Análisis
Coffee Talk PC

Sírveme un café y escucha mi historia.

Coffee Talk

La interacción del jugador es un elemento inherente a los videojuegos, al menos cuando pensamos en ellos. De un modo u otro nosotros interferimos en sus engranajes, poniéndonos en la piel de un personaje, emulandolo, realizando acciones por él, explorando sus mundos… es lo que diferencia a este medio de otros, por descontado. 


Sin embargo, en ocasiones podemos encontrarnos con obras mucho más pasivas, apartando a un lado la figura del jugador, que se convierte casi en un mero espectador. Esto ocurre en ciertas porciones de algunas obras (por ejemplo, cuando las secuencias cinemáticas son el motor elegido para dar forma a la narración) o de forma directa en su planteamiento. Coffee Talk es uno de estos títulos, donde el papel del jugador se reserva a ciertas interacciones muy concretas y donde el protagonismo radica directamente en la historia, los diálogos y su lectura. 

 

 


Está cerca de lo que podríamos denominar una novela visual, ya que esa interacción de la que antes hablaba, en ocasiones, se limita a la pulsación de un sólo botón que hace avanzar las secuencias de los diálogos (y ni siquiera es imprescindible hacerlo). Pero todo cambia cuando el personaje que interpreta el jugador debe ser consecuente y realizar el trabajo esperado: ser barista de una extraña cafetería que sólo abre por las noches


También es curioso su mundo, que nos traslada hasta una Tierra habitada por diferentes razas además de los humanos. Elfos, súcubos y todo tipo de criaturas que conviven en nuestro planeta y que, por consiguiente, son potenciales clientes de la cafetería. En Coffee Talk importa lo que nos cuentan mientras se toman la bebida que nosotros preparamos. Son esos los únicos momentos en que podemos entender a esta obra como un videojuego tradicional, pues debemos mezclar los ingredientes para dar forma al líquido solicitado. También entrará en juego nuestro desempeño natural como barista, ya que los clientes habituales pueden pedirnos que quieren tomar “lo mismo de siempre” y debemos recordarlo si no queremos quedar mal. 

 


Pero lo importante seguirán siendo los diálogos y las vivencias de nuestros clientes, tanto habituales como efímeros, pues todos ocultamos muchas historias, vivencias y preocupaciones debajo de nuestra máscara de ciudadanos. Nadie es uno más, todos somos alguien. Y Coffee Talk lo remarca, desde la primera clienta que acude todas las noches a inspirarse para escribir su novela hasta la pareja que discute abiertamente y de la que es imposible permanecer ajeno, hasta policías o criaturas con mucho interesante de lo que empaparse. 


Coffee Talk no es como The Red Strings Club, un videojuego que a muchos os habrá venido a la cabeza. En el trabajo de Deconstructeam la realización de cócteles y bebidas era mucho más activo y presente en la experiencia, sirviendo como catalizador de las conversaciones y sucesos. Realizamos mezclas para potenciar algunos rasgos de la personalidad y llevarnos a las personas al terreno deseado, pero en Coffee Talk siempre permanecemos muy ajenos. Si alguien nos pide un café con leche nosotros se lo servimos porque para eso estamos, pero ya está

 


Nuestra presencia tras la barra es importante y todos los personajes nos tienen en cuenta, trasladando muy bien la sensación de misterio, pues nunca nos vemos a nosotros mismos. Estamos interpretando a un personaje que bien podríamos ser nosotros mismos, o no, aunque importa poco cuando descubrimos que en realidad no podemos influir en las conversaciones o diálogos. Tampoco podemos tomar decisiones, como decía, siendo una experiencia mucho más pasiva. 


Esto ha de tenerse en cuenta para aquellos que tiran más de lo interactivo que de lo pasivo del mundo de los videojuegos, pues además Coffee Talk tampoco destaca por tener una gran historia o aportar algo nuevo. De hecho, lo interesante radica en sus personajes, en comprobar cómo sus vidas van evolucionando y cómo todos tienen algo que aportar a la nuestra, aunque sea cada ciertos días cuando quieren tomarse un café en nuestra extraña cafetería nocturna. 

 

El juego está completamente en inglés, tenedlo en cuenta


Coffee Talk, aunque quizás sea fácil decirlo, es un videojuego ideal para disfrutar mientras te tomas un café. Relajado, sabiendo que en realidad estás detrás de la barra y no tienes que salvar a nadie, ni asaltar ninguna mazmorra, ni acertar todos los tiros del cargador de tu arma para poder triunfar. Coffee Talk te pone en la piel de un barista en un curioso mundo que merece la pena conocer, pero eso es todo

7

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
The Red Strings Club The Red Strings Club
The Red Strings Club, desarrollado por Deconstructeam y editado por Devolver Digital para PC, es una aventura narrativa en la que un barman que trabaj...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Aventura Narrativa (Walking Simulator)

Distribuidor: Toge Productions

Pegi: