Análisis
Blue Reflection PC

Una bailarina con espada

Blue Reflection

De pequeña era bastante otaku. Adoraba las series como Sailor Moon, Sakura: Cazadora de Cartas, Wedding Peach… ¡incluso me vi DoReMi! Las series de Magical Girls me gustaban. A veces resultaban algo insulsas, pero al final te lanzaban un mensaje de superación y amistad. Era algo bonito. Con el tiempo, sin embargo, me he vuelto algo más exigente, y me doy más cuenta de cuán insulsa puede resultar una serie, por mucho que vuelva a enviarte ese típico mensaje. En el caso de Blue Reflection, me parece que se queda mucho más en lo insulso que en el mensaje bonito.

 

El próximo día 29 de septiembre sale a la venta en Europa esta historia de Koei Tecmo y Gust Studio. El diseño de personajes ha estado a cargo de Mel Kishida, que está detrás de trabajos como Gakusei Shoujo, Kamisama no Memochou y el diseño de Atelier, entre otros. Pero volvamos al juego que hoy nos ocupa.  Su nombre largo (o japo, según se mire) es Blue Reflection: Sword of the Girl Who Dances in Illusions, algo que ya nos resume bastante de qué va la cosa. Ya salió en Japón el pasado mes de marzo para PlayStation 4 y Ps Vita, se nos vendió como algo muy prometedor… y a mí, sin embargo, me ha sabido más bien a poco.

 

59ca40eb-4f1c-4734-87db-3919b2217404

Leyendo un manga mientras juegas

Son muchos los títulos japoneses que recogen la esencia del manga a la perfección. Títulos con los que interactuas lo justo para hacer que avance la historia, así en realidad parece que, más que jugar, estás leyendo un manga. Algunos incluso consiguen que sientas que estás viviéndolo de verdad, y te metes de lleno en la historia. Gust Studio es de esas compañías, ahora absorbida por Koei Tecmo, que sabe perfectamente cómo contar una historia, como ya hemos podido comprobar con Atelier. Su estilo narrativo, bastante tradicional, nos ha dado títulos muy únicos que demuestran que los diálogos no tienen por qué ser tan dinámicos para llamar la atención. Blue Reflection, sin embargo, no es uno de ellos.

 

En este juego se nos cuenta la historia de Hinako Shirai, una joven tímida con tendencia a la depresión. Por supuesto, ésta está justificada. La joven Hinako era una bailarina muy conocida en su antigua escuela, y un año antes de los acontecimientos sucedidos en el juego, formó parte de una competición medianamente importante. Sin embargo, no pudo completar la que podría ser la entrada a su futuro prometedor debido a una lesión en la pierna. Así, tuvo que olvidarse de bailar.

 

Los japoneses tienen una fuerte cultura del éxito y el fracaso. Para ellos, avanzar en su carrera es algo primordial, ya que desde pequeños se les presiona mucho. De ahí que haya tantos casos de suicidio cuando las cosas no salen como querían. A Hinako, la idea del suicidio es algo que ha llegado a rondarle la cabeza, y eso hace que nos choque bastante: estamos ante una historia de Magical Girls donde la protagonista no es una alegre y descerebrada muchacha, sino una niña triste e inestable que simplemente se deja llevar por otras con más carisma. Y creo que con esa misma idea podemos resumir todo el juego. Pero, esperad, que todavía no os he hablado de la parte de las Magical Girls.

 

Hinako llega a una nueva escuela en la que se topa con antiguas conocidas y conoce a nuevas y peculiares… amigas. Al principio todo parece normal, una simple vida en la escuela. Sin embargo, cuando una antigua compañera empieza a reírse como una desquiciada (esto es literal), Hinako es trasladada a un mundo nuevo, extraño y onírico. En él, se transforma para combatir a unas oscuras criaturas, y descubre varias cosas la mar de sorprendentes: Ahora es rubia, tiene un ojo de cada color y… ¡la pierna ya no le duele! Es entonces cuando conocemos nuestro cometido (bueno, después de unas cuantas conversaciones vacías más): Somos un Reflector, y nuestro deber es proteger los sentimientos de las personas para evitar que unos bichejos muy feos (demonios, sí) se hagan con el poder. El objetivo final será enfrentarnos con el más grande de todos ellos, pero ya sabéis que no me gusta adelantaros demasiado la historia. Es mejor que la descubráis vosotros solos, así tenéis algo interesante que hacer en el juego.

 

59ca40e2-44d8-424b-8ba4-374eb2217404

La lentitud en Blue Reflection es algo que a los más impacientes puede llegar a desesperar

Lo que os acabo de contar sucede en el primer capítulo del juego. Un capítulo en el que, como mucho, le habremos dado a la X. Muchas veces. Y es que eso es prácticamente lo que haremos la mayor parte del tiempo. Nos tocará ir leyendo los diálogos, algunos más interesantes que otros, hasta poder liarnos a tortas… para lo que también tendremos que darle a la X. Al final, el ritmo del juego deja mucho que desear incluso para un género como éste.

 

Generalmente, las historias que mezclan la vida escolar con un mundo alternativo y/o el trabajo de una súper heroína consiguen llamar la atención, consiguen complementar perfectamente un universo con el otro. En este, sin embargo, la vida en la escuela es sólo un paréntesis, a veces demasiado largo, en el que no hay muchas cosas que puedan llegar a sorprendernos. Supongo que también influye la actitud de nuestra protagonista, que no consigue liderar la historia, sino ser empujada a través de ella.

 

Nos debería quedar el consuelo de que los combates fuesen entretenidos, ¿verdad? Bueno, yo soy amante de los combates por turnos y debo confesar que con éste he llegado a aburrirme bastante. No sólo porque me haya parecido poco dinámico, que, en fin, es algo más o menos lógico en un combate por turnos. Sino porque me ha recordado más bien al típico combate de Pokémon: luchamos, pero sin tocarnos. Me resulta divertido que la protagonista use una espada para atacar a sus enemigos, pero ni siquiera se acerque. No sé, es algo que esperas en Final Fantasy VI, pero no en un juego así en pleno 2017.

 

59ca40e9-a0c8-4b25-91d1-374eb2217404 

La parte más curiosa: las relaciones con los demás

Como buen anime-like, Blue Reflection tiene su propio opening. Debo decir que es una de las mejores cosas que tiene el juego. En esta cabecera podremos ver a una gran cantidad de estudiantes de nuestra escuela, hasta tal punto que te desbordas y piensas: dios, ¿para qué tanta gente? Con el tiempo te darás cuenta de lo útil que es conocer a tantas chicas en el juego… Aunque igual eso queda un poco feo.

 

Conforme vayas conociendo a Hinako, verás que no es precisamente una estrella de las relaciones personales. Más bien es una estrellada. De repente está tímida y tranquila y te sorprende soltando una bordería horrible. Por supuesto, no puedes elegir sus respuestas prácticamente nunca, si bien puedes elegir qué hará por la noche (si darse un baño o dormirse) para que al día siguiente esté de mejor humor. Por otro lado, nada te indica en qué ha influido tu decisión.

 

Pero volvamos a las relaciones. Hinako tendrá dos amigas principales con las que comparte el secreto de los poderes mágicos. Bueno, el secreto dura siendo secreto un par de capítulos. Pronto verás a un montón de gente con el mismo anillo mágico que tienes tú, aunque el resto no son Reflectors… creo. ¿Entonces por qué tienen que conocer nuestro súper secreto? Porque, y aquí es dónde introducimos el utilitarismo, tener amigas significará tener apoyo en los combates. Con el típico sistema de Support, verás que al final sí que le tienes que dar importancia a la amistad… aunque sea de la forma más superficial posible.

 

59ca40e0-63f8-4b7d-8857-374eb2217404 

El diseño de personajes: bien; el diseño del entorno: mal

Está claro que aquí lo que más prima es que estemos ante personajes femeninos bonitos y peculiares. Cada chica que vemos es única, a su manera (bueno, no, hay dos que...), cada una tiene su diseño bien cuidado. Vale que durante la escuela todas visten con el mismo uniforme, pero el traje de Magical Girl… bueno, de Reflector es una preciosidad. Ahí sí tengo que darle la razón: Blue Reflection es visualmente bonito… aunque resulta poco práctico.

 

Hay algo que quiero comentar porque me parece muy… ¿divertido? Y es la física de las tetas. Sí, me he fijado en las tetas. ¡Como para no fijarse! La verdad es que de vez en cuando tenemos un plano muy gratuito de un escote o incluso del culo de alguna alumna en bañador, Hinako incluida. A veces, Blue Reflection da picos donde los gráficos bajan mucho, pero por suerte las tetas de Hinako, especialmente cuando está “transformada”, se quedan intactas. Bueno, intactas… Digamos que siguen botando a la perfección.

 

Todo el mimo parece haberse centrado en los personajes (en las tetas, recordad). Cuando hablamos de los escenarios que los rodean, parece que estemos cambiando de juego. La escuela parece más bien un hospital en según qué momentos, todo es demasiado igual. El otro mundo, sin embargo, es aparentemente hermoso. Cuando somos un Reflector, nos encontramos en un ambiente increíble que parece muy bien diseñado. Puedes perderte un buen rato mirando a tu alrededor, contemplando el paisaje y los pequeños detalles: una señal de tráfico en medio de un hermoso jardín, una máquina de bebidas en un frondoso bosque de colores extraños… No obstante, cuando te centras en lo que tienes a tus pies, todo cambia. No, no es que el suelo esté mal hecho, es que el mapa es siempre el mismo. Y cuando atraviesas siete portales haciendo el mismo recorrido, ya te da bastante igual que lo que haya a tu alrededor sea un cuadro de Dalí.

 

59ca40e5-e23c-4cd0-a57d-3919b2217404.png

Demos el golpe final

Blue Reflection es un juego que, evidentemente, encontrará su nicho también en Occidente. Seguro que hay amantes del género que consigan verle atractivo. A mí, sin embargo, a pesar de llamarme la atención estéticamente y con un apartado sonoro bastante notable, no ha conseguido cautivarme. Hinako no es un buen personaje protagonista, y al final el jugador se contagia de esa actitud de dejarse llevar que tan poco encaja. Sí, hay un crecimiento en la personalidad de nuestra bailarina, pero es un proceso demasiado lento y que acaba revirtiéndose cada dos por tres. La historia no es tan bonita como parecía, aunque lo intenta; y los personajes carismáticos que realmente pueden llegar a encantarte quedan muy en segundo plano. El juego tiene altibajos demasiado marcados, y al final parece que tira más a lo bajo que a lo alto. Por supuesto, y como siempre os digo, ésta es mi opinión. Y estoy deseando leer la vuestra.

6.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7
/ 10
Valoración media de usuarios
2 votos

Género: Aventura

Distribuidor: Koei Tecmo

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Blue Reflection, Gust Co