Análisis
Assassin's Creed Odyssey PS4

La Odisea según Ubisoft

Assassin's Creed Odyssey

Mucho ha llovido desde que Patrice Désilets lanzara al mercado el primer Assassin's Creed. Once años han pasado en los que la mezcla de ese rollo cultural francés del parkour aprendido en Prince of Persia con un estilo de combate muy de peli de acción marcaran un antes y un después en los juegos de aventuras. En este periodo, más de una década, la saga ha decaido, se ha desinflado, ha renacido y ha vuelto más fuerte que nunca con algunos títulos muy a tener en cuenta como Assassin's Creed 2, Assassin's Creed Syndicate y Assassin's Creed III: Black Flag, con atención al renacer en forma de Assassin's Creed Origins del que ahora toma el relevo el que para mí es el mejor episodio hasta la fecha: Assassin's Creed Odyssey.

 

Cuéntame, Musa, la historia de la mujer de muchos senderos,
que anduvo errante muy mucho después de Cefalonia sus pies hoyar;
vió muchas ciudades de hombres y conoció su talante,
y dolores sufrió sin cuento en tierra y mar
tratando de asegurar la vida y el retorno de sus compañeros.
Diosa, hija de Zeus, también a nosotros,
cuéntanos algún pasaje de estos sucesos

 

 

Bienvenidos a la Odisea

Assassin's Creed Odyssey nos sitúa en el año 431 a.C, en plena guerra del Peloponeso entre las polis griegas de Esparta y Atenas. La historia nos pone en la piel de Alexios o Kassandra, aunque a partir de ahora hablaré en femenino ya que Kassandra es el personaje que he elegido. Tras una breve introducción en la que vemos a Nikolaos, padre de ambos hermanos, enfrentándose a los atenienses en el monte Tartaglio, la cámara avanza en el tiempo y nos pone en la piel de Kassandra, una misthios -mercenaria-, que trabaja para el hombre que la salvó de las orillas de una playa de niña, Marko, un truhán que debe dinero a un peligroso delincuente conocido como el Cíclope.

 

Tras un prólogo en la isla de Cefalonia que sirve de tutorial de varias horas, Kassandra es contratada para matar a El Lobo, un poderoso general espartano que resulta ser en verdad el padre de la chica, Nikolaos. Armada con una nave de guerra y en compañía de su compañero Barnabás, capitán del navío, Kassandra va a enfrentarse con Nikolaos, cuya cruel historia de separación se nos cuenta en un flashback que demuestra que esta nueva historia poco o nada va a tener que ver con anteriores entregas de la saga y que toma un camino propio. 

 

 

Vive tu Odisea

Una vez a cargo de nuestra nave, se abren una gran cantidad de opciones en las que tenemos, por un lado, la historia principal y, por otro, numerosas actividades secundarias y subhistorias que podemos vivir creando a nuestro alrededor un núcleo familiar en la más pura tradición de la grecia clásica del periodo previo a la Pentecontecia. Junto a esto, tenemos una historia retorcida y maravillosa, digna de Sófocles, en la que no faltan las familias disfuncionales, las pasiones, el amor, el odio y los hijos abandonados. En este sentido, Assassin's Creed Odyssey es digno a su título y ofrece la posibilidad de rolear en el juego tomando distintas decisiones que nos permitirán atacar, negociar o incluso ligar con los personajes cambiando pequeños elementos de la historia y decidiendo quién vive y quién muere en esta relectura de la Odisea a la que no le faltan elementos de Edipo Rey, Elektra y la Hilíada junto a personajes históricos como Heródoto, Aspasia, Leónidas, Artajerjes e Hipócrates, entre otros. 

 

La sensación de estar viviendo tu propia historia, o la de Kassandra o Alexios, consigue sintonizar muy bien con el estilo adquirido por la saga en Assassin's Creed Origins convirtiendo los diálogos en algo más orgánico y necesario según se va desplegando la aventura. Unos diálogos que, una vez más y a pesar de venir correctamente doblados al castellano, ganan especial fuerza en el uso de actores de la misma procedencia en el caso del doblaje original en inglés, un imprescendible para los más puristas con unas voces acompañadas de expresiones, gestos y lenguaje corporal que ayuda a entrar de lleno en la historia. 

 

Finalmente tenemos la posibilidad en todo momento de colaborar con los atenienses o los espertanos en su guerra particular desequilibrando la balanza de poder de una región y luego pasando a la Conquista, donde deberemos defender una oposición o atacarla para rendir la región al bando elegido. Teniendo en cuenta la longitud del mapa de Assassin's Creed Odyssey y cómo este se divide en regiones, zonas y provincias, sólo este elemento es suficiente para tenernos entretenidos muchas tardes, si bien no es necesario cumplirlo y queda a la libertad del jugador.  

 

 

Inspiración RPG

Assassin's Creed ha sabido crecer, evolucionar, cambiar y, en este Assassin's Creed Odyssey, dejar a un lado lo que ya estaba obsoleto y profundizar en nuevas mecánicas y elementos que lo distancian de sus orígenes y de ese círculo vicioso en que cayó la saga durante algunos años. Lo primero a destacar, junto a los diálogos y la conquista, es el alto componente RPG que hace que, como ya vimos en The Division, Fallout 4 o The Witcher 3, algunas misiones y enemigos estén fuera de nuestro alcance hasta que no alcancemos un determinado nivel. Una decisión interesante que nos invita a explorar determinadas submisiones antes de encarar otras secundarias más pligrosas, pero que no afecta a la historia principal, que está pensada para que vayamos subiendo de nivel según avanzamos en la historia sin necesidad de grindear -ni pagar- para continuar el arco argumental principal. 

 

Dentro de esta inspiración de RPG entran también las armas y el equipo de nuestro odiseo particular. Por un lado, la obtención de estas armas y equipo se ha controlado más en Assassin's Creed Odyssey que en Origins, donde era fácil terminar cansados de obtener tantas armas y equipos a poco que camináramos con Bayek. Ahora, si queremos un buen arsenal y unas buenas piezas de armadura, tendremos que enfrentarnos a enemigos poderosos, cumplir distintas misiones, obtener grabados que funcionan como runas mejorando el equipo y explorar determinados lugares. Por lo demás, se mantiene el estilo de Origins en lo que corresponde a la mejora y subida de nivel de las armas para no tener que desprendernos de nuestras favoritas, junto a un menú de mejoras del barco y la posibilidad de contar con la ayuda de lugartenientes que nos den beneficios en ataque y defensa.

 

Vuelve a aparecer también el árbol de habilidades con un punto extra según subimos de nivel y la posibilidad de desbloquear algunas habilidades de forma automática según avanzamos en la aventura. En este sentido, se nota más el factor RPG con habilidades activas que utilizamos en el campo de batalla al más puro estilo Diablo accediendo a la rueda de habilidades y entre las que se incluyen el disparo con arco a cámara lenta, la curación, o la famosa patada espartana. 

 

 

Otra forma de enfocar el juego

Como decía, Assassin's Creed ha sabido crecer y se ha quitado de encima algunos de los estigmas de su fórmula antigua. Se nota -y agradece- la ausencia de puzzles en forma de parkour, pasando el movimiento libre a ser tan sólo una forma de desplazamiento y no una mecánica insertada a la fuerza. Algo parecido podemos decir del combate y el sigilo, más orgánicos y viscerales, huyendo de la espectacularidad tan de principios de milenio para dar como resultado dos experiencias dentro del juego que resultan más fluidas y que nos invitan a huir y elegir la forma de enfrentarnos a los enemigos. A la vez, nos obliga a apurar nuestras habilidades de combate como jugadores con el uso del bloqueo y la esquiva, que usados en el momento correcto ralentizan el tiempo y sirven de contraataque especialmente necesario contra mercenarios caza recompensas, bestias salvajes y enemigos especialmente poderosos. 

 

Más puntos positivos gana Assassin's Creed Odyssey con la desaparición de los coleccionables pasadísimos de moda, incluyendo, eso sí, una suerte de tablillas que nos dan pistas de donde conseguir tesoros fabulosos y multitud de rincones en los que podemos investigar en busca de unos dracmas o materiales de construcción. A este se le une un nuevo Modo Exploración, que podemos activar o desactivar a nuestro antojo, y que recuerda al primer Assassin's Creed al prescindir del localizador automático de misión y obligarnos a seguir las indicaciones de los PNJs acerca de región, localidad y zona para encontrar nuestros objetivos con la ayuda del halcón de turno, Íkaro. 

 

 

Un Assassin's Creed new age

Con todo lo dicho, Assassin's Creed Odyssey se muestra como un nuevo episodio que poco o nada tiene que ver con su saga, en el que han sabido evolucionar todos sus elementos y al que la suma de sus puntos fuertes colocan en la cúspide de la pirámide que han sido todos sus lanzamientos. Gran parte de este logro se debe al minucioso trabajo de documentación y recreación histórica que han realizado en Ubisoft, y que unido a un escenario impecable y una representación artística excepcional hacen de esta nueva entrega todo un espectáculo para la vista. En la versión analizada, en Xbox One X en una tele 4K UHD HDR, visitar los distintos parajes de Assassin's Creed Odyssey es una delicia, perdiéndonos entre los rayos de la luna que se filtran a través de las ramas de los robles en los bosques, disfrutando con cada detalle de los templos y las ciudades, o contemplando el buen hacer de los griegos del siglo V a.C. 

 

Al brillante trabajo audiovisual y la recreación histórica se une una Kassandra que es, de por sí, todo un hallazgo, y que aunque comparte líneas e historia con Alexios, destaca como una nueva Xena del siglo XXI gracias a un papel femenino al que estamos muy poco acostumbrados. Sumadle una jugabilidad muy fluida, la posibilidad de elegir entre dedicarnos a la conquista, a la aventura principal, a las sumbisiones o al modo Discovery Tour, y tenemos un gran Assassin's con el que Ubisoft parece querer despedirse de esta generación antes de su regreso en PS5, PC y Xbox Scarlett.

 

 

El Juicio de los Dioses

Assassin's Creed Odyssey es la demostración de cómo debe evolucionar una saga, y de cómo de algo grande puede surgir algo mucho mayor. El trabajo de Ubisoft a nivel visual, de recreación y de argumento es sobresaliente, y a éste hay que unir un personaje femenino que es canelita en rama tras el buen hacer, magistral, de las pioneras Aveline y Evie Frye. Mecánicas más intensas, la desaparición de los viejos errores de la fómula tradicional y la inclusión de elementos RPG, diálogos, la familia y la libertad absoluta de encarar nuestra odisea a nuestro gusto, hacen que nos encontremos ante el mejor Assassin's Creed hasta la fecha. 

 

Añadid a esto el modo Discovery Tour, el modo conquista, la posibilidad de centrar nuestra vida como una auténtica misthios cumpliendo misiones por todo el Helade, enfrentarnos a los mercenarios cazadores de recompensas para hacernos un nombre, o, por supuesto, luchar en la arena, y os haréis una idea de lo grande y sobresaliente que es una propuesta a la que hay que juzgar en justicia teniendo en cuenta todas sus virtudes y opciones. En resumen, Assassin's Creed Odyssey ha sido una grata sorpresa, una opción genial con la que revivir las viejas clases de latín y griego en el insti y de compartir mi pasión por esa época con mi hija gracias al modo Discovery. Bien por Ubi y por una remontada mitológica, nunca mejor dicho.

 

¡Nos leemos!

9

/ 10

Análisis de los usuarios

¿Has jugado a Assassin's Creed Odyssey? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
6
Comentarios
Comentar
    • Rafa buen analisis. Despues de la basura que se le ha echado a este juego ya era hora que alguien contara la verdad. un saludo
    • Entre a GAME algo reticente y escéptico pues yo era de los que pensaba que era un refrito de la anterior entrega pero, Origins me gustó y pensé: "bueno este será más y mejor..." y no solo me esta encantando sino que además a los mandos me parece un juego refrescante pese a la similitud entre interfaces. Un AC más que recomendad y que junto al nuevo Forza harán que la espera por RDR2 se haga más ligera...

      P.D: Tardaré la vida en pasarme este AC, la cantidad de contenido y el tamaño del mapa es hasta abusivo.
    • Hola Rafa! Buen análisis! Espero q nuestros amigos del francés no nos hayan hecho un griego con la compra de este juego, if you know what I mean ;)
En respuesta al comentario anterior:
    • Completamente de acuerdo con el análisis. Están lloviendo clavos sobre este juego inmerecidamente. Jason y los Argonautas estarían orgullosos de esta odisea Spartana. Recomiendo desde la humildad, dejar de lado los prejuicios para adentraros con Kassandra o Alexios mas allá del angosto desfiladero de las Termópilas, descubriendo las maravillas de la antigua Grecia. Vais por buen camino Ubisoft os falta el valor de querer revolucionar en vez de complacer.

      Un saludo, cuidaros
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Assassin's Creed Origins Assassin's Creed Origins
Ubisoft prepara un nuevo título para la franquicia Assassin's Creed en el que, según los rumores que lo rodean, podría ubicase en el antiguo Egipto...
Assassin's Creed Chronicles: India Assassin's Creed Chronicles: India
Continúan las aventuras de los asesinos con la nueva saga Assassin's Creed Chronicles, que esta vez nos lleva hasta la India. Assassin's Creed Chroni...
Assassin's Creed Chronicles: China Assassin's Creed Chronicles: China
Continúan las entregas de la saga basada en la guerra entre templarios y asesinos con una nueva serie llamada Chronicles. En ella encarnarem...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
9.6
/ 10
Valoración media de usuarios
5 votos

Género: Acción/Aventura

Saga: Assassin's Creed

Distribuidor: Ubisoft

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Assassin's Creed Odyssey, Ubisoft
Juegos de la misma saga
Comunidad
Participa en el foro de Assassin's Creed Odyssey y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego