Análisis
Bleeding Edge XONE

Un MOBA más que interesante con la jugabilidad de Ninja Theory

Bleeding Edge

Bleeding Edge ya es una realidad en Xbox One y PC desde la pasada semana. Con un punto de vista muy fresco y gratis de lanzamiento en las distintas versiones de la suscripción de pago Xbox Game Pass, lo nuevo de Ninja Theory se siente bien a los mandos. Mejor incluso de lo que cabía esperar en un título desarrollado por un pequeño grupo de miembros del estudio, que ahora se encuentra centrado en su inmensa mayoría en el desarrollo de otras obras. 

-Análisis realizado gracias a un código cedido por Xbox España-

 

Las competiciones de aumentados

Bleeding Edge enmarca su acción en un coliseo futurista dividido en varios escenarios en los que los aumentados, gladiadores del mañana, se enfrentan en grupos a diversos juegos a muerte. Todo vale por la reputación y las mejoras con las que seguir evolucionando sus poderes. Una justificación como otra cualquiera para poner sobre el tablero a ocho personajes en un PvP 4v4 en el que la velocidad y la cooperación son claves para triunfar. 

 

Lo nuevo de los padres de Heavenly Sword, Hellblade y Enslaved: Odyssey to the West entra de lleno en el territorio MOBA con una puesta en escena que recuerda a Overwatch en su acción trepidante y su diseño, pero huye del hero shooter en lo que corresponde a las reglas, mecánicas y jugabilidad. Bleeding Edge lleva al cuerpo a cuerpo gran parte de lo que le hace intenso con la necesidad de personajes de apoyo y un alto componente de trabajo en equipo que hace que, si bien un miembro pueda marcar la diferencia, sea imposible vencer en solitario.

 

 

De Johnny Mnemonic a Mad Max

El elenco de personajes de Bleeding Edge es bastante completito, aunque se nota que aún le queda mucho por crecer en futuras expansiones. Influencias de Mad Max, Blade Runner y The Running Man se dan la mano con el delfín del Johnny Mnemonic de William Gibson para dar como resultado un grupo dispar de seres atrofiados y tremendamente carismáticos, cada uno con sus propias habilidades, puntos fuertes y debilidades en combate. 

 

Se ofrecen así tres clases generales: asesino, apoyo y tanque, en las que cada miembro tiene una jugabilidad y unas mecánicas muy diferentes, lo que hace que no baste en controlar una clase para triunfar. Así, dentro de la clase asesino se encuentran por ejemplo Daemon y Cass. El primero un ninja agil y letal con su hoja, especialista en golpear rápido y desaparecer. La segunda una mortal asesina capaz de alejarse a grandes saltos tras causar daños masivos con sus patadas y armas arrojadizas. Lo mismo sucede entre Makutu, El Bastardo y Buttercup en la clase tanque o Miko, Zero Cool y Kulev en la clase de apoyo. Cada personaje tiene un control muy diferente al resto, y te llevará un tiempo aprender a manejarlos como toca para prestar toda la ayuda posible a tu equipo. 

 

 

De los padres de dmc

Bleeding Edge respira acción por los cuatro costados con una agilidad y un frenetismo que se sienten muy frescos en un género cerrado como es el MOBA. Se nota el trabajo previo de Ninja Theory en Devil May Cry y Enslaved tanto a nivel de diseños como en la trepidante jugabilidad de cada batalla. Saltos, doble saltos, plataformas de despegue, combos, contras, esquivas, movimientos especiales... En este sentido cada enfrentamiento dentro de la partida depende en muchos casos no sólo del trabajo de equipo, sino también de la habilidad del jugador y su manejo del personaje y clase en cuestión. 

 

En el cara a cara no nos limitaremos a golpear impunemente o disparar los cañones de Gizmo y Zero Cool, sino que tenemos un buen puñado de herramientas, habilidades y movimientos para salir airosos de la pelea. Dentro de los movimientos generales podemos realizar esquivas con el gatillo derecho que nos servirán para evitar los combos enemigos y sus ataques especiales. Con el mismo gatillo, enfocando al enemigo y sin movernos, podemos romper su ataque con un bloqueo bien sincronizado que nos permitirá contraatacar con toda la furia acumulada. A esto se unen las habilidades básicas de cada personaje -tres movimientos de ataque o apoyo que se desencadenan con Rb, Y y B- y una habilidad especial a elegir que se va rellenando según combatimos y que puede cambiar las tormas del combate ya sea causando grandes daños o fortaleciendo al equipo. Si todo falla, siempre podemos sacar nuestro aeropatín y salir por patas de la zona de peligro.

 

 

Modos de juego

Un elementos que se queda corto, a la espera de que se amplién los contenidos, son los modos de juego. Sólo dos, muy divertidos, eso sí, que funcionan bien aunque con diferencias en los resultados de uno a otro. En primer lugar está el clásico rey de la colina en el que tendremos que dominar ciertos puntos de control para conseguir puntos para nuestro equipo. Un modo que funciona y permite algunas estrategias alocadas, aunque tiende a terminar siendo una batalla campal en el punto central del mapa.

 

El otro modo, Células de Energía, funciona bastante mejor. Consta de dos fases. En la primera, tenemos que conseguir una serie de células de energía desparramadas por el mapa, ya sea rompiendo sus contenedores o arrebatándosela al enemigo. En la segunda fase debemos llevar esas células a un punto prefijado y almacenarlas antes de que el enemigo nos ataque. Es un modo de juego que funciona especialmente bien gracias a los elementos en pantalla y el diseño de escenarios, que cumple mejor aquí que en el modo puntos de control.

 

 

Diseño y escenarios

Siendo como soy muy poco fan del género MOBA, Bleeding Edge ha conseguido engancharme con un diseño de personajes y una puesta en escena que se aleja bastante de juegos como Smite o el rey LoL. La sensación que da es bastante buena al jugador no experimentado en el género, con un tutorial muy completo que no sólo sirve para entender las reglas del juego, sino también para controlar un sistema de combate que es su mejor baza de cara a la jugabilidad. 

 

Esto se complementa con unos escenarios y un diseño artístico que entran por los ojos, una banda sonora que acompaña a cada momento de la acción y unos elementos móviles dentro del escenario que nos obligan a estar atentos a cualquier amenaza. Bleeding Edge consigue sentirse en ocasiones como un Jet Set Radio o un Sunset Overdrive gracias a su agilidad y lo happy de sus escenarios, una puesta en escena que también sabe a la SEGA de cambio de milenio y que son un acierto a la hora de presentar su propuesta de juego. 

 

 

Cargando...

En definitiva, Bleeding Edge funciona bien, incluso mejor de lo esperado, para el usuario medio con ganas de probar algo nuevo. Si te va el género sin duda te gustará, y si no, es más que recomendale que lo pruebes gracias a su presencia de lanzamiento en Xbox Game Pass. Sí, se nota que le faltan modos de juegos y que aún tiene que crecer, pero si te animas a jugar con tus amigos vas a descubrir algo muy intenso que, mientras te dedicas a probar personajes y mejorar a tus favoritos, te va a tener liado varias tardes.

 

La única pega real que le encuentro, más allá de la escasez de modos de juegos, es el apetito que me despierta. Unas ganas locas de ver el universo Bleeding Edge convertido en juego de mundo abierto o beat'em up por áreas alo vieja escuela. El diseño es tan bueno, su personalidad tan top y la jugabilidad tan ágil que hace que soñemos con ver esto convertido en un videojuego más tradicional, tremendamente disfrutable, con su campaña y demás.

 

¡Nos leemos! 

7.5

/ 10

2
Comentarios
Comentar
    • Rafa Saludos esperando que estés bien de salud ,2 cosas ya sabía que tu estabas a cargo del análisis(No lo tomes a mal pero ya se te toca la marca Xbox) y me parece que tratas obviar demasiado sus defectos y falta de contenido la pregunta es aquí todos tus análisis terminan es parte del Xbox Game Pass así que ha disfrutarlo mi pregunta pagarías 40 0 60 euros por cada uno los juegos que salen en Xbox Game Pass? Creo que la calidad de los juegos en una media de 7 y este si tuvieras que pagar por el serían 6 . Me parece que estamos olvidándonos de la analisar de verdad la calidad del juego solo por que lo juego gratis .
En respuesta al comentario anterior:
    • Curioso. Cada vez que hablo de Xbox apareces a meter la puntilla, pero cuando hablo de juegos exclusivos de Sony o Nintendo brillas por tu ausencia. La verdad, empiezas a ser bastante cansino con el tema, querido amigo. Mi consejo es que lo superes: acepta que Microsoft existe, que Xbox existe, y que eso no le resta calidad a Sony ni a tu Playstation.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Overwatch Overwatch
Blizzard nos pone frente a un juego de acción cooperativa situada en un futuro lejano. Deberemos encarnar a uno de los héroes y, junt...
League of Legends League of Legends
Informate de todas las novedades de League of Legends para pc, videos, imagenes y mucho mas.
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Acción en primera persona (FPS)

Distribuidor: Microsoft

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Bleeding Edge, Ninja Theory