Análisis
Aliens Colonial Marines PC

Una decepción indigna de su nombre

Aliens Colonial Marines

Es probablemente una de las mayores decepciones que he jugado y analizado a los mandos de la presente generación. Randy Pitchford, en los créditos finales, agradece a Ridley Scott y James Cameron el haber creado el universo y asegura haber recibido material por parte de ambos que ha ayudado a la realización del juego. Me cuesta creer que alguno de los directores sepan qué tenían intención de contar los tejanos de Gearbox en la presente obra, ya que de haberlo sabido probablemente habrían echado el freno.

 

El planteamiento de Colonial Marines es de una factura lamentable y empeora según encaramos su desenlace: uno de los puntos fuertes del tramo final, de hecho, decepcionará a jugadores no familiarizados con el universo y sacará de quicio a los que sí conocen los sucesos de la franquicia hasta el comienzo del tercer film. Un giro de los acontecimientos tan penoso, decepcionante y poco imaginativo que cuesta de creer que alguien dentro del estudio haya visto alguna de las películas que conforman la filmografía de la criatura de Giger.

 

4fd2494f-a7e8-4c73-a54b-6771b2217404

Las imágenes que nos dejan mostraros están lejos de la calidad expuesta en PlayStation 3 

 

No querría que pensarais que lo malo radica únicamente en lo insultante e insulso que llega a ser en lo que se basa, nada más lejos de la realidad: el planteamiento técnico, sonoro y jugable es tan pobre que nos sorprende que se haya permitido tomar una licencia tan importante como Alien. Es impensable crear con tan mala idea y mala gana un videojuego basado en algo que se presta de forma tan fácil a ser jugado, pero es que Gearbox ha metido la pata en casi cualquier apartado reseñable. Y los problemas no son por haberlo jugado en PlayStation 3, que es el caso: ni el mejor de los PCs arreglaría el conjunto lamentable que acontece aquí. 

 

Campaña aburrida y predecible hasta la vergüenza. El único momento que goza de algo de interés toma el pelo a los seguidores con un xenomorfo ciego que únicamente se guía por el sonido: ¿Bajo qué premisa e interés podría existir semejante criatura? De hecho, ni siquiera vuelve a salir tras su única aparición. Todo lo demás, hordas de bichos a las que responder con un control mediocre que lejos de ayudarnos nos dificultará aún más la tarea. Las armas responden de forma extraña y las ventajas que obtenemos para mejorarlas son confusas y poco ilustrativas. Nos dan puntos de experiencia y subimos de nivel según conseguimos acabar ciertos desafíos, niveles y avanzamos en el multijugador.

 

4fd24951-d808-4a7c-bbca-6771b2217404

O'Neal, otro personaje lamentable en una historia ídem

 

Aunque vamos acompañados de otros personajes durante prácticamente toda la campaña, nuestros aliados únicamente sirven para llevar adelante la surrealista historia. Rara vez disparan, y aunque disparen, no importa: la gran mayoría de enemigos, como si tuvieses un imán, te acechan y atacan sin descanso mientras pasan olímpicamente de cualquier otra 'amenaza' que aparezca en el escenario. Hay que tener valor para crear un videojuego con uno de los seres más populares de la historia del audiovisual y acabas metiendo a humanos tan vulgares y llanos que podrían haber aparecido en cualquier juego de tercera división, nunca lo habría imaginado en la producción de un estudio reputado como el presente.

 

Las cargas, camufladas 'hábilmente' en puertas que tardan varios segundos en abrirse, son habituales durante todo el ejercicio, y los errores gráficos y técnicos acaban siendo una constante tan molesta que acabas aceptándola como normal dentro del propio desarrollo. La falta de animaciones es tan alarmantemente baja que los ataques de nuestros enemigos, a corta o larga distancia, únicamente tienen una variable, por lo que una vez lo has visto las has visto todas. ¿Habría costado ser un poco más imaginativo? Ya os digo que no, pero esa falta de originalidad y esa desidia en la puesta en escena de la obra es constante durante todo la partida.

 

Colonial Marines necesita un parche de forma urgente que acabe con algunos errores gráficos dignos del principio de la década pasada. El protagonista puede acercarse tanto a otros personajes que llegaremos a verlos desde tan cerca que parecerán gigantes. Eso no impedirá que los atravesemos, o que si estamos encima de alguna superficie y recibimos el ataque de algún enemigo volemos por el mapeado. Los cadáveres desaparecen rápidamente del escenario y los que no desaparecen acaban conformando cómicas escenas con otros elementos del paisaje. El efecto de las explosiones y fuego es vergonzante para 2013, de lo peorcito de la generación.

 

4fd2494f-8db8-4750-a03b-6771b2217404

La misma animación para el Facehugger una y otra vez 

 

Aunque doblado al castellano, por cierto, también podemos sacar puntos negativos del simple sonido: la sincronización labial brilla por su ausencia y todo el doblaje parece que pretenda demostrar que es un doblaje cutre de videojuegos antes que un trabajo con actores serios. Y es una lástima: cuenta con personalidades conocidas, siendo Nuria Trifol la más popular del elenco. Interpreta a Bella, un intento de Vasquez muy venida a menos; el personaje más forzado de la campaña, una auténtica tontería predecible desde el primer segundo. Los efectos de sonido, surrealistas, lejos del trabajo inmaculado que hizo Rebellion en el debut de Aliens VS Predator en PC, que contó con la colaboración de la Twenty Century Fox y acabó dando un empaque inolvidable a ese punto. No ha sido el caso aquí, claro.

 

¿Qué salvar de la obra de Gearbox? Poca cosa: el on-line tiene varios modos y nos permite ponernos a los mandos de los xenomorfos. Entre ellos hay algunos divertidos, como uno en el que debemos hacer diferentes misiones entre varios jugadores, unos controlando a humanos y otros a los monstruos impidiendo llegar a su objetivo: el que logra cumplirla en menos tiempo acaba ganando. El juego por equipos también funciona decentemente, y la aventura principal en compañía ayuda a aguantar semejante despropósito. En todo caso, nada que no ofrezcan opciones más asequibles y de indudable calidad en el mercado de PlayStation 3, Xbox 360 y PC.

 

4fd24950-4b00-458d-aaf6-6771b2217404

Probablemente, el peor combate con la Reina Alien de la historia. Ni siquiera es así

 

Es difícil hacer peor un videojuego basado en Aliens, y más todavía hacer un shooter que involucre a los marines coloniales, unos personajes con los que se podría crear una buena aventura sin demasiados dolores de cabeza. Colonial Marines es algo tan prescindible, predecible, aburrido, irritante y vulgar que no vale la pena que os siga aburriendo con mis palabras. No está a la altura del nombre que tiene, y no creo que resulte interesante a ningún fan o persona ajena a su universo. Estamos ante un FPS a todas luces insuficiente que ha destrozado a cualquier expectativa negativa que rondase en mi cabeza.

4

/ 10

5
Comentarios
Comentar
    • No se si me da más miedo el juego o los aliens, acabo de leer la crítica y me lo alquile para el fin de semana, estoy aterrado de jugarle...
    • Me quedo helado, con las ganas que tenia de echarle el guante despues de la decepcion de AvP.
      Vaya decepcion.

      Aunque como fan de Alien (y casi todo que sea ciencia ficcion) lo probare cuando este muyyy baratillo.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Alien Isolation Alien Isolation
Tras varios intentos fallidos con la licencia de Alien, The Creative Assembly nos propone algo muy similar a la idea original del film de Ridley Sc...
Battleborn Battleborn
Battleborn es la nueva obra de los creadores de Borderlands 2 y la primera para la nueva generación, y pretende ser un shooter de hér...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
4.2
/ 10
Valoración media de usuarios
19 votos

Género: Acción en primera persona (FPS)

Distribuidor: Sega

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Aliens Colonial Marines, Gearbox Software