mundogamers
    • Análisis
    • Darkstalkers Resurrection
    • 7.0
    • /
    • 10
  • PS3
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 7

        •  (1 votos)
  • Antesala clásica

    para una más que clara resurrección

Darkstalkers es una obra difícil de catalogar a día de hoy. El tiempo no ha pasado nada mal para ella, pero la falta de ports decentes en la generación de 32 bits la llevaron a ser prácticamente una desconocida con personajes muy queridos. Los que tuvieron el placer de conocer las andanzas pseudo-folclóricas de Capcom en los recreativos tendrán más a mano un concepto que responde más a una urgencia de la desarrolladora de Osaka por alejarse de un Street Fighter que se estaba fagocitando a sí mismo que a un impulso creativo en sus oficinas.

 

No obstante, la franquicia respondió francamente bien en salones con tres entregas en CPS2 y un par de reediciones que equilibraban y añadían algunas novedades que le sentaban francamente bien. Para la ocasión y rememorando el regreso de Morrigan y compañía, nos encontramos con la segunda y tercera parte, francamente bien diferenciadas y con mejores intenciones para llevar el juego al siglo XXI y a la competición on-line como nunca antes había podido usarla.

 

¿Funciona bien? Hemos jugado en la versión de PlayStation 3 y las primeras impresiones son buenas, pero es difícil asegurar que seguirá a la altura dentro de dos o tres meses. Ojalá así sea. Las funciones y modalidades habituales de Capcom en juegos de la presente índole y sin excesivas diferencias: los problemas de Street Fighter IV y sus pocos modos para competir en línea contra otros jugadores no son un problema aquí. De hecho, tras las críticas de Marvel VS Capcom Origins, han añadido algunos modos nuevos para compensar y además han bajado el precio de los juegos tras el descalabro a nuestra cartera con JoJo's Bizarre Adventure HD.

 

Morrigan y Felicia son más conocidas por sus apariciones en crossovers de Capcom que por su propio juego

 

Los filtros han dado un buen resultado al final, puedes intercambiarlos hasta encontrar el que se adapte a tus gustos, pero no podemos decir lo mismo de las nuevas ilustraciones que ilustran el plantel de selección: los nuevos artes de UDON no están mal, pero quedan un poco pegote encima de las que ya conocíamos. Una vez comienza el juego nos olvidamos de ello: todo está tal y cómo lo recordábamos en todos los sentidos. Más allá de los meros añadidos extra, que cuentan con tutoriales y algunas pruebas que ya conocíamos de otros títulos de lucha de Capcom, el contenido interesante acaba siendo los dos juegos que se dan cita en el pack.

 

Darkstalkers Revenge (o Vampire Hunter) sale en 1995, un año después del primer capítulo de la serie. Reune los doce personajes originales y añade a Lei Lei y Donovan, los cazadores que dan nombre al juego. Cambiaron varios elementos jugables del primero y dieron un lavado de cara a los escenarios y personajes, aprovechando la virtuosa placa que acogía el legendario videojuego de Capcom: CPS-2. La siguiente entrega también variaría en mucho las mecánicas y se convertiría en uno de los fightings más queridos en Japón a mediados de los noventa y probablemente en lo más jugado por los fans de la lucha firmada por los Funamizu y Okamoto hasta la llegada de Alpha 3 o Third Strike a finales de dicha década.

 

Donovan no aparece en Darkstalkers 3, pero es uno de los personajes más interesantes del segundo capítulo

 

Vampire Savior (o Darkstalkers 3) es un juego que representa una de las mejores épocas de la firma japonesa. Fue lanzado en 1997 y añadió cuatro personajes nuevos que son, probablemente, los más interesantes del propio plantel: junto a Bulleta y Q-Bee, una suerte de Caperucita Roja pasada de rosca y una abeja antropomórfica, respectivamente, aparecen Lilith y Jedah, dos personajes muy inspirados e interesantes. Lilith es una parte del alma de Morrigan, y es pura fan-service loli para el fan de la súcubo; Jedah es uno de los diseños más brillantes que nos legó Capcom, una especie de representación de la muerte muy a la japonesa (podría contaros muchas cosas de Belial y el Makai, pero alargaríamos la reseña de forma innecesaria: mejor le echáis un vistazo en la demostración).

 

Podría haber incluido el primer juego para ser un pack redondo y quizás podría haber costado hasta más barato, pero nadie duda que el contenido es sencillamente imprescindible para cualquier fan del fighting clásico. El tiempo le ha respetado y hoy es disfrutable al 100%. Resurrection tiene todos los números para ser la antesala de algo grande con la franquicia vampírica de Capcom.

    • Acerca de Toni Piedrabuena
    • Estudiante de periodismo. Redactor, locutor, perico y community manager random de MundoGamers. Co-dirije El Club Vintage y Arcadia Gamers. Apasionado de los fighting games, cosas niponudas, el extinto helado Winner Taco y No me pises que llevo chanclas.  Lea sus bocachancladas en Twitter: @TonichanPiedra

  • Toni Piedrabuena
7.0
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema

La opinión de...
Colaboradores
La araña de los videojuegos

Adrián Suárez Mouriño "Mugen"

 

El 20 de febrero presenciamos la presentación de lo nuevo de Sony y las reacciones al respecto han sido muy variadas...


Leer más