerables ocasiones y situaciones cada combinación para saber qué se ajusta más a nuestros gustos. Yo, que soy de pistola y rifle, ahora mismo ando jugando bien feliz con un rifle de pulsos y una escopeta. Oh, y con una espada, el nuevo tipo de arma pesada que tanto está petándolo en el Crisol. Normal: están chetadísimas. 

 

Si a esto sumamos que los niveles de luz ahora son un indicador de tu poder bruto, tanto de ataque como de defensa, y que la experiencia sirve para subir del nivel 1 al nivel 40, y no como antes, que solo llegabas al nivel 20 y entonces tenías que hacer mandangas muy raras y costosas para avanzar en el juego; entonces, entenderéis por qué digo a menudo que Destiny es otro juego tras la actualización 2.0 y tras El Rey de los Poseídos.

 

Los veteranos ya estamos hechos al nuevo sistema porque nos entrenamos duros con el anterior, pero estos dos cambios en la experiencia y los niveles de luz están pensados para atraer a los novatos o a los que dejaron el juego al llegar al nivel 20. Y sinceramente, creo que funciona bien. Me he creado un nuevo personaje para probar cómo avanza el juego con estos nuevos sistemas y va todo tan bien que en menos que canta un gallo me he puesto a nivel 28 con dos amigos que han vuelto al juego y con mi nueva hechicera.

 

 

Supongo que esto era algo que Bungie quería hacer bien, que el nuevo jugador se sintiera más acogido y se enterara mejor de la historia y de cómo mejora su personaje, a la vez que el veterano se adapta rápidamente a algo que funciona mucho mejor y es más cómodo. Tonterías como canjear los contratos en el menú y no tener que ir a hacerlo a la Torre, poder verlos cuando sacas el Espectro o tener más espacios en el Depósito para todas esas armas que ya no te sirven también son bienvenidas.

 

Posiblemente, los más novicios no entiendan el formato de las nuevas listas diarias de asaltos o el uso que se le puede dar a los Distintivos de Leyenda para transferir el poder de un arma a otra a costa de eliminar una de ellas o para comprar nuevo equipo, pero eso funciona poco a poco. Los veteranos hemos pillado todo esto de golpe y hemos comprobado cómo Bungie ha dado un bonito vuelco a la manera de gestionar el equipo en otro sentido.

 

Si al hacer inútiles los elementos del pasado nos obligan a usar nuevas cosas, al hacer posible mejorar estas y tener un equipo propio de verdad que hemos seleccionado y en el que hemos invertido tiempo y recursos para que esté a la altura han conseguido que armas y piezas de equipo legendarias y exóticas por igual tengan más valor que nunca. Y tranquilos, que los objetos exóticos que ya tuvieras desbloqueadas pueden recomprarse en muchos casos con el valor más alto de ataque o defensa, no hay por qué obtenerlos de nuevo a partir de loot.

 

 

Para cerrar, huelga añadir que jugar Destiny con dos amigos más sigue siendo la mejor manera de hacerlo, no solo porque te diviertes y te implicas más, sino porque los Poseídos, el nuevo tipo de enemigo, y los nuevos jefes requieren de más colaboración entre los miembros de una misma patrulla. Bungie es suficientemente buen estudio como para conseguir que la comunicación no verbal de pegar un tiro o tirar una granada sea suficiente con desconocidos, pero si puedes conversar, siempre será mejor.

 

Así que, colegas, si abandonásteis Destiny pero aún os pica la curiosidad de lo que os podíais haber perdido, este es el momento. Podéis vender el juego antiguo y comprar el nuevo con el disco y las tres expansiones por código (esto es muy risas, porque te va a tocar bajar 17GB nada meter el juego en la consola) o comprar las expansiones por separado.

 

Os prometo que esta vez Destiny es una experiencia realmente satisfactoria, tanto en lo jugable – que esto lo era ya porque es el mejor FPS a nivel de sensaciones en mucho tiempo – como en su historia, que esta vez existe; como en sus desafíos a largo plazo, pues se repite menos y, si lo hace, la recompensa suele ser mejor; como en la gestión de sus bondades, que antes estaban desaprovechadísimas. Sí, hay que pasar por caja de nuevo, y eso es una jodienda enorme, pero si acabáis enganchados, como me pasó a mi, la verdad es que el precio renta debido a la gran cantidad de horas que le vais a echar y a que todas ellas saben a gloria.

 

Caray, si ya me sabían bien en el pasado cuando el juego estaba a medias, imaginad ahora. No todo el mundo será tan tontaina como yo con esto ni tendrá la misma capacidad para perdonar los errores y las tonterías de Bungie en estos dos últimos años, pero parece que los de Seattle han aprendido la lección. Esperemos que no la caguen con la siguiente expansión o con Destiny 2, lo que llegue antes.

9
/ 10
22 de Septiembre de 2015 a las 17:27 por Bruno Louviers
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Destiny El Rey de los Poseídos? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Destiny Destiny
El Viajero, esa esfera que parece haberse parado sobre la Tierra es el gran misterio que ha frenado la expansión de la humanidad por el univ...
The Division The Division
Tom Clancy's The Division es ni más ni menos que el shooter MMO de Ubisoft. Una experiencia de acción y supervivencia en un mundo abierto y persiste...
Titanfall Titanfall
Lo nuevo de los creadores de Call of Duty 4: Modern Warfare tras separarse de Activision es un nuevo shooter exclusivo para Microsoft, que ofrece &...
Información
¿Tu nota? 5
7
/ 10
Valoración media de usuarios
4 votos

Género: Acción en primera persona (FPS)

Distribuidor: Activision

Pegi: +16

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Destiny El Rey de los Poseídos, Bungie

Destiny

Lanzamiento: Ya a la venta

X360 PS3 PS4 XOne

Comunidad
Participa en el foro de Destiny El Rey de los Poseídos y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego
Sigue a Mundogamers en
Encuesta
¿Con qué dispositivo de Realidad Virtual te quedas?
  • Oculus Rift
  • HTC Vive
  • PlayStation VR
  • Otro
  • ¡Ninguno!
Ver resultados de la encuesta
?
Más encuestas